Dragon's Dogma - PS3 y  Xbox 360

Dragon's Dogma

Juego para PS3 y Xbox 360
Análisis crítico de Dragon's Dogma, un juego excelente de Toques de Rol de Capcom. Por José Carlos Fernández Jurado, auténtico experto en videojuegos

    Análisis Dragon's Dogma - PS3 y Xbox 360

    Análisis Dragon\
    por el Clasificación global: #875 Clasificación en PS3: #238 Clasificación en Xbox 360: #217Juego de Toques de Rol Juego recomendado para mayores de 18 años
  • Corazón de dragón, corazón de guerrero
    Contra la crisis del género, nuevas ideas, ha debido de ser el lema de Capcom a la hora de crear Dragon's Dogma. Conscientes de las críticas del estancamiento del rol japonés, la compañía ha querido crear algo realmente nuevo dentro de los RPGS, añadiendo elementos de distintos títulos muy bien valorados: libertad de exploración, un gran mundo a descubrir, un equipamiento versátil y un gran sistema de lucha. Sin duda es este punto el más trabajado, con un estupendo sistema de combate rápido, versátil y adictivo - que bebe de Monster Hunter, aunque es mucho más accesible - enriquecido con personajes secundarios que nos ayudan, los peones. El problema es que el equipo parece esforzado mucho en este área, tanto que ha descuidado otros aspectos muy importantes en un RPG, como la historia o los personajes secundarios.



    Tras una misión-tutorial que nos sirve de aperitivo a lo que nos espera, D.D. cuenta la historia de un mortal elegido por un dragón para ser su rival, el Arisen, un ser sin corazón al que se le unen guerreros venidos de otros mundos, los Peones. Nosotros nos meteremos en la piel de este héroe (que puede ser chico o chica, y podemos personalizar a nuestro gusto) y eligiremos nuestro estilo de combate base (guerrero con escudo, pícaro con arco o mago-luchador) para comenzar el entrenamiento que nos llevará a convertirnos en un rival digno de un dragón.

    Todos los elementos de historia en el juego tienen un tufillo a genérico que tiran de espaldas, y nuestro protagonista no es la excepción; la idea de que apenas tenga personalidad puede ser para que empaticemos con él, pero resulta difícil meterse en un mundo donde los personajes no tienen ningún interés y son completamente arquetípicos. Para complicar más las cosas llegan los peones, nuestros compañeros de batalla, que también son completamente genéricos: el mago anciano, la chica arquera, el bárbaro... Y cuyas conversaciones con nosotros no pueden ser más tontas. Si habéis jugado a títulos como Baldur's Gate o Mass Effect sabréis lo interesante que puede ser compartir una aventura con personajes interesantes, ver cómo reaccionan ante los acontecimientos, ver los tira y afloja entre elos... Pues bien, no hay nada de eso en Dragon's Dogma, nuestros compañeros sólo nos dirán - una y otra vez - lo afortunados que son de luchar a nuestro lado o nos harán comentarios sobre el combate, dándonos pistas para ser mejores luchadores o proponiendo misiones completamente genéricas. No hay más...



    Sin embargo, la idea de los peones sí se utiliza muy bien durante la batalla, ya que resultan una auténtica ayuda en el combate, y lo más sorprendente - e interesante - es ver cómo van aprendiendo al luchar a nuestro lado. Si les mostramos que el fuego daña mucho a una criatura y esta vuelve a aparecer, intentarán atacarla con fuega. Si ven que causamos mucho daño agarrándonos a su cuello irán a agarrarse también... Incluso pueden aprender movimientos especiales de ayuda, como sujetar a un enemigo o crear una escalera con un escudo para que saltemos sobre un rival. Para redondear la experiencia, los peones pueden aprender y mejorar también fuera de la partida, podemos mandarlos a que ayuden a otros jugadores, y ellos volverán fortalecidos de la experiencia, y resulta muy divertido ver con qué novedad o mejora han llegado...



    Dragon's Dogma no es un título sencillo, tiene una curva de dificultad pronunciada y requiere tiempo e interés para mejorar a nuestros protagonistas, fortalecer su equipo o conocer los puntos débiles de los principales enemigos; en este sentido es bastante Monster Hunter, aunque mucho más accesible. La habilidad juega un papel tan importante como el nivel de nuestros héroes, por lo que el juego nos da cierta libertad para explorar y potenciarnos, aunque siempre encauza nuestro siguiente paso.

    A nivel técnico nos encontramos un juego bonito, artísticamente elaborado y bien ambientado, pero no falto de altibajos técnicos; la cámara puede ser un problema en algunas zonas, hay problemas de clipping (sobre todo cuando luchamos contra grandes bestias, y vemos como la mitad de nuetro personaje desaparece al agarrarse a ellas) y popping en las zonas abiertas; claro, esto le pasa factura a la experiencia, aunque en líneas generales la experiencia es visualmente muy atractiva, y las escenas más impresionantes (las luchas contra los dragones, mantícoras, etc...) son muy satisfactorias.



    El apartado sonoro no tiene momentos tan brillantes (fuera de un originalísimo tema de opening), pero es más regular; lo mismo podemos decir de las voces (en inglés), que no desentonan... Pero tampoco resultan memorables en ningún momento. Un punto gris está en la falta de doblaje del juego, ya que nuestros peones nos hablan en los momentos más inoportunos, y aunque hay traducción de textos resulta complicado ponerse a leer en mitad de una batalla.

    Como resumen, con Dragon's Dogma nos hemos quedado con ganas de más; hay una gran fórmula de fondo (con el sistema de combate), pero también hay mucho camino para la mejora: la historia, los personajes, el apartado gráfico... Y elementos como un multijugador, que hubieran dado mucho más juego y sumarían muchos enteros a la experiencia. ¿Los veremos en Dragon's Dogma 2?
  • Entretenimiento y duración
    6
    Si bien terminar la aventura del Arisen nos llevará unas 35 horas de juego (con bastantes más si exprimimos todas las misiones secundarias) es fácil que la monotonía invada nuestra partida, sobre todo en la primera mitad del juego. La culpa es de una historia poco inspirada, de unos personajes protagonistas planos y de los peones, que son un arma de doble filo; son héroes completamente genéricos, y sus conversaciones con nosotros son tontunísimas. Una opción multijugador hubiera sumado muchos enteros a la fórmula, pero no existe (ni en partidas locales ni online).

  • Control y opciones de juego
    9
    El punto más fuerte del título es un versátil sistema de combate que nos permite luchar - solos o en equipo - contra hordas de enemigos o gigantescos jefes; partiendo de 3 clases básicas (guerrero, pícaro y mago) se abre un enorme árbol de posibilidades para cada personaje... Podemos basar nuestro estilo de combate en las armas pesadas, sorprender a nuestros rivales con el escudo, utilizar el arco o luchar con fuerzas mágicas, y lo mejor de todo es ver cómo nuestros compañeros van aprendiendo de nuestros ataques y haciéndose más fuertes con cada combate. El único pero que podemos poner es que la navegación por menús es un tanto incómoda, al igual que la creación de objetos
  • Creatividad e innovación
    8
    Con Dragon's Dogma, Capcom ha hecho un esfuerzo por crear algo nuevo; realmente hay pinceladas de muchos títulos recientes - el combate en tiempo real estilo Demon's Souls, la idea de mundo abierto de The Elder Scrolls o la laucha contra grandes bestias estilo Monster Hunter -, pero también ideas realmente innovadoras como el aprendizaje de los peones o la posibilidad de enviarlos a otras partidas. Lástima que no se exploten a fondo todas las posibilidades del juego, y que la sensación de sorpresa se evapore tras pocas horas

  • Gráficos, sonidos, IA
    7
    Gráficamente correcto y con una gran ambientación, Dragon's Dogma es un juego que sufre importantes altibajos; por un lado encontramos escenarios elaborados y enemigos finales francamente impresionantes, y por otro animaciones un poco robóticas para los héroes, clippling, popping e incluso algunos bugs (especialmente notables en Xbox 360). Dejando al un lado el estupendo - y rockero - tema principal, la banda sonora es muy correcta y ambienta a la perfección. El juego nos llega traducido al castellano (textos), aunque las voces en inglés nos obligan a estar leyendo durante los combates
Conclusión
Capcom ha apostado fuerte por una nueva franquicia rolera, y el resultado tiene elementos brillantes y sorprendentes - como el sistema de combate -, pero el precio a pagar ha sido alto, el sacrificio de elementos como la trama o la personalidad de los héroes. Si bien nos encontramos con un Action-RPG muy divertido de jugar la experiencia cojea en otros apartados, y esto le pasa factura al cómputo global del juego, que cae un paso por detrás de los grandes del género... Aunque puede hacer las delicias de los que estén cansados de jugar intercalando vídeos y escenas empalagosas.
Puntúa este juego
396 votos en total
Tu nota:
3.71
Datos de Dragon's Dogma
  • Nombre
  • Compańía
    Capcom
  • Género
    - Toques de Rol
    - Action RPG
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 25 de Mayo de 2012 (para PS3 y Xbox 360)
  • Comprar Dragon's Dogma
    Precio de Dragon's Dogma para PS3 y Xbox 360
    Compara los precios de Dragon's Dogma para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Dragon's Dogma a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos
    Vídeos
    Dark Arisen - Así es la primera expansión del juego
    Vídeo de Dark Arisen - Así es la primera expansión del juego
    Descubre qué nuevas aventuras le esperan a nuestro héroe