Kirby: El Pincel del Poder - DS

Kirby: El Pincel del Poder

Juego para Nintendo DS
Análisis crítico de Kirby: El Pincel del Poder, un juego épico de Plataformas de HAL Laboratory. Por José Carlos Fernández Jurado, auténtico experto en Kirby

    Kirby: El Pincel del Poder ? Análisis para Nintendo DS

    por el Pertenece a la saga de juegos KirbyClasificación global: #182 Clasificación en Nintendo DS: #22Juego de Plataformas
  • Introducción
    Vuelve el personaje más versátil de Nintendo (después del omnipotente Mario), y con su visita a DS vamos a encontrar otro de esos títulos que destacan por su originalidad y cuyo manejo con la pantalla táctil los hace únicos.

    Lejos de sus plataformas habituales, de las carreras o del pinball, Kirby viene con una mezcla de todos esos géneros; Dreamland ha sido atacado por una extraña bruja, armada con un misterioso pincel, y todos los mundos se han convertido en cuadros. Nuestro valiente héroe intenta detenerla, pero es convertido ¡¡en una pelota!!

    Armados con el pincel mágico, nosotros tendremos que ayudar y guiar a Kirby para derrotar a la bruja, adentrándonos en el misterioso mundo de los cuadros.
    ¿Estará Kirby a la altura del reto? ¿Y de su segundo reto, su estreno en DS?
  • Entretenimiento y duración
    9
    Un juego que esconde decenas de horas para los completistas. Lástima de la falta de multijugador.
    Completar los 8 mundos (7 más el final) del juego no nos llevará demasiado; unas 4-5 horas bastarán para derrotar a la bruja. ¿Un juego corto? Nada más lejos de la realidad; exprimir a fondo el juego nos llevará más de 25 horas.

    Para conseguir el 100% hay que recolectar 250 medallas, que se consiguen de distintas formas:

    - A lo largo de la aventura principal: en una de las 3 fases del mundo se ocultan 3 medallas; eso sí, algunas están bien escondidas, o necesitaremos llegar hasta ellas con una habilidad particular (obtenida en esa misma fase, aquí no podemos llevarnos habilidades de una fase a otra) o habiendo activado uno de los 3 interruptores ocultos. Encontrarlas todas nos llevará buenas dosis de paciencia y habilidad, y eso que esta vez tenemos un mapa. Eso sí, sólo representan un 25% del total.

    - Jugando con otros personajes; desbloqueables mediante medallas encontramos a Waddle Dee (es como Kirby), a King Dede (y su martillo), a Waddle Doo (y su rayo eléctrico) y a? Metaknight (con su fiel espada) . Cada uno incluye estadísticas propias (como resistencia o velocidad), y tendremos que completar otra vez el juego con cada uno de ellos para desbloquearlo todo.

    - Jugando en modo ?Retos Iris? : se incluyen dos modos alternativos para jugar; ?Reto Reloj? , el típico contrarreloj y ?Reto Tintero? , en el que tendremos una determinada cantidad de tinta para pasar una pantalla. En ambos modos repetiremos algún trozo de cada una de las fases, y podremos conseguir hasta 3 monedas según mejoremos las marcas preestablecidas. Además, también se incluyen retos totalmente nuevos (desbloqueables mediante las propias medallas). Aquí hay también un montón de horas (y medallas) de juego.

    - Jugando en minijuegos: Los enemigos finales lucharán con nosotros en divertidos minijuegos, que luego serán desbloqueables; conseguir batir sus records nos aportará más medallas.

    Y es que estas medallas, además de disparar las horas de juego son la base para todos los extras desbloqueables; nuevos personajes, retos, ayudas, tipos de línea para pintar, música?

    El único punto negro que le encontramos al juego es la falta de modo multijugador, y ni siquiera se han añadido minijuegos cooperativos o con posibilidad de vs.
  • Control y opciones de juego
    9
    Una vez acostumbrados al control, el manejo de Kirby es casi perfecto y muy divertido.
    Olvídate de botones y cruceta. Todo el juego se maneja con el stylus, y el resultado es realmente bueno.

    Para empezar, cuando tocamos a Kirby, este se mueve y da un acelerón. Es ideal para eliminar a los enemigos cercanos, pero tenemos que controlar las distancias bien, porque si acabamos cerca pero sin tocar al enemigo nos exponemos a un golpe seguro. Si queremos evitar este riesgo, lo mejor es tocar a los enemigos con el stylus y dejarlos atontados, y así Kirby podrá dar buena cuenta de ellos con sólo tocarlos.

    Y ahora, la auténtica gracia del juego: el pincel mágico y los caminos que este crea. Si pintamos una línea horizontal (más o menos recta, con pendientes o ?loopings?), Kirby la seguirá, y cogerá velocidad en las bajadas y giros. Esta es nuestra mayor y mejor arma, y nos permite explorar los escenarios a voluntad, subir a Kirby a sitios altos y salvarlo de los peligros (barrancos, lava, pinchos?). Y su física como pelota es bastante buena, aunque nos llevará algunos intentos dominarlo completamente.

    Por otra parte, también tendremos que utilizarlo para detener al personaje y cambiar su dirección de avance (basta una línea horizontal) o para protegerlo de disparos enemigos y/o de otros enemigos que no podremos atontar.

    La línea del pincel mágico (de color arco-iris) sólo dura unos segundos, y además hay que tener cuidado de no dibujar demasiada cantidad, ya que tendremos un medidor que nos indica el máximo, y que se irá recargando poco a poco (más lento en el aire y más rápido en el suelo). El límite es la base del juego, ya que sin él seríamos casi inmortales.

    Con estas premisas tan sencillas se ha construido un juego terriblemente adictivo, con multitud de escenarios para poner a prueba nuestra imaginación y destreza: desde la exploración hasta los puzzles, las persecuciones de ?scroll? o las plataformas clásicas, todo tiene cabida con esta nueva mecánica. También hay efectos especiales en ciertas partes del escenario (como el agua, dónde Kirby flota) o trozos ?especiales? donde no podremos utilizar el pincel y tendremos que devanarnos los sesos. Genial.
  • Creatividad e innovación
    9
    Sin llegar a cambios radicales, se ha sabido innovar sin perder el sabor clásico.
    Al ver el juego por primera vez, uno podría pensar que estamos ante otra vuelca de tuerca sobre el concepto del ?Yoshi Story?: dibujar caminos y atontar a los rivales; nos equivocaríamos de pleno. Además de proponer un concepto de juego distinto y un scroll totalmente libre, Kirby sale airoso donde Yoshi fallaba: en el planteamiento de las fases. Aquí todo sigue la estructura normal de un juego de Kirby, 3 pantallas (divididas en 3 subpantallas) en cada mundo, un nivel de dificultad creciente y monstruos contra los que luchar.

    Y es que, pese al rotundo cambio que ha sufrido la jugabilidad y manejo de Kirby, los chicos de Hall Labs. han sabido mantener el espíritu de la serie y encajarlos a la perfección con la mecánica del título.

    La mayor parte de los enemigos del juego son viejos conocidos de la saga, cuyos poderes podremos seguir copiando al tocarlos (previamente aturdidos). A las archiconocidas transformaciones en piedra, fuego, chispa o rueda se añade la de ?globo?, que nos permite aumentar de tamaño; al mismo tiempo, los efectos de muchas de ellas cambian para adecuarse mejor a la forma de bola de Kirby.
    Eso sí, se han tenido que sacrificar algunas habilidades clásicas de la saga, como la espada o el paraguas (¿quizá porque Kirby ya no tiene manos?), que tampoco aportarían demasiado.

    Por otra parte, el cambio más sonoro viene por los jefes finales; tendremos 3 jefes (cada uno 2 rondas) y más que ?luchar? con ellos tendremos que competir en minijuegos para derrotarlos; así, para dar cuenta de ellos tendremos que ganarles en una carrera (en la que comeremos para acelerar), competir en un duelo de pintar o jugar en una especie de ?Arkanoid?, lanzando a Kirby para que destruya bloques. Genial.
    Eso sí, al final del juego si tendremos el típico ?Final Boss? y un enfrentamiento apoteósico.

    Por último, comentar lo acertado de la estética del juego; tomando como fuente de inspiración de las fases los distintos cuadros (de movimientos renacentistas, impresionistas o postmodernos), los diseñadores artísticos del juego han sabido ?cambiar? los clásicos escenarios de Kirby pero con sutileza.
  • Gráficos, sonidos, IA
    9
    Un estupendo acabado gráfico 2D y un apartado sonoro mimado ponen la guinda al pastel.
    Gráficamente, ?El Pincel del Poder? es todo un lujo de las 2D. Con unos escenarios llenos de magia, colorido y gran nivel de detalle, rodar por los distintos mundos es todo un placer. Los enemigos clásicos que pueblan las pantallas han sufrido un pequeño lavado de cara con respecto a la última versión de GBA, mejorando tanto en tamaño como en la calidad de sus animaciones.

    Otro detalle muy a tener en cuenta es como se integran nuestras acciones con el stylus/pincel en el escenario, al romper cosas o golpear a los enemigos, pero especialmente al dibujar la línea de arco-iris por la que Kirby puede rodar. Todo queda perfectamente incluido en el juego y en ningún momento da la impresión de estar ?pegado?, sino muy bien integrado en los escenarios.

    Kirby (y los demás protagonistas) no se quedan atrás, y tiene un buen montón de animaciones distintas, aunque esta vez no cambiará de aspecto al adquirir nuevas habilidades. En su lugar le han dejado un aura de colorines que nos dirá que poder tiene activado, aunque cuando lo esté usando sí cambiará su forma (piedra, erizo, rueda?)

    El apartado musical, como siempre, ha sido mimado por HAL Labs. Melodías pegadizas y tranquilas para las fases de exploración perfectamente conjugadas con otras mucho más movidas para los momentos más emocionantes del juego (persecuciones, contrarreloj?). Y todas amenizan a la perfección todos los imaginativos escenarios; una vez consigamos cierto número de medallas podremos disfrutar en el menú de opciones, e incluso desbloquear temas clásicos de la saga.

    El aprovechamiento de DS tiene una doble vertiente; la más clara (y mejor aprovechada) es la pantalla táctil, aunque también utilizaremos la segunda pantalla como mapa (muy necesario) y para obtener más información sobre las pruebas / fases. Nos hubiera gustado ver algún monstruo o fase en las 2 pantallas, así como algún uso para el micrófono (o la conexión WiFi), pero no ha podido ser; de todas formas, el resultado es sobresaliente.

    Y como no podía ser menos, Nintendo España redondea todo el trabajo y nos presenta un juego perfectamente traducido.
Conclusión
Uno de las apuestas más interesantes de DS en su primer año de vida PAL. Largo, divertido, jugable y equilibrado.
Kirby consigue un fabuloso estreno en DS, con un juego innovador y muy divertido, que encierra horas y horas de juego para los completistas y un agradable paseo para aquellos menos apasionados (o los más pequeños). Una vez acostumbrados a la mecánica del juego, siempre encontraremos un huequecito para rejugar una fase o prueba e intentar conseguir una nueva medalla.
Sólo algunos fallitos por pulir (como la falta de multijugador) no le permiten brillar con total intensidad en ninguno de los apartados. Eso sí, el resultado final es sobresaliente.
Puntúa este juego
54 votos en total
Tu nota:
9.74
Datos de Kirby: El Pincel del Poder
  • Juego conocido como
    Kirby: Canvas Curse, Power Paintbrush
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 25 de Noviembre de 2005 (para Nintendo DS)
  • Comprar Kirby: El Pincel del Poder
    Precio de Kirby: El Pincel del Poder para DS
    Compara los precios de Kirby: El Pincel del Poder para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Kirby: El Pincel del Poder a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos