Golden Axe Beast Rider - PS3 y  Xbox 360

Golden Axe Beast Rider

Juego para PS3 y Xbox 360
Análisis crítico de Golden Axe Beast Rider, un juego mejorable de Hack'n Slash de Secret Level. Por Ángel Jiménez Fernández, auténtico experto en Golden Axe

    GOLDEN AXE - BEAST RIDER. Análisis PS3 y Xbox 360

    por el Pertenece a la saga de juegos Golden AxeClasificación global: #1556 Clasificación en PS3: #370 Clasificación en Xbox 360: #345Juego de Hack'n Slash Juego recomendado para mayores de 18 años
  • PRIMERA SESIÓN: Jugando... con la nostalgia.
    Entre la histeria por la laca y las pitilleras, las tardes de Caballeros del Zodiaco y Nocilla, los jugones que ya nos dejábamos los dedos, las monedas de cinco duros y cualquier posibilidad de un futuro prometedor entre los píxeles de las recreativas y primeras consolas domésticas a principios de los 90 recordamos indeleblemente uno de esos míticos beat'em up: el Golden Axe (también conocido en determinados círculos como "el juego del enano").
    Con aquellos ya lejanos recuerdos aún pergeñando por mi mente, me dispongo a introducir en mi PS3 la nueva iteración de la mítica saga con la que Secret Level (desarrolladora) y SEGA (productora y dueña de la franquicia) pretenden hacerse un hueco estas Navidades.

    Bajo el sobretítulo de "Beast Rider", este nuevo beat'em up en 3D hace alguna referencia velada a los acontecimientos de aquellas primeras entregas, si bien estamos ante un nuevo comienzo en toda regla. Sin posibilidad de elegir, nos ponemos a los mandos de una feroz guerrera que habrá de vengar la masacre de toda su tribu a manos del megamalo, Death Adder.

    Lo primero que nos llama la atención al instertar el cartucho...perdón, el blu-ray, en la consola es la ausencia absoluta no sólo de opciones online sino también de modo cooperativo alguno. Anda que ya te vale, Secret Level
    Un pequeño vistazo por el menú antes de darle caña al modo historia nos revela la existencia de una opción de extras, con trajes, vídeos e ilustraciones canjeables automaticamente por los bienes con los que nos hagamos en cada fase.
    También existe una suerte de modo desafío del que daremos cuenta en próximas sesiones; por el momento, nos lanzamos a la batalla a los mandos de la pelirroja turgente.

    El preludio a la aventura hace las veces de tutorial, indicándonos los movimientos básicos e znZroduciéndonos en un sistema de lucha que se basa fundamentalmente en los contraataques tras esquivar o rechazar los embates enemigos.
    El aspecto gráfico es en una primera impresión correcto, si bien a los pocos minutos de juego los errores y problemas saltan a la vista:la cámara es caprichosa e inestable, los escenarios están muy vacíos, apenas existen elementos de interacción y lo peor de todo, da unos tirones y ralentizaciones como no habíamos visto antes en esta nueva next-gen; y creednos, hemos visto cosas muy dolorosas...
    Para más inri, los controles y movimientos de la heroína son bastante limitados, aunque esperamos que la cosa al avanzar en el juego, y de manera progresiva.

    Apagamos tras un par de horitas la consola preguntándonos qué tendrá que ver el juego que acabamos de probar con la saga que lo titula, más allá de la presencia de algunas bestias (a cuyo lomo hemos pasado los momentos más divertidos, si bien efímeros), algo de gore simpaticón, tener al enano como esporádico invitado especial en un vídeo o que se hayan mantenido los duendecillos juguetones como portadores de los bonus de energía y magia.
  • SEGUNDA SESIÓN: Esperando una mejora... que no llega.
    Nuestra segunda sesión con Golden Axe: Beast Rider nos reafirma en las opiniones que ya leísteis en nuestra primera entrada de este análisis; volvamos a incidir con más detalle y profundidad.

    De desarrollo clásico de beat'em up en 3d, el título de Sega y Secret Level divide sus escenarios en fases más o menos cerradas (o "desafíos", que así los llaman) en los que tendremos que dar cuenta de un número "x" de enemigos, seguramente montar alguna bestia de los 4 ó 5 modelos disponibles y utilizar tu magia o las habilidades especiales del bichejo para resolver un pequeño puzzle que te permita seguir avanzando. Y estamos siendo generosos a la hora de utilizar la palabra puzzle, pues en realidad se trata de dos o tres rutinas bien simples que se repiten una y otra y otra vez a lo largo de la aventura, con escasas modificaciones y no demasiado ingenio.

    Siendo como es un machacabotones, no podemos decir que el trabajo de Secret Level sea un desastre a tiempo completo: despedazar gañanes y pasear el pandero con el cerebro en piloto automático casi siempre es divertido. Lamentablemente, la experiencia de juego es muy desalentadora y frustrante: o bien se queda corto (un solo personaje seleccionable, muy poca variedad de enemigos, un patrón de movimientos escaso, escenarios casi idénticos, pocos puzzles y duración paupérrima), o directamente está muy por debajo de los estándares de la actual generación (los controles no terminan de responder bien, el sistema de detección echa por tierra el sistema de lucha, parones que bordean peligrosamente el límite entre la ralentización y el cuelgue mortal de la consola, muy poca variedad de modelos y situaciones, y glitches para dar y regalar, entre otras cosas).

    La banda sonora, aunque algo escasa, resulta atmosférica y apropiada, a lo que se le une un doblaje correcto (en inglés) y su correspondiente traducción al castellano en forma de subtítulos y textos de apoyo.

    La dificultad, si bien no es progresiva, no está mal ajustada en su modo normal, aunque en líneas generales no suponga un gran reto, más allá de los eventuales cabreos por los defectos en el sistema de esquivos y bloqueos. Incluso los más torpes sortearán todos los obstáculos hasta la batalla final en no más de 5 horas, pudiendo eso sí repetir la historia en el modo difícil o el brutal, desbloqueado tras completar por vez primera el periplo de la pelirroja Tyris.

    Habiendo dado muerte al maléfico Death Adder y conseguido varios trajes y extras, apagamos la consola y dejamos para otro día la oportunidad de probar los otros modos de juego disponibles, sobre los que descansa la tarea de juzgar la rejugabilidad del título.
  • TERCERA SESIÓN: Más allá del modo historia
    Junto a la campaña principal, de la que ya hemos dado debida cuenta, Beast Rider cuenta con dos modos adicionales de juego que tienen como reto hacernos pasar por alto la ausencia de cualquier opción multijugador.

    Lamentablemente, no es el caso; el modo desafío nos invita a revivir las fases ya superadas a cambio de seguir desbloqueando trajes y aumentando la potencia de las magias de la protagonista, mientras que el modo duelo nos propone enfrentamientos en escenarios cerrados con números cada vez más ingentes de enemigos; algo que llevaba en la saga desde las entregas de MegaDrive. No se han calentado la cabeza, no...

    En definitiva, Golden Axe: Beast Rider se nos antoja ineficaz y fallido en sus dos objetivos principales y evidentes: el de suponer una competencia auténtica a los grandes arcades actuales del mercado, y sobretodo, y el que más nos duele, el de revivir la clásica saga de la compañía nipona, pese a contar con los medios y la tecnología para hacerlo. Otra oportunidad perdida, SEGA...
  • Entretenimiento y duración
    6
    Aunque sea por la inercia de su sencilla apuesta jugable, Golden Axe impele al jugador a jugar hasta terminarlo. Una vez concluida la aventura, los modos de juego adicionales o los extras desbloqueables no son incentivo suficiente para dedicarle ni un minuto más.
  • Control y opciones de juego
    5
    El sistema es sencillo y apto hasta para los más torpes, aunque hay errores de fondo terribles. Tiene su base en un sistema de esquivar y bloquear que además de simplón no funciona como es debido. El personaje no reacciona como es esperable y el sistema de detecciones te cabrearía hasta el infinito si la dificultad fuera más exigente.
  • Creatividad e innovación
    5
    En pocas palabras, estamos ante un revival machacabotones cuyo mayor logro es darle cierta importancia a la interacción con algunas bestias. No inventa nada, ni destaca en lo que ya ?homenajea? de otros clásicos recientes.
  • Gráficos, sonidos, IA
    5
    A simple vista resulta correcto, pero una vez puestos en situación, la cosa cambia: ralentizaciones inexplicables, pocos enemigos en pantalla y apenas variedad, escenarios vacíos, una cámara alocada y casi ninguna opción de personalización o mejora progresiva de las habilidades de la protagonista. Llega en inglés con subtítulos en castellano.
Conclusión
Golden Axe: Beast Rider se nos antoja ineficaz y fallido en sus dos objetivos principales y evidentes: el de suponer una competencia auténtica a los grandes arcades actuales del mercado, y sobretodo, y el que más nos duele, el de revivir la clásica saga de la compañía nipona, pese a contar con los medios y la tecnología para hacerlo. Otra oportunidad perdida, Sega...
Puntúa este juego
25 votos en total
Tu nota:
3.71
Datos de Golden Axe Beast Rider
  • Juego conocido como
    Golden Axe Next Gen
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 17 de Octubre de 2008 (para PS3 y Xbox 360)
  • Comprar Golden Axe Beast Rider
    Precio de Golden Axe Beast Rider para PS3 y Xbox 360
    Compara los precios de Golden Axe Beast Rider para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Golden Axe Beast Rider a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos