007: Todo o Nada - GBA, CUB, PS2 y  XBox

007: Todo o Nada

Juego para GameBoy Advance, GameCube, PlayStation2 y Xbox
Análisis crítico de 007: Todo o Nada, un juego aceptable de Acción y aventura de Electronic Arts. Por José Carlos Fernández Jurado, auténtico experto en James Bond 007

    James Bond 007: Todo o Nada

    por el Pertenece a la saga de juegos James Bond 007Clasificación global: #1364 Clasificación en GameBoy Advance: #16Juego de Acción y aventura Juego recomendado para mayores de 12 años
  • Introducción
    De nuevo, 007 (Pierce Brosnan) se ve envuelto en una misión para salvar al mundo libre. Esta vez su objetivo es detener los malvados planes de Nikolai Diavolo (interpretado por Willem Dafoe) que con tecnología nanobótica pretende derrotar a todos los países y gobernar toda la faz de la Tierra.
    Pero esta vez, la aventura de Bond tiene un matiz distinto; mantenemos la acción, la aventura, las chicas Bond (Shannon Elizabeth y Heidi Klum), los vehículos que a todos nos gustaría pilotar y los artefactos que sacarán a Bond de más de un apuro? ¿y la diferencia? Que no se estrena en los cines, sino en la pequeña pantalla de tu GBA.

    ¿Estás listo para encarnar al más famoso agente secreto de la historia? EA te brinda la oportunidad en un juego de acción con perspectiva isométrica que recrea la historia ya vista en PS2, Gamecube y Xbox. ¿Quieres saber más? Vamos con un análisis agitado, pero no removido.
  • Entretenimiento y duración
    5
    Seriamente dañada por la escasa duración del cartucho, solo llega al aprobado por su modo ?deathmatch?.
    Lo primero que llama la atención del título de EA es su duración: la verdad es que 12 fases (aunque no sean demasiado cortas), se nos antojan escasas, sobre todo teniendo en cuenta que no hay ninguna razón para que no fueran el doble. Pero es que para los jugadores más expertos, el juego puede quedarse en unas pocas horas (menos de 4) con muy pocas posibilidades de re-jugarlo. Lo único que le añade algo de vidilla es conseguir más puntos de estilo en cada fase, para conseguir nuevos artefactos, y una vez terminado el juego, desbloquear un juego de cartas (Backmont). Sinceramente, no nos parece suficiente, y si le unimos que la jugabilidad tampoco es una maravilla, el rehacer las fases por puntos queda algo triste.

    Como punto positivo, la incorporación de un modo ?deathmatch? para 4 jugadores. Así, si encontramos amigos con el juego y un cable link, podemos organizar un divertido ?todos contra todos?, que sin ser una maravilla le añade horas de juego al cartucho.
  • Control y opciones de juego
    7
    Controles sencillos para una jugabilidad sencilla pero descafeinada de emociones. Mejorable.
    El convertirse en un agente doble cero nunca fue tan sencillo; los controles para manejar a Bond están muy simplificados, y nos apañaremos perfectamente desde la primera misión. Eso sí, la dificultad del juego no es muy alta y con la ayuda de los artefactos que nos irá suministrando Q (el famoso inventor al que Bond destroza todos sus prototipos) completar las fases no presentará demasiadas complicaciones. Los mayores escollos los vamos a encontrar cuando intentemos ?neutralizar? a nuestros adversarios, al más puro estilo Metal Gear, ya que su campo de visión es bastante extraño. La opción normal será olvidarnos de florituras, pegarle un tiro y a otra cosa, con lo que perderemos puntos de estilo pero no nos frustraremos tanto (ya que encima de fallar, dará la alarma y tendremos que matar a una patrulla más). Otros puntos conflictivos son los jefes de fase, que pese al desconcierto inicial siempre se matan de la misma forma, y las fases de conducción.



    Ponerse a los mandos del nuevo coche de Bond, un Aston Martin, no debería en absoluto ser una carga, si no un placer. Sin embargo, las misiones de conducción intercaladas en el juego no quedan tan bien incluidas como en las versiones de consolas de sobremesa, con los que más que un soplo de aire para la monotonía de las fases se convierten en un trozo perfectamente prescindible. Además (como veremos más adelante) el nivel técnico en estas fases es bastante flojo.
  • Creatividad e innovación
    6
    Una mezcla de géneros ya vistos, pero hecha con calidad y muchos medios.
    El cartucho de EA es una mezcla de distintos géneros; por una parte, la acción y disparos en perspectiva isométrica, un genero sobre explotado en los 16 bits de SEGA y Nintendo, hace ya más de 10 años. Por otro, las fases de coches, que son una clara ?inspiración? del clásico Spy Hunter, perseguir a otro coche mientras nos deshacemos de vehículos que nos ataquen. El único logro en originalidad que presenta este cartucho es haber unido estos géneros y darle la consistencia de una película, intercalando secuencias animadas, conversaciones con voces de Bond con sus superiores e incluso una melodía cantada ?Everything or Nothing?, por Mya.



    También merece un pequeño aplauso la posibilidad de llevar a cabo las fases de distinta forma, bien sea liándose a tiros con todo lo que se mueva o convirtiéndonos en los discípulos de ?Solid Snake? y dando cuenta de nuestros enemigos con el mayor estilo posible (obviamente, esto repercutirá en nuestro resultado final).
  • Gráficos, sonidos, IA
    6
    Gráficos normalitos, un sonido de lujo y textos en inglés. Una combinación nada explosiva.
    En este apartado, el juego de EA se sumerge en lo más absoluta de las mediocridades, con centenas de juegos por encima y debajo de él. Como vamos a ver, tiene aspectos que lo empujan en una y otra dirección, pero no consiguen levantarlo.

    Gráficamente, nos encontramos ante un juego bastante sobrio, pero lleno de buenos detalles. El diseño de los niveles es bastante simplista, pero determinados escenarios (el casino, por ejemplo) tienen bastantes elementos perfectamente realizados. En general, nuestros enemigos son bastante distintos entre sí, pero en las fases siempre se repiten los mismos personajes, lo que queda bastante pobre. Además, su inteligencia artificial es bastante baja y todos se comportan igual(aunque lo realmente digno de estudio es su campo de visión). Lo más vistoso serán las secuencias intercaladas entre fases, dónde podremos ver los estupendos modelados de todos los actores que han prestado voz y capturas de movimiento a los chicos de EA.

    El aspecto sonoro está a un nivel mucho más alto. Las melodías de las fases son composiciones sólidas (aunque poco pegadizas) que se ven totalmente ensombrecidas por los sonidos FX del juego. Disparos, explosiones, gritos y hasta alguna frase de nuestros enemigos, todo queda perfectamente plasmado y rebosante de calidad.



    El último tirón de orejas que se lleva el título de EA es por su total falta de traducción. Vale que la inclusión de voces en castellano hubiera sido muy difícil, pero no haber traducido ni un solo texto en el juego no tiene perdón, sobre todo porque los que no entiendan inglés (francés o alemán) se van a quedar igual que si hubieran visto una película de acción en ese idioma; con la sensación de que se les ha escapado la mitad del argumento.
Conclusión
Sin llegar a ser un mal juego, este 007 flojea en demasiados aspectos, algo que sólo los fans del agente secreto podrán perdonar.
La sensación que le queda a uno después de completar la aventura portátil de 007 es la que antaño teníamos cuando jugábamos a una de esas mediocres adaptaciones al videojuego de una película de éxito; que no era un juego malo, pero que sin estar basado en la peli nadie hubiera dado mucho por él.

Pues aquí pasa lo mismo, sólo que no hay peli, sino unas versiones para consolas más potentes (PS2,GC y XBOX) que le sacan fácilmente los colores a esta versión portátil.

    007 : TODO O NADA.

    por el Pertenece a la saga de juegos James Bond 007Clasificación global: #561 Clasificación en Xbox: #19 Clasificación en GameCube: #18 Clasificación en PlayStation2: #36 Clasificación en GameBoy Advance: #6Juego de Acción y aventura Juego recomendado para mayores de 12 años
  • Introducción
    Que no se preocupen los aficionados, que los chicos de la Metro no iban a dejaros todo un año sin vuestra ración de aventuras imposibles, chicas terribles y acción evasiva que tanto gustan y sin la cual sería francamente difícil entender la cultura del ocio actual. Hablamos de Bond, James Bond y de su nueva aventura, Todo o Nada.
    Pero en esta ocasión habrá que cambiar las palomitas por el Dual SOC (o equivalente), y la pantalla de cine por las modestas pulgadas de nuestro televisor casero, pues el superagente británico por excelencia aterriza en prácticamente todas las plataformas consoleras, y lo hace a lo grande.
    En honor a la verdad, no se puede decir que sea la primera vez que James Bond y las consolas vayan de la mano. Más al contrario, no sólo los últimos lanzamientos cinematográficos han venido acompañados de su correspondiente adaptación videoconsolera (desde la reciente El Mundo Nunca Es Suficiente o la aún recordada Golden Eye para Nintendo 64), sino que también se han realizado ya aventuras exclusivas para las diferentes plataformas consoleras, como James Bond:Agent Under FIRE.
    Pero lo que hace realmente especial a Todo o Nada es precisamente ese puente que se edifica entre el séptimo arte y los videojuegos, que une y coge lo mejor de cada uno para crear una experiencia nueva y atractiva que, cuanto menos, merece destacar.
    Los chicos de Electronic Arts (poseedores de los derechos y encargados de realizar los últimos lanzamientos de 007), parten de la base de la última entrega hasta la fecha, Nightfire (también disponible para todas las plataformas), para desarrollarla a la enésima potencia, dotando a este Todo o Nada de una entidad propia y característica que, cuanto menos, demuestra un interés por sacarlo de la mediocridad que suele acompañar a este tipo de productos.



    Ya desde la presentación del juego queda patente el empeño que se han tomado en Electronic Arts en dotar a Todo o Nada de un entorno cinematográfico; Pierce Brosnan (en la que posiblemente sea su última aparición como el agente al serivicio de Su Majestad), Shannon Elizabeth, John Cleese, Willem Dafoe, Heidi Klum o Mya (quien además interpreta el tema principal, Everything or Nothing), son tan sólo algunos de los populares rostros que estarán presentes a lo largo de toda la aventura en la que también estás invitado tú.
  • Entretenimiento y duración
    8
    Casi 30 misiones y el modo multijugador hacen que casi olvidemos cierta frustración en el modo historia.
    Ser un agente doble cero nunca va a resultar una tarea aburrida. Y menos si añadimos el intercalado de misiones del que hemos hablado antes. Eso sí, en el desarrollo de la aventura EA nos da una de cal y una de arena. Por un lado, algunos aciertos para quitarse el sombrero, pero también fallos incomprensibles y lo peor de todo, de muy fácil solución.

    Entre las maravillas que incluye este juego están, por ejemplo, los momentos ?007?. Son unas espectaculares secuencias que activaremos haciendo determinadas acciones en el momento justo, y que nos dejarán con la boca abierta (además de proporcionarnos una buena cantidad de puntos). Entre ellas: volar un puente - y ver caer uno tras otro a todos nuestros enemigos, disparar a una lámpara en mitad de un tiroteo ? con nefastas consecuencias para nuestros rivales, utilizar a nuestros enemigos como escudo mientras hacemos rapel, y un larguísimo etcétera. Claro está, esto no siempre se nos ocurrirá y saldrá a la primera, pero una vez completada una fase encontraremos un buen montón de pistas de cómo ejecutar estas secuencias, con lo que rejugar las casi 30 fases gana muchos enteros, y más si hay 3 niveles de dificultad con diferencias claras en la jugabilidad de la fase.

    Por otro lado, EA trata genialmente un punto muy del que cada vez más compañías son conscientes que es clave: el modo multijugador. Y es que no hay nada como incluir posibilidad de jugar con/contra tus amigos para que un buen juego se convierta en un imprescindible. Además, los modos incluidos en este ?007? son mucho más que un mero extra, ya que además de tener el típico modo enfrentamiento de 2-4 jugadores, nos brinda un modo cooperativo para 2 jugadores superadictivo. Con un montón de escenarios que iremos desbloqueando conforme avancemos en la aventura, la idea de ir avanzando con la cobertura de un coleguita al que confiarle nuestras espaldas es muy, muy buena, algo que esperamos que se repita más a menudo.



    Desgraciadamente, el punto negro viene a ensombrecer el modo principal del juego, y es la falta de ?checkpoints? en las misiones (principalmente en las de a pie, en algunas de conducción si que encontraremos). Es muy, muy frustrante que en misiones de 20-30 minutos de juego no encontremos ni un solo punto desde el que continuar, pero lo es muchísimo más cuando por fin completamos la fase y nos damos cuenta que en los 3 intentos anteriores nos mataron muy cerca del final. Y claro, recorrer de nuevo todo el escenario, repetir de nuevo tiroteos y enfrentamientos llega a cansar al más paciente, y más si tenemos en cuenta que muchas veces la culpa de nuestra muerte la tienen más las cámaras mal situadas (y que así Bond no apunta como es debido) que nosotros.
  • Control y opciones de juego
    8
    Una vez hechos al extraño sistema de control, y a su curva de dificultad, disfrutar del juego está garantizado.
    Antes de nada, hay que aclarar que el control de nuestro protagonista no es demasiado intuitivo. Manejar a James Bond con soltura no será tarea fácil, al menos en la primera toma de contacto, y de esto tiene la culpa una curiosa distribución de los botones. Los movimientos más básicos, (como el disparo, agacharse?) se van a los gatillos y la numerosa cantidad de movimientos de los que disponemos pueden complicarnos algunas acciones muy simples. Si además elegís la versión del cubo, el problema puede agravarse, ya que al tener menos botones, las acciones de agacharse/pegarse en la pared recaen en el mismo botón, con lo que - en contadas ocasiones - vamos a intentar hacer una cosa y conseguiremos otra.
    No obstante, superados los trances iniciales, lo cierto es que el juego resulta de lo más jugable, y se ve enriquecido por el arsenal de armas y artefactos que lleva nuestro héroe. Además, estos ?gatchets? van aumentando conforme avancemos en la aventura, ya que al final de la mayoría de fases nuestro genio particular, Q, nos obsequiará con sus ya clásicos inventos que serán de oportuna utilidad para cualquier espía que se precie.
    Y creednos cuando os decimos que vais a tener que sacarle punta a estos artefactos, ya que la inteligencia artificial de los enemigos no es muy alta, pero su capacidad para haceros polvo es infinita. Muy variados, bien trabajados, capaces de sorprender al más cauto jugador y dispuestos a todo para acabar con Bond, los esbirros de este juego merecen mención aparte; desde las tropas de asalto, que casi siempre nos atacarán de frente para hacernos todo el daño posible, hasta los que se enfrascan contigo en tiroteos larguísimos (mención especial para los francotiradores, muchas veces casi indetectables) los enemigos de este juego nos van a hacer darnos cuenta que en la vida de un agente secreto no sólo hay mujeres bellas y coches de lujo.



    Además, para no hacer muy repetitiva la sucesión de misiones del tipo ?mátalos a todos y llega al final de fase?, vamos a encontrar muy bien intercaladas fases de conducción con un montón de objetivos distintos, desde recoger a un pasajero y llevarlo vivo hasta su destino hasta despistar patrullas enemigas, y todo esto a bordo de los más modernos vehículos: motos, helicópteros, coches (con camuflaje óptico) ? y todos con algún ?truquito incorporado? que puede salvarnos el pellejo en el momento más oportuno.
  • Creatividad e innovación
    8
    Sin ser original, el juego sabe conjugar distintos géneros y enriquecer la acción con un doblaje y vídeos de película.
    Este apartado es un tanto polémico, para el cual tenemos que distinguir dos aspectos concretos del juego. Como ya hemos dicho anteriormente, Todo o Nada combina a lo largo de numerosas fases todo tipo de géneros que, a pesar de que evitan la monotonía, lo cierto es que no innovan en prácticamente nada. Salvo algún que otro hallazgo (como el divertido modo cooperativo), todas las modalidades de juego están ya más que inventadas, algo que Electronic Arts ha sabido usar a su favor conjugando elementos de diferentes juegos que sin duda hacen las fases mucho más divertidas. A pesar de esto, lo cierto es que en más de un momento a lo largo de la partida nos acordaremos de otros videojuegos como Syphon Filter, GTA o cualquier shooter al uso.
    No podemos olvidarnos en este momento del gran punto fuerte de esta aventura: la aproximación cinematográfica, el gusto por hacer el trabajo bien hecho y de dotar a este James Bond de la misma vida que rebosa en los proyectores cinematográficos. Un argumento arquetípico pero con oficio (tampoco da para más la cosa), un fantástico plantel de actores colaboradores y un doblaje cuidado aunque algo fallido en su versión española son el atractivo elemento en el que radica fundamentalmente la originalidad de la propuesta de Electronic Arts. Además, incomprensiblemente el juego da mucha más prioridad al sonido FX de tiroteos y explosiones que a las ?ingeniosas ?frases del flemático 007, que tienden a perderse entre tanta acción.
    Atentos a esta nueva tendencia, porque da la sensación de que éste va a ser un filón a explotar en el mundo consolero, como demuestran otros productos como el reciente Onimusha 3 que ha cogido prestado el rostro del popular Jean Reno.


  • Gráficos, sonidos, IA
    9
    Después de nuestra comparativa podemos concluir claramente que la mejor versión, de este juego multiplataforma, es la perteneciente a Xbox, seguida de lejos por Ps2, que posee una menor calidad gráfica. La que peor parada sale es la versión de GameCube con ralentizaciones y pobres videos, que ensombrecen sus detalles gráficos.
    No esperéis encontrar en Todo o Nada los último en gráficos o innovación técnica. Tampoco se trata de eso. En esta ocasión se ha optado por darle prioridad al disfrute y a la combinación de muchos elementos donde lo importante es pasarlo bien, sin más pretensión. Los gráficos son correctos y los movimientos considerablemente suaves, pero aquí es dónde se desmarcan las distintas versiones y encontramos diferencias muy a tener en cuenta entre ellas, según la potencia que EA ha logrado sacar de cada una de las máquinas. Pero vamos a verlo apartado por apartado, comparando con todo lujo de detalles.

    GRÁFICOS

    Playstation 2: EA parece que le ha cogido el tranquillo a la máquina de Sony, y nos presenta un Bond muy a la altura. Sobre la negra de Sony se impone la jugabilidad al espectáculo, y vamos a encontrarnos mayor suavidad y velocidad (esto se hace especialmente patente en las fases de conducción) frente a una menor resolución y detallado del personaje/escenarios. Si bien es cierto que el framerate es más estable que el de la versión del cubo, aunque no llega a la suavidad apreciada en XBOX. También es cierto que está lejos del detalle y calidad de texturas y efectos de luz de la máquina de Nintendo o Xbox. Los vídeos son de una aceptable calidad,pese a que algunas veces las acciones de los personajes son un tanto robóticas, quizás por el hecho de estar realizados mediante el motor del juego (obviamente, esto es común a las 3 versiones).

    Gamecube: En aspectos generales, la versión de la 128 Bits de Nintendo se mantiene a medio camino entre PS2 y XBOX, pero paga doble precio; no tiene el excelente detallado de la versión de XBOX ni consigue alcanzar su resolución, pero tampoco consigue igualar la suavidad de PS2. El engine sobre Gamecube presenta ?tirones? demasiado a menudo, principalmente al montarnos en un vehículo (en las fases de a pie suele comportarse bastante bien) y cuando empiezan las explosiones. La verdad es que no afectan prácticamente al desarrollo del juego, pero deslucen la potencia de la máquina al comparar. Otro de sus puntos débiles son los vídeos, que pagan con una pérdida de calidad muy considerable el menor espacio de los GODs del cubito frente a los DVDS de sus competidores.

    Xbox: Sin lugar a dudas, la gran ganadora en este duelo. Los efectos de luz y texturado del juego ganan muchísimos enteros frente a PS2 (algo menos frente al Cubo), y todo se mueve con una suavidad envidiable que da constancia del potencial técnico de la máquina. Entre las misiones, el intercalado de los vídeos ameniza la acción, y aquí también vamos a encontrar vídeos sin ninguna compresión al igual que en PS2. Con un engine robusto y todo lujo de detalles, sin duda esta es la plataforma dónde mejor vamos a ver las aventuras de Bond.

    Resumen: Xbox gana por goleada, sacándole partido a su hardware. PS2 sale muy bien parada pese a alguna carencia, y GC se queda un poco en tierra de nadie.






    SONIDO

    Playstation2: El aspecto sonoro flojea un poco en la máquina de Sony. Parece que EA no se ha preocupado en demostrar el potencial sonoro de la PS2, y esto empobrece el doblaje (soberbio en inglés, mediocre en español) y las músicas del juego, que ya de por sí no eran ninguna maravilla. Los efectos FX, que son geniales en este juego, no lucen tanto en esta versión

    Gamecube: El cubito parte dispuesto a aprovechar todo su potencial sonoro, y EA se lo pone fácil. Con certificado THQ, disfrutar del Dolby Prologic II de este juego es un placer casi obligado; tiroteos, derrapes y alguna que otra frase de Bond harán que cierres los ojos y te preguntes si no has alquilado una peli en lugar de un videojuego. Así que, sin llegar a la claridad y calidad de Xbox, el Cubo apura y le saca un trecho a la PS2.

    Xbox: Si ya has probado la salida 5.1 de la consola, puedes presuponer que este apartado está sentenciado, y acertarías. La diferencia sonora se nota, y mucho, cuando comparamos con sus rivales. Una nitidez asombrosa y efectos de lujo exprimen bastante bien el hardware sonoro de la consola, conduciéndola de nuevo al primer puesto.

    Resumen: Xbox vuelve a encabezar la lista, con su 5.1 como bandera, seguida por GCube que saca pecho y da lo mejor de su sonido. En último lugar, PS2.

    CARGAS

    Playstation2: Las cargas eran la asignatura pendiente del 90% de juegos en Playstation, y la secuela de la consola, aunque mucho más mejorado, sigue arrastrando el mismo problema para un alto porcentaje de juegos. Desgraciadamente el 007 pertenece a este grupo, y sus cargas superan bastante a las de Xbox y multiplican los tiempos de Gamecube.

    Gamecube: El GOD puede no haber sido un acierto en cuanto a capacidad, pero está claro que el uso de los pequeños discos del cubo acorta las cargas hasta conducir la consola al primer puesto. Desde que arrancamos el juego hasta cada vez que nos vemos obligados a recargar la fase, las pantallas de carga se han minimizado en número y tiempo.

    Xbox: Pese a su superioridad en memoria (RAM y caché), la consola pierde el primer puesto frente al Cubo. Eso sí, una vez que la consola arranca y hace la precarga inicial del juego, las cargas se acortan muy considerablemente frente a la negra de Sony.

    Resumen: El cubo se adelanta con su original soporte, aunque Xbox recorta distancias con su mayor cantidad de memoria. La PS2 con su menor potencia técnica queda relegada al tercer puesto.

    EXTRAS

    Playstation2-Xbox: Aunque los movimientos son bastante suaves y el personaje responde bastante bien al mando, podemos achacarle es que el juego de cámaras puede resultar especialmente confuso en alguna ocasión y nos descolocará en más de un momento crucial. Como paliativo, el R3 en PS2 y presionando el Stick derecho en Xbox centrarán la cámara detrás nuestra siempre que lo necesitamos, lo que puede sacarnos de más de un apuro.

    Gamecube: De nuevo Nintendo explota la conectividad de su consola con la G.B.Advance, mostrando planos e información ?privilegiada? para encarar cada una de las misiones del juego. Desgraciadamente, en esta ocasión necesitaremos el cartucho de ?Todo o Nada? en su versión portátil para sacarle el jugo, y la verdad es que no es un gasto justificado ni mucho menos.

    Resumen: PS2 y XBOX intentan corregir uno de los fallos del juego, sus cámaras, con el uso de sus botones ?extra?. La conexión GC-GBA es la baza de Nintendo.
Conclusión
Con su primer estreno totalmente original para consolas, el agente 007 consigue un notable muy alto. Una opción muy a tener en cuenta
007 viene dispuesto a no defraudar a nadie, desde los que buscan un buen juego de acción hasta los se han quedado esperando la película de este año. Con un montón de aspectos sobresalientes, entre los que destacan el buen hacer técnico y el doblaje y modelado de los actores. Un montón de situaciones distintas, acción a raudales y un multijugador muy bien rematado. No pedimos mucho más.
Puntúa este juego
7 votos en total
Tu nota:
3.71
Datos de 007: Todo o Nada
  • Nombre
  • Compańía
    Electronic Arts
  • Género
    - Acción y aventura
  • Juego conocido como
    James Bond 007: Everything or Nothin
  • Opciones
    - Juego cooperativo: Modo adicional para 2 jugadores en la misma consola
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 20 de Diciembre de 2003 (para GameBoy Advance)
    en España el Desconocida (para GameCube y Xbox)
    en España el 20 de Febrero de 2004 (para PlayStation2)
  • Comprar 007: Todo o Nada
    Precio de 007: Todo o Nada para GBA, CUB, PS2 y XBox
    Compara los precios de 007: Todo o Nada para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando 007: Todo o Nada a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos