Outland - PS3 y  Xbox 360

Outland

Juego para PS3 y Xbox 360
Análisis crítico de Outland, un juego excelente de Plataformas de Housemarque. Por José Carlos Fernández Jurado, auténtico experto en videojuegos

    Análisis Outland - Xbox 360 y Playstation 3

    Análisis Outland - Xbox 360 y Playstation 3
    por el Clasificación global: #463 Clasificación en PS3: #133 Clasificación en Xbox 360: #130Juego de Plataformas
  • Una aventura entre la luz y la oscuridad
    Tras el más que competente Dead Nation, los chicos de Housemarque se desmarcan de la acción convencional para ofrecernos otra apuesta descargable realmente interesante (y, esta vez, multiplataforma), Outland.

    Outland es una interesante mezcla de plataformas, acción y puzles - bien equilibrada, además - donde jugamos en un mundo de siluetas y los colores brillan por su ausencia. Aunque el control es un poco brusco (hay que acostumbrarse a él) pronto estaremos desvelando los misterios de este mundo con influencias mayas (y de Tron, curiosa mezcla) y descubriremos uno de los pilares de la jugabilidad: el cambio de colores.

    Existen 2 tipos de energías en el juego, la de la luz (azul) y la de la oscuridad (roja); nuestro protagonista (y el héroe que lo precede) tienen el poder de cambiar las energías de su cuerpo de rojo a azul, y este punto se explota especialmente en dos aspectos:



    - Las plataformas del juego se han enriquecido con esta mecánica de colores. Hay apoyos que sólo podemos pisar si somos del mismo color, y trampas que sólo podremos pasar coordinando nuestro color con el de sus disparos energéticos. El diseño de niveles nos obliga a estar cambiando constantemente entre un color y otro, y el botón de alternar colores se vuelve tan imprescindible como el de salto.

    - A la hora de atacar, nuestro héroe sólo puede golpear a sus enemigos si tiene una energía contraria a la suya, por lo que tendrá que hacerse él mismo vulnerable a los ataques energéticos de sus rivales para poder acabar con ellos... Con todo, la cosa se complica (todavía más) en los jefes finales, que pueden presumir de estar entre los momentos más interesantes del juego; sus patrones de ataque implican mezcla de elementos rojos y azules, por lo que hay que estudiar bien cómo
    esquivar sus golpes especiales.

    Otro punto interesante de la mecánica de juego es cómo va mejorando nuestro héroe coforme conseguimos nuevas habilidades (que nos permiten sortear los peligros de las zonas más avanzadas), y que van desde una racha para pasar por sitios estrechos a una espada para luchar o un potente rayo de luz que se carga cuando recibimos energía de nuestro color. Estos power-ups hay que conseguirlos llegando a sitios concretos, aunque también podremos mejorar a nuestro personaje con las monedas que encontraremos repartidas por los jarrones del juego, y con las que podremos comprar más vida, una barra de magia más grande, etc...

    Terminar Outland puede llevarnos unas 6 horas (algo menos si vamos a saco, un par de horas más a un ritmo tranquilo y explorando los niveles), lo que no está nada mal para un juego de 800 Microsoft Points / 10 Euros. El problema es que la estructura de niveles ata un poco al jugador, y no nos permite volver demasiado sobre nuestros pasos; además, una vez que hemos terminado la aventura y tenemos todas las mejoras (incluyendo los combos de espada) hubiera sido muy divertido poder volver a empezar la aventura... Pero lamentablemente no se puede hacer. El único sentido que tiene rejugar es conseguir más dinero para intentar llegar al logro del millón de monedas.



    Afortunadamente hay un modo cooperativo extra paralelo al principal, que nos permite unir fuerzas con otro personaje en cinco niveles especiales; desgraciadamente esta opción sólo está disponible online, y no podremos disfrutar de ninguna opción cooperativa local. Quizá para Outland 2...

    A nivel gráfico Outland entra por los ojos gracias a su genial acabado artístico, que es relamente el punto que más personalidad le da al título (porque la historia es bastante minimalista e incluso un poco confusa). Los juegos con las sombras y los colores rojo, azul y amarillo, unidos a un indescriptible mimo a la hora de diseñar los escenarios, trampas y criaturas (especialmente los jefes finales) están entre los puntos más fuertes del juego. Esto hace que sea fácil perdonarle la mecánica animación de nuestro héroe y los enemigos pequeños...
    La banda sonora cumple con creces - ambienta a las mil maravillas, y sabe crear atmósfera o darle intensidad a las batallas -, y los FX (minimalistas también) no desmerecen. El juego no tiene voces, aunque sí textos perfectamente traducidos al castellano.

    Outland es divertido de jugar y deja muy buen sabor de boca, dos puntos muy importantes para un título descargable de digestión rápida; es cierto que pese a su llamativa estética no tiene el carisma de títulos como Limbo ni la profundidad jugable de propuestas como Diswasher Samurai, pero aún así resulta una apuesta muy recomendable... Sobre todo, si nunca habéis jugado a Armed with Wings y / o Ikaruga.

  • Entretenimiento y duración
    8
    Terminar Outland nos llevará de 6 a 8 horas, dependiendo de nuestra habilidad / ingenio, el tiempo que le dediquemos a la exploración y lo que se nos atraganten los jefes (especialmente el final). Más allá del modo principal la mejor opción del juego es el cooperativo online (no hay opción local), aunque está limitado sólo a 5 fases. Se echa en falta alguna especie de Game + para poder volver a disfrutar de la aventura con todo nuestro poder...
  • Control y opciones de juego
    8
    Aunque comienza como un título plataformero con toques de acción muy sencillo (de precisión mejorable), poco a poco se van introduciendo más elementos como los puzles y la exploración, aunque el sistema clave es el cambio de colores de nuestro protagonista. Cambiar de rojo a azul para pasar entre las energías rojas/azules es un punto clave en la mecánica de juego, que premia el ingenio y los buenos reflejos. Las mejoras a las que iremos accediendo también son un punto interesante
  • Creatividad e innovación
    8
    Aunque visualmente es muy atractivo (gracias a su excelente planteamiento artístico) y su desarrollo es variado y tiene ideas interesantes, a nivel jugable hay muchas influencias en el desarrollo para que podamos hablar de auténtica innovación; la mecánica energética es idéntica a la de Ikaruga (o Siloutte Mirage, si queremos hilar más fino), mientras que la estética sombría resulta muy similar a la saga Armed with Wings.
  • Gráficos, sonidos, IA
    9
    Un cuidadísimo apartado artístico deslumbra con las sombras y juegos de color, escenarios llenos de detalles y algunos efectos sorprendentes; tanto que casi consigue esconder unas animaciones un tanto bruscas (y muy limitadas) para nuestro héroe y determinados objetos interactivos del escenario. La banda sonora cumple a la perfección con la estética minimalista del juego, y los FX son muy buenos
Conclusión
Xbox Live Arcade y Playstation Network vuelven a enriquecer sus catálogos con un título realmente interesante, que nos ofrece una estética impactante, momentos únicos y una excelente mezcla de genéros en la mecánica de juego. Trabajando un poco más con las ideas jugables y puliendo algunos fallitos (como la falta de cooperativo local) sería un imprescindible... Aún así, Outland es muy recomendable y tiene una excelente relación calidad-precio.
Puntúa este juego
4 votos en total
Tu nota:
9.63
Datos de Outland
  • Nombre
  • Compańía
    Housemarque
  • Género
    - Plataformas
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 27 de Abril de 2011 (para PS3 y Xbox 360)
  • Comprar Outland
    Precio de Outland para PS3 y Xbox 360
    Compara los precios de Outland para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Outland a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos