Medal of Honor: Pacific Assault - PC

Medal of Honor: Pacific Assault

Juego para PC
Análisis crítico de Medal of Honor: Pacific Assault, un juego excelente de Disparos en primera persona (FPS) de Electronic Arts. Por José M. Martínez, auténtico experto en Medal of Honor
Medal of Honor: Pacific Assault
8

Medal of Honor: Pacific Assault

por José M. Martínez (@elderlas)
Reseña de Medal of Honor: Pacific Assault publicada el Pertenece a la saga de juegos Medal of HonorClasificación global: #891 Clasificación en PC: #308Estilo de juego: Disparos en primera persona (FPS) Juego recomendado para mayores de 16 años
  • Introducción
    Electronic Arts nos trae otro nuevo episodio de la saga Medal of Honor a nuestros PC y, en esta ocasión, nos embarca en un episodio de la historia que tuvo lugar durante el asalto de las tropas norteamericanas a las islas del Pacífico, en la finalización de la Segunda Guerra Mundial contra las tropas Japonesas, y lo hace como viene siendo habitual, con la mejor ambientación que un videojuego puede recrear hoy en día, con una calidad técnica suprema (si tu máquina lo permite, claro está) y con la adicción propia de cualquier Medal of Honor anterior, lo que hace asegurarle muchos más episodios a esta ?franquicia?, tantos como conflictos ha habido y hay lamentablemente en estos días. Eso sí, hay cositas en este título que no nos han gustado mucho, muy pocas comparadas con las cosas que sí nos han gustado y que vamos a comenzar a verlas tras haberle metido un buen repaso al juego.


    El juego

    Como no podía ser de otra forma, Medal of Honor: Pacific Assault es un FPS o juego en primera persona ambientado en la finalización de la segunda guerra mundial en el que nos encontraremos lleno de escenarios selváticos muy bien recreados, aunque ningún interior (salvo pequeñas cuevas con un par de japos) a nuestro paso. El título está estructurado en una serie de misiones que debemos cumplir, cada una de estas subdivididas en pequeños trozos de igual longitud que la carga que tiene que realizar el ordenador. Llevamos el control del personaje Tom Collin y, nada más empezar, nos encontramos inmersos en un auténtico fuego cruzado de similares características al principio de la película Salvar al Soldado Ryan, de Steven Spielberg y en la que, además, morimos irremediablemente hagamos lo que hagamos para comenzar ?recordando? nuestra entrada en el cuerpo de la Marina y nuestro pequeño entrenamiento.



    Esto nos hará situarnos muy bien en la acción posterior ya que este entrenamiento comienza con el Sargento dándonos instrucciones de cómo movernos, disparar y ocultarnos para que no acaben con nosotros, de una forma muy similar a las clásicas películas de guerra, como La Naranja Mecánica por ejemplo. Tras este pequeño entrenamiento, pasamos a la acción con una pequeña recreación del ataque a Pearl Harbor en el que, lo ?único? que deberemos hacer, es huir de las balas de los cazas japoneses que sobrevuelan el puerto. A continuación, nos montamos en una lancha y disparamos como si de un shooter se tratase, más que de un FPS. Quizás, este sea uno de los problemas leves del título, y es que en varias ocasiones tendremos que ?subirnos? a algún tipo de cacharro con el único propósito de disparar a todo bicho viviente a nuestro alrededor. Aunque el cometido de este tipo de misiones sea el de dar diversidad a las misiones, en alguna ocasión se hace bastante pesado, como en una de las misiones en las que tendremos que controlar un avión y disparar a los cazas enemigos, disparar torpedos a los porta-aviones o arrojar bombas a los barcos cercanos, todo eso a la vez, con lo que se acaba consiguiendo es perder un poco la identidad de un FPS. Ojo, no es que sean malas ese tipo de ?submisiones?, sino que a aquellos que busquen un FPS, no les hará mucha gracia este tipo de cortes.




    Si obviamos estos pequeños detalles, nos encontraremos inmersos en un pequeño grupo de infiltración en distintas misiones, en las que nunca estaremos solos, ya que siempre nos acompañarán un mínimo de tres personas (a veces, bastantes más), que nos ayudarán a acabar con todos los grupos de japoneses en las distintas misiones. Eso sí, el grueso del grupo enemigo tendrá que ser aniquilado por nosotros mismos, por que en la mayoría de las ocasiones nos ofrecerán una leve ayuda y nosotros tendremos que ser los ?héroes? del asunto.

    A continuación, como siempre, los cuatro apartados del análisis para ver cada uno de los puntos fuertes y débiles de Medal of Honor: Pacific Assault.
  • Entretenimiento y duración
    8
    Un FPS para PC genial, con la inclusión justa de escenas de shooter que podrían afectar a aquellos que no les guste mucho ese tipo de género. Bastante incomprensible el añadir fases de simuladores de vuelo al título.
    En este apartado habría que matizar las dos ?vertientes? de juego que nos vamos a poder encontrar en MoH. Por un lado, el 80% de juego será de tipo FPS de lo más divertido, encontrándonos momentos realmente memorables de esos que son difíciles olvidar, como por ejemplo (sin dar muchos detalles para evitar spoilers) el asalto a una playa con un fuego cruzado intenso, donde los enemigos nos atacarán con todo lo que tienen, granadas y ametralladoras incluidas desde una posición superior, mientras nosotros nos defendemos como podemos desde la orilla tapándonos por entre las rocas. Pues, momentos como estos, nos encontraremos bastantes y muy buenos a lo largo de todo el juego, consiguiendo transmitir unas sensaciones reales inigualables, de esas que deseamos repetir una y otra vez.



    Sin embargo, los chicos de EA han querido dinamizar la evolución del juego añadiendo ciertos elementos más propios de otros géneros, como pueden ser los shooters o de disparos en este juego, algo que ya habían hecho en anteriores entregas, y que en esta ha quedado mucho más patente añadiendo, por ejemplo, el ya comentado asalto a bordo de los aviones o, incluso, lanchas, como nada más comenzar el juego. También, en ciertos momentos, nos tendremos que hacer con el manejo de ametralladoras apostadas en torres vigías o proteger cerros del ataque masivo de enemigos, los cuales, obviarán al resto de compañeros, pasando incluso por encima de ellos, hasta llegar a nosotros como si fuésemos los únicos que estamos disparándoles. Es en estos momentos cuando la adicción baja bastante, ya que convierte al título en algo lento y pesado que contrasta con las fases en las que debemos movernos, cubrirnos y disparar. Y esto no es que sea siempre así, ya que en algunos de estos momentos, nos hacemos con una de estas ametralladoras y acabamos mucho más fácilmente con los enemigos, librándonos de ellos de forma rápida, pero sobretodo, cuando nos obligan a atacar al enemigo con esto es cuando decrece el enganche. Puedes ser, incluso, aficionado a ambos géneros y gustarte esta mezcla de acción, pero cuando tienes que subirte a un avión, controlarlo (con los controles invertidos, es decir, si subes el ratón, baja el avión, etc.) y acabar con media flota japonesa tu solo, ya es mezclar demasiado de género.

    En nuestra opinión, controlar ametralladoras o morteros esta bien en su justa medida, pero controlar aviones o lanchas y que te ?manden? a disparar ?a las 12 en punto? y allí no hay nada (se supone a las 12 del que te lo grita, no tuya, con lo cual no es las 12), hace que la puntuación global baje un poquito.
  • Control y opciones de juego
    8
    Sorprendente muchos comportamientos, tanto de los enemigos como de los aliados, tanto en la física como en la IA, que contrasta con los clásicos fallos de este tipo de títulos que aún hoy perduran.
    A estas alturas, será difícil que nadie sepa como se controla un título como este, ni tan siquiera un FPS, ya que este se controla como todos los títulos del género hasta ahora. Cuatro teclas de control, el ratón para las vistas, el disparo principal y el secundario, el cambio de arma con la rueda o la recarga son cosas que hemos visto en todos los juegos en primera persona y este no iba a ser menos. Lo que sí que vamos a comentar es en el movimiento de nuestros personajes y en la física de estos, con unos puntos muy buenos a su favor y otros que nos han dejado un tanto indiferentes.

    Como en tantos títulos últimamente, se ha utilizado el engine Havok para la física, lo cual hace que nos encontremos con un movimiento, tanto de los enemigos como de los integrantes del grupo, realmente bueno en multitud de ocasiones y muy realista, y es que la física ?ragdoll? (muñeco de trapo) utilizada cada vez está más depurada y resulta muy efectista y lograda. Vemos como los enemigos se retuercen en el suelo tras haber sido alcanzados por nuestros disparos o como dejan de disparar unos segundos, al haber recibido una ráfaga nuestra para, rápidamente, volver a hacerse con el control de su arma y disparar hacia donde nos encontramos. Además, su comportamiento será increíblemente realista en multitud de ocasiones, como disparar y ocultarse para recargar o cuando estamos disparando mantenerse agachados para que no les de y ocupar el lugar de algún miembro de su equipo caído en alguna metralleta para seguir disparándonos. Podríamos seguir nombrando numerosos hechos que nos han gustado, pero la mayoría de ellos ya los habíamos visto en otros títulos y resultan normales.



    Sin embargo, seguimos encontrándonos cosas que, por más que sean ?normales? en la mayoría de los títulos, no nos acostumbramos a ellas y se pasan por alto de la mayoría, como es el caso de las hojas de acero de los árboles y arbustos. Si disparamos a través de ellas estando muy cerca de ellas, ¿por qué no pasan las balas? Lo mismo ocurre cuando, por ejemplo, con el arma de francotirador, podemos apuntar perfectamente a un enemigo (lo vemos en la cruceta de la mirilla perfectamente) y sin embargo, al disparar no le damos por que el personaje se encuentra ?tras un árbol?. También hay ocasiones en las que, al disparar a quemarropa a un enemigo, este ni se inmuta aún no sabemos muy bien la razón y continua asestándonos golpes a diestro y siniestro hasta que conseguimos darle. Otro detalle que tampoco nos ha gustado de la física es el también clásico de quedarse enganchado en unas hojas o un pequeño arbusto, el cual tiene aspecto de frágiles y simples hojas normales, pero que deben ser, por lo menos, carnívoras, ya que tienes que irte hacia atrás para poder seguir avanzando, ya que ellas no te dejan. Esto también pasa con algunos otros objetos, como ciertas rocas y ramas de árboles (lo de tumbarse delante de una roca y que esta no te deje levantarte es de lo más divertido con un enemigo a tu lado hincándote su arma).

    En cuanto a la inteligencia artificial, ocurre igual que con la física del juego, y es que es capaz de darnos lo mejor y lo peor, tanto en el bando enemigo como en nuestro propio bando. Por el lado bueno, los enemigos se organizan para atacarnos, se ocultan tras árboles, rocas o en trincheras para atacarnos, nos lanzan granadas para que salgamos de nuestros escondites para, así, poder acabar más fácilmente con nosotros y una infinidad de comportamientos muy conseguidos. Por nuestro bando, ocurre igual con nuestros ?aliados?, los cuales disparan para cubrir nuestros avances, avanzan ocultándose en árboles y rocas, llaman al doctor para curarse o siguen nuestras pautas de comportamiento para no ser descubiertos (si vamos agachados o a rastras, ellos se pondrán de la misma forma). Pues bien, todo esto contrasta con otros comportamientos que nos encontramos durante una partida.



    Por ejemplo, en ciertos momentos, nuestros compañeros nos ayudarán con los enemigos que nos encontremos a nuestro paso, disparándoles o cubriéndonos como ya hemos dicho, pero en otros muchos casos, estos no harán absolutamente nada o, en su defecto, dispararán a las ramas de los árboles o al aire, no se sabe muy bien si esperando a que salgan huyendo (pues no lo consiguen) o si alguna bala rebota y les da por casualidad a los enemigos. El caso es que, en varias misiones ?principales? que tenemos que repeler grandes (enormes) ataques enemigos, nuestros aliados no dan prácticamente una, mientras que todos los enemigos se van inexplicablemente hacia ti, con lo que se suelen dar situaciones de 10 o más contra 1 solo en varias ocasiones, eso sin contar la de veces que te mandan a ti solo a hacer alguna misión, como en el caso del ataque al porta-aviones (los que juguéis, os daréis cuenta). Lo único que falta es la misión: ?Ale, vete a la guerra, que yo te espero aquí?. Cuando esto pasa y en nuestro pelotón van hasta 10 compañeros, puede resultar algo un tanto frustrante, únicamente suavizado por que los enemigos no tienen excesiva puntería (en el modo normal) y acuciado en el modo difícil, cuando toda bala que salga te da.

    Este tipo de cosas deberían haber sido corregidas en anteriores entregas de la saga y, aún en la última, perduran, convirtiéndose en algunas ocasiones en irritante que con tal calidad técnica en el juego, veamos cosas todavía como esas.
  • Creatividad e innovación
    8
    La inclusión del ?doctor? es otra forma de curación en un grupo de varios componentes que aportará dinamismo al juego. Buen intento el de poder asignar las órdenes a los integrantes del grupo, aunque sin excesiva necesidad de acometerlas.
    Hay varias cosas que nos han llamado la atención de este título que lo diferencian un poco de otros del género. Como ya hemos comentado, en todas las misiones iremos arropados por un número de acompañantes que nos ayudarán, siempre en la medida de lo posible, en nuestros enfrentamientos contra las tropas japonesas, algunas veces con mayor fortuna que otras (las que más). Uno de los integrantes de este grupo será un doctor, el cual podrá curarnos hasta 4 veces (llamándolo con una tecla) en cada una de estas pequeñas fases al 100% de salud, lo cual hará que no tengamos que estar buscando la ?vida? como desesperados cuando estemos a punto de morir, siempre y cuando no le estén disparando a él o no esté tendido en el suelo. Este mismo doctor, además, curará la salud de todos los integrantes que vayan con nosotros cuando estos sean abatidos, con lo que será difícil (por no decir imposible) que nos quedemos sin algún miembro de nuestro grupo que no seamos nosotros. También encontramos que, el doctor acudirá a nosotros si aún nos queda alguna de estas ?vidas? por gastar y nos han dejado a cero, con lo que acabaremos tumbados en el suelo sin poder movernos y el doctor nos aplicará ese ?milagro? que hará que nos levantemos, siempre y cuando no esté demasiado lejos y no le estén atacando, ya que si no moriremos y tendremos que continuar con una partida grabada.



    Pero, ¿cómo saber si el doctor está lejos o cerca? Para eso, se ha añadido una pequeña brújula la cual indicará la posición de todos los integrantes del grupo, además del doctor marcado con una cruz roja (como no). De esta forma, sabremos si este se encuentra lo suficientemente cerca como para acudir en nuestra ayuda o si debemos empezar a cargar la partida guardada. Además, en esta brújula se reflejarán aquellos compañeros caídos, los cuales podremos ir a recoger y llevarlos a sitio seguro, donde el doctor podrá curarlos para que vuelvan nuevamente a ayudarnos.

    También se ha hecho un añadido para poder controlar a los personajes que integran nuestro grupo, como son una serie de 4 órdenes básicas que podremos dar, cada una de ellas asignadas a una tecla, y que permitirán que agrupemos a nuestro grupo, darnos cobertura, disparar a los enemigos o retirarse de la zona unos pasos a esperar que nos ataquen. Con esto, se evita en parte que cada uno de los integrantes haga ?la guerra por su cuenta?, nunca mejor dicho, y actúe a su antojo, aunque en la mayor parte de las ocasiones, esto será así. Eso sí, es un poco incomprensible el encontrar que somos nosotros quienes damos ordenes al resto, más que nada por que es otro integrante del grupo el ?encargado? del pelotón, siendo el quien nos asigna nuestras órdenes, las más difíciles de realizar (desmantelar morteros o ametralladoras enemigas, rescatar al piloto herido tumbado en medio de fuego cruzado y minucias por el estilo). Estas órdenes las recibiremos de viva voz, aunque las órdenes más sencillas las veremos también en un pequeño panel, justo a la izquierda del panel de órdenes en forma de pequeño letrero que mostrará lo que ?debemos? hacer en ese momento, como reagruparse, retroceder, avanzar, ir por el flanco izquierdo o derecho, etc.



    Otro detalle que también nos ha gustado es el comportamiento enemigo que, al quedarse sin munición, se lanza a por ti bajo el grito ¡Banzai!, asestándote golpes cuerpo a cuerpo que podrás repeler también con tu arma y el botón secundario de ataque. Aunque el enemigo no será el único que se quede sin munición, ya que nosotros también nos quedaremos, con bastante asiduidad, sin balas de nuestros rifles, con lo que tendremos que ir recogiendo armas enemigas y recargarlas con balas que los ?japos? vayan dejando tras caer ante nosotros. Podremos llevar un máximo de dos armas, además de varias granadas, mochilas explosivas y unos prismáticos, los cuales no se usarán mucho, debido sobretodo a que nos encontramos, en la mayoría de los casos, en selva cerrada llena de árboles sin mucha visibilidad.

    En definitiva, algunas novedades que hacen de esta entrega de Medal of Honor la mejor de cuantas ha habido hasta ahora, aunque eso no signifique que estemos ante un título totalmente novedoso. Eso sí, a los fans de los FPS o de la saga les encantarán estas mejoras.
  • Gráficos, sonidos, IA
    8
    Falta por pulir ciertos detalles en la IA, en la física y el doblaje de las voces al español, así como los clásicos fallos en las colisiones, tanto de rocas como de ciertas ramas ?molestas?.
    Los que ya hayan jugado a cualquier entrega de MoH anterior, incluida la versión de PSOne, sabrán de lo que es capaz el equipo encargado de EA en el ámbito de la ambientación del título, con un sonido alucinante, aprovechando al máximo tanto el Dolby Surround 5.1 como el THX, con una banda sonora de lujo que acompaña en ciertos momentos al desarrollo del título, así como todos los sonidos ?de fondo? que se pueden escuchar, los gritos de los compañeros y de los japoneses, los disparos, las bombas, las granadas, los aviones y cualquier otro sonido escuchado durante la partida. Sólo un pequeño ?pero? al apartado sonoro y es el NO haber doblado las voces al Español tal y como nos tenían acostumbrado los chicos de EA, no sabemos muy bien si por mantener la ambientación, ya que los japoneses hablan en ?japo? y los americanos, pues eso, en inglés. Aún así, encontraremos todos los textos traducidos y los subtítulos de todo lo que nos van contando.



    Y, si el apartado sonoro se puede considerar casi de perfecto, el apartado gráfico no le va a la zaga, ya que sólo hay que echarle un vistazo a las imágenes que acompañan el análisis para ver de lo que han sido capaces los chicos de EA. Un detalle espectacular en todos los apartados, expresiones faciales de los personajes, movimientos, la atmósfera, el sol entre los árboles, la niebla en ciertas zonas (y no para ocultar fallos de pop-up, que no hay), la física ragdoll comentada antes o los puntos ?buenos? de la IA también redondean un apartado de lujo digno de este título. Incluso, veremos como la ropa de los compañeros que van con nosotros se desgasta o parece sucia a medida que vamos realizando misiones, o incluso vemos como les sale barba, lo cual aumenta el realismo. Quizás no sea un detalle para fijarse, pero cuando llamas al doctor unas pocas de veces y este acude más sucio? Es igual, el caso es que nos cura y eso es lo que cuenta.

    Otro detalle que también nos ha llamado la atención durante el juego es el de encontrar enemigos muertos en la superficie del suelo y que, al pasar por encima de ellos, se moverán como si en realidad pasásemos por encima pisándolos o, incluso, si quedan flotando sobre el agua del río, irán corriente abajo hasta encontrar una roca o ramas de árboles que detengan su camino.

    Como puntos negativos, los ya comentados en el apartado de Jugabilidad del cálculo de colisiones con algunas ramas, enemigos o rocas que siguen siendo incomprensibles, sobretodo viendo el conjunto técnico con el que nos encontramos y es que vemos cosas incluso absurdas, como un aliado arrastrándose por encima de una pequeña roca como si esta fuese una tabla de madera grande y lisa de surf y que lo más normal del mundo fuese estar totalmente recto sostenido por el ombligo. Se supone que la física de muñeco de trapo ha sido utilizada, aunque vemos que en ciertas ocasiones no ha sido tenida en cuenta. Otro detalle que tampoco nos gusta mucho es el tratamiento que se les ha dado a las caídas, ya que incluso las caídas más pequeñas nos suelen causar daños y, la verdad, una caída de un metro no es para quitarnos 10 o 20 de energía, menos aún si lo que hay debajo es arena de playa.

    En resumen, casi llega a la altura de Far Cry, lo mejor visto hasta ahora en PC, aunque le falta un poco en el apartado gráfico, en la IA de los enemigos y en la física. Eso sí, es superior en el apartado sonoro, incluso sin el doblaje de las voces. Perfecto en la ambientación general.
  • Conclusión
    Estamos ante un gran FPS para PC con todos los ingredientes que se le puede pedir hoy en día a este género. Auna calidad técnica, adicción y una gran jugabilidad. Los únicos "peros" son ciertos detalles técnicos descuidados y algunos añadidos en forma de fases más propias de otros géneros que de los FPS y que restan algún que otro punto. Aún así, hoy por hoy se encuentra entre los mejores FPS para PC.
    Si alguno se ha parado a leer el extenso análisis que le hemos dado a Medal of Honor: Pacific Assault para PC, podrá ver muchas cosas en las que estará de acuerdo con nosotros y otras en las que discrepará, a buen seguro, pero a la altura a la que nos encontramos, no deberíamos pasar por alto ciertos ?detalles?, como los comentados de las colisiones o la IA de los enemigos, brillante ambas en algunos puntos y muy floja en otros, como descuidada. He querido guardar una situación de partida que resumen fielmente lo que hemos comentado durante el análisis. Un grupo japonés haciendo patrulla y el grupo americano agazapado entre la maleza sin mover un músculo esperando a que esté lo suficientemente cerca para lanzar una granada y acabar con todos a la vez. Cuando esto ocurre, la granada se queda a un poco de distancia y estalla en la cabeza del primero de la fila japonesa y, cuando parece que van a dar la voz de alarma, se quedan todos parados y siguen la ronda tan tranquilos?. Viendo el excepcional comportamiento en casi todas las situaciones de la IA de enemigos y aliados, destaca situaciones como estas más propias de los primeros títulos FPS donde todo era acabar con lo que se mueva.

    Con esto, queremos decir que, si el 80% del juego es de lo mejor que hemos visto en el género, cuando los chicos de EA se ?curren? el 20% restante estaremos ante el título en primera persona perfecto. Ya queda menos.
    Puntúa este juego
    106 votos en total
    Tu nota:
    6.71
    Datos de Medal of Honor: Pacific Assault
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 18 de Noviembre de 2004 (para PC)
  • Comprar Medal of Honor: Pacific Assault
    Precio de Medal of Honor: Pacific Assault para PC
    Compara los precios de Medal of Honor: Pacific Assault para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Medal of Honor: Pacific Assault a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos