La redacción opina
Nuestros expertos analizan la actualidad del videojuego, sin casarse con nadie ni cortarse un sólo pelo.

El peor momento para comprar una consola de nueva generación


Publicado el , por José Carlos Fernández Jurado
Quizá muchos de vosotros hayáis estrenado consola estos días, o estéis a punto de comprar una nueva máquina con el dinero recaudado en las fiestas. Aunque siempre es una experiencia genial estrenar una máquina y un jugón de pro siempre va a disfrutar del estreno, nosotros hemos querido reflexionar un poco, después de ver muchas compras impulsivas durante el periodo navideño. ¿Realmente es un buen momento para comprar?

Por un lado están Xbox One y PS4, que ahora mismo tiene un repertorio de juegos a medio cocer, pocas exclusivas interesantes y toneladas de remakes y versiones mínimamente mejoradas de los juegos de Xbox 360 y PS3. Ya dejamos claro en otro artículo que ambas consolas se presentaban con unas propuestas muy parecidas el pasado año, y que estaban muy, muy igualadas, más todavía de lo que a muchos les gustaría comprobar. Xbox One y PS4 son, actualmente, grandes promesas de futuro con un catálogo de juegos muy interesantes en el horizonte - Uncharted 4, Halo 5, Batman Arkham Knight, The Witcher 3... Y un larguísimo etcétera -, pero esos juegos no están todavía en el mercado, y a veces el destino es caprichoso. Si os dejáis guiar por promesas os puede pasar como a una amiga mía, que se decidió por PS3 en lugar de Xbox 360 porque quería jugar a The Last Guardian y Final Fantasy Versus XIII, y ahora tendrá que comprarse otra nueva consola para hacerlo (y eso, con suerte). Hoy por hoy, ambas máquinas están todavía muy desaprovechadas.

El peor momento para comprar una consola de nueva generación imagen 1
La imagen es preciosa, pero de 2011... Y seguimos sin saber cuándo lo cataremos

Y justamente en el lado contrario está la Wii U, una consola que durante 2014 puede presumir de tener 3 de los mejores juegos que hemos podido probar - Bayonetta 2, Mario Kart 8 y Super Smash Bros. - 3 joyazas redondas, que exprimen el hardware de la máquina y que no podríamos jugar en ninguna otra consola... Una consola para disfrutar ahora (además, con el catálogo de Wii, es la única retrocompatible), pero tiene una enorme interrogación en su futuro, un futuro que cada vez nos resulta más similar al de Gamecube: todo apunta a que vamos a seguir teniendo grandes juegos de Nintendo - como el nuevo episodio de The Legend of Zelda - y alguna que otra colaboración third party brillante, pero el grueso de juegos multiplataforma va a establecerse en PS4-Xbox One-PC, dejando la máquina con importantes periodos de escasez - obviamente, la Gran N no puede abastecer sola a la consola y al mismo tiempo mantener el catálogo 3DS/New 3DS - y haciéndola cojear en determinados géneros.

El peor momento para comprar una consola de nueva generación imagen 2
Diversión inmediata... ¿Y sin futuro?

Entonces, la pregunta es clara... ¿Qué consola nos deberíamos comprar? Pues, lo cierto es que a día de hoy, y salvo que seamos realmente fans de alguna saga (especialmente de Nintendo) la respuesta más lógica sería no comprar NINGUNA, armarnos de paciencia y esperar. De esta forma podremos conseguir 3 importantes ventajas:

- Una ahorro gracias a la bajada de precio de la máquina. Desde el año pasado hemos visto un recorte importante en el valor de Xbox One (más de 100 euros), además de lanzar un modelo sin Kinect (que muchos jugadores no queríamos utilizar y venía impuesto), y distintos packs con juegos de regalo (en el caso de la consola de Microsoft, por valor de más de 100 euros). En PS4 las rebajas no han sido tan espectaculares (las ventas son más altas), pero sí hemos visto juegos y contenido extra de regalo... Y en Wii U la cosa ha sido todavía más radical, en dos años casi puede encontrarse la consola por la mitad de su precio de lanzamiento original.

- Un ahorro adicional en los juegos. Si tenemos un poco de paciencia, entre las rebajas naturales de juegos y el mercado de segunda mano (ahora es el momento de volver a celebrar que no se apostase por el formato digital o la copia única) podemos hacernos con una interesante colección de juegos por menos de la mitad del precio de lanzamiento. Igualmente interesante resulta mantener nuestra consola (Xbox 360/PS3) y suscribirnos a los servicios Gold / Plus para ir descargando juegos de Xbox One/PS4 a través de las tiendas del PC. De esta forma, esperando un año, cuándo estrenemos consola lo haremos con más de 12 juegos...

El peor momento para comprar una consola de nueva generación imagen 3
It's free!.

- Tener una versión mejorada de la máquina, a nivel de hardware y software. Lo primero es que sean otros los que se preocupen por saber si One/PS4/Wii U sufren de luces rojas, amarillas o fuxia, que paguen ellos la novatada. Por otra parte, el firmware de las máquinas ha ido avanzando mucho en estos meses (especialmente en One), y ahora tenemos interfaces más intuitivas, menos problemas de actualizaciones continuas (aunque siguen siendo una de las lacras de esta generación) y nuevas aplicaciones disponibles, como la posibilidad de reproducir vídeos... También hemos visto ya modelos mejorados, como la Xbox One de 1TB, que a la larga puede ser muy de agradecer.


Como conclusión, no estamos diciendo que no compréis nunca la nueva generación, pero salvo que os sobre el tiempo y el dinero, que seáis pacientes y lo hagáis en el mejor momento, aprovechando mientras para disfrutar al máximo de vuestras consolas actuales. Hacedlo cuando los juegos que queréis ya estén en el mercado, y así no os frustrarán retrasos y/o cancelaciones. Y si habéis perdido el tren de las navidades no os preocupéis, todo apunta a que en las próximas vamos a encontrar - por fin - un catálogo que justifique la existencia de las nuevas máquinas, y empiece a exprimir de verdad su potencial.
47
Click aquí para ver todos los comentarios de este juego

^ Volver arriba

E3 2013. Playstation Plus será imprescindible para jugar online en PS4, Sony nos explica por qué

Juegos relacionados

Publicado el
E3 2013. Playstation Plus será imprescindible para jugar online en PS4, Sony nos explica por qué imagen 1
Está confirmado; va a tener un pago adicional si queremos disfrutar del modo multijugador online de la consola. Así, esta opción inicialmente estará limitada para los usuarios de Playstation Plus, el servicio para VIPS de la máquina.

Sony ha salido al paso de las críticas explicando que para mejorar la infraestructura y soportar el volumen de datos de los nuevos juegos tiene que cobrar una pequeña cuota, que rondará los 5 dólares/euros al mes (según los que contratemos).

Además de garantizarnos el multijugador online, la subscrpción a Plus nos permitirá salvar en nube, disfrutar de la colección Instant Game (con juegos de PS3 y otros títulos especialmente desarrollados para la consola.
14
Click aquí para ver todos los comentarios de este juego

^ Volver arriba

Justificando lo injustificable, una sucesora de Xbox 360 siempre conectada a internet

Juegos relacionados

Publicado el
Aunque de momento no deja de ser un rumor, suena muy fuerte que Microsoft quiere convertir la sucesora de Xbox 360 - ¿Xbox Next? - en una máquina siempre conectada a internet; la parte positiva sería la auto-actualización de la consola, pero la negativa es más destacable: no podríamos jugar si la consola no es capaz de conectarse a la red al arrancar.

Las críticas de jugadores de todo el mundo no se han hecho esperar, y como baluarte de la defensa de la consola se ha erigido Adam Orth, director creativo de Microsoft Studios, que ha soltado las siguientes perlas: "No entiendo todo el drama que se ha creado con respecto a un dispositivo que esté siempre conectado. Todos los dispositivos actuales son siempre así, es el mundo en el que vivimos. Asumidlo". Ante las protestas por la mala conexión en zonas más rurales de USA, su razonamiento fue... "¿Por qué alguien querría vivir allí". Y ante las indicaciones de usuarios que eran poseedores de Xbox 360 pero no tenían conexión a la red, su comentario fue "Deberíais ir en consonancia con los tiempos y probar internet, es algo fantástico". Como guinda a su discurso parcialista y completamente cegado en determinados aspectos cerraba dos ejemplos tontísimo "La recepción de mi móvil en mi zona no es muy buena, no voy a comprarme un móvil. En mi casa hay problemas con la luz eléctrica, no me compraré una aspiradora".

Dejando a un lado las tontunadas del señor Orth (que quizá no entienda que para muchos usuarios tener internet no es una decisión propia), hemos querido analizar el por qué de una consola siempre conectada a internet.

Por supuesto, esto estrangula a un porcentaje importante de usuarios de la consola, que no tienen por qué estar abonando una conexión a internet si lo único que quieren es jugar partidas locales. Pongamos como ejemplos más obvios - aunque hay muchos, muchos otros - los más peques de la casa, que quizá tengan la consola simplemente para jugar los fines de semana en una segunda residencia donde no vamos a pagar otro internet... ¿Y los estudiantes en colegios mayores sin internet? ¿Los que se estén mudando de residencia?. ¿Cómo os sentaría llevaros la consola a una casa rural para pasar un fin de semana de risas con vuestros amigos, y descubrir que no podéis jugar a nada porque no hay conexión de ningún tipo? Seguro que si reflexionáis un poco encontraréis algún amigo/conocido que tiene una consola sin tener internet, o habéis vivido una situación de juego en un sitio sin conexión de ningún tipo.

Justificando lo injustificable, una sucesora de Xbox 360 siempre conectada a internet imagen 1

Los piratas disfrutaron de Gears of War 3 semanas antes del lanzamiento oficial... Así que ahora a pagar justos por pecadores, o todos por la ineptitud de los ingenieros de hardware de la consola


Obviamente Microsoft (como el resto de compañías) no es ajeno a que existe este porcentaje de jugadores, pero ha decidido obviarlo... ¿Por qué? Cuando Xbox 360 se vendía como la experiencia en alta resolución no se olvidaron de meter un cable compuesto para las teles de tubo, y hacer que la consola trabajase en resoluciones más bajas (a pesar del problema con los subtítulos). ¿Qué diferencia hay ahora, cuál podría ser el motivo de esta decisión? Pues ni más ni menos que la piratería.

Aunque ha hecho todo lo posible baneando consolas modificadas, Microsoft ha sido una de las mayores perjudicadas esta generación por la piratería, con algunos de sus lanzamientos más importantes filtrados semanas antes de la fecha de salida oficial, títulos como Gears of War 3 o Halo 4... Y su mayor arma para combatir esta plaga ha sido el uso de Xbox Live Arcade, negando el uso del online a las consolas pirateadas (tanto así que muchos jugadores tienen 2 consolas de la marca). Ahora, obligando a jugar conectados todo el rato se aseguran un arma espectacular para evitar modificaciones en sus consolas, y el apoyo de las compañías desarrolladoras de software, que obviamente quieren evitar que la gente pueda hacerse con sus juegos gratis.

Los jugadores legales nos hemos visto durante toda la historia del videojuego más o menos fastidiados por las medidas de seguridad de las compañías, llegando a vivir momentos un poco absurdos, desde tener que buscar códigos de autentificación en gigantescos libros (que al final podían fotocopiarse) a tener problemas para que nuestros ordenadores reconocieran discos originales. La idea de la autentificación online sigue el modelo de juegos como Diablo III o Starcraft II de Blizzard, que, curiosamente pueden funcionar piratas.

Justificando lo injustificable, una sucesora de Xbox 360 siempre conectada a internet imagen 2

La penúltima gran filtración de la consola, cuyo modo historia ahora no podremos disfrutar sin estar conectados a internet en todo momento.


La siguiente pregunta lógica es... ¿Es un precio demasiado alto a pagar? Y nuestra respuesta como jugadores es un rotundo. Entendremos que haya que enfrentarse a la piratería, pero esto nos parece una estrategia demasiado agresiva, y que castiga a muchos justos para evitar que puedan existir pecadores. Cada vez resulta más y más difícil la idea de llegar a casa, enchufar nuestra consola y simplemente jugar sin más problemas, tenemos parches y actualizaciones cada dos por tres cuando simplemente queremos echar una partida rápida. Imaginad ahora la sensación de llegar a casa y no poder seguir jugando al modo historia de vuestro juego favorito porque se os ha colgado el router. ¿Genial, no?

La parte positiva de todo esto es que, de confirmarse finalmente estos temores, Microsoft todavía está a tiempo de escuchar las voces de los jugadores (que son los que van a comprar su consola, y decidir al final si será un éxito o un fracaso) y cambiar el sistema de autentificación, volviéndolo pasivo. Cambiar eso en esta fase de desarrollo es tan sencillo como añadir unas pocas líneas de código en la bios de la consola. Queremos que la sucesora de Xbox 360 sea una consola segura, sí, pero no a nuestra costa. Que pueda actualizarse online automáticamente si hay red, sí, pero que no nos penalice por no haber podido hacerlo si no tenemos internet (por la razón que sea).

De seguir con esta política, a Microsoft solo le falta salirse del camino adoptado por Sony y Nintendo y condenar el mercado de segunda mano - impidiendo que funcionen juegos ya activados en otras máquinas - para convertirse en el blanco - con razón - de todas las críticas. Esperamos no tener que ver nunca este movimiento...
5
Click aquí para ver todos los comentarios de este juego

^ Volver arriba

Ultimagame.com - Un nuevo tipo de revista de videojuegos para todos los formatos actuales y clásicos. PC - PlayStation 3 (PS3) - Xbox 360 (X360) - Wii - Wii U - PS Vita - PlayStation 2 (PS2) - GameCube (NGC) - Xbox - Game Boy Advance SP (GBA) - Nintendo DS (NDS) - Sony PSP - Nintendo 64 (N64) - Dreamcast (DC) - PSone (PSX) - Revolution (N5) - Super Nintendo (Super Famicom SFC) - Saturn (SAT) - Megadrive (Genesis) - NES - Master System - Turbographx - PC Engine - Neo Geo - Mega 32X - WonderSwan
2003 - 2021, COPYRIGHT ULTIMAGAME S.L. - Leer esta página y usar sus servicios significa estar deacuerdo con la Política de privacidad y de uso