MotorStorm - PS3

MotorStorm

Juego para PS3
Análisis crítico de MotorStorm, un juego excelente de Conducción (Simulación) de Evolution Studios. Por José M. Martínez, auténtico experto en MotorStorm

    Motorstorm ? Análisis PS3

    por el Pertenece a la saga de juegos MotorStormClasificación global: #606 Clasificación en PS3: #148Juego de Conducción (Simulación) Juego recomendado para mayores de 12 años
  • Introducción
    Otro de los títulos iniciales de PS3 ha sido este Motorstorm, uno de los primeros en ser mostrados en el 2005 para la nueva consola y que para el que había una enorme expectación por ver si los chicos de Evolution Games eran capaces de recrear lo mismo que en aquel vídeo inicial. El resultado final se aproxima bastante a lo que en su momento se pudo ver, con un título realmente espectacular a nivel técnico y extremadamente divertido y adictivo en su funcionamiento. Ante todo, éste es un juego que abandona cualquier tipo de complicación en su funcionamiento o su control para ofrecer adrenalina en estado puro. Lo que nos propone son carreras totalmente arcades y desenfrenadas (sin reglas) en diferentes tipos de circuitos ?off-road? o naturales los cuales han sido ambientados en el famoso monumento estadounidense Monument Valley, para lo que sus responsables tomaron muchas horas de vídeo para intentar reflejar el verdadero ambiente del lugar, y el cual han conseguido sobradamente.

    Sin embargo, el punto fuerte de este Motorstorm reside en el núcleo del juego, los vehículos. Tenemos varios tipos distintos a elegir entre motos, quads, 4x4, rancheras, camiones y vehículos de rally. Gracias a un excelente engine físico desarrollado para este título (utiliza Havok), cada vehículo tiene un comportamiento distinto en carretera dependiendo del tipo de superficie y del peso del vehículo. A priori, todos los vehículos tienen la misma velocidad punta lo que iguala las fuerzas de todos los participantes, pero cada uno tiene unas cualidades que lo hacen mejor para según qué superficie. En un extremo están los camiones, los cuales debido a su enorme peso arrancan con dificultad y se mueven de forma torpe, pero gracias a su volumen, cuando atravesamos tramos de barro será el vehículo que menos derrape fijándose más a la carretera, votan mucho menos al caer desde grandes alturas que los demás haciéndolo más estable y tienen un volumen tal que ningún otro vehículo es capaz de desplazarlos. En el otro extremo están las motos, las cuales arrancan con mucha velocidad, son muy rápidas de controlar y girar, pero su escaso peso hace que sean prácticamente incontrolables en el barro, salgan despedidas en los saltos a grandes alturas y son tremendamente endebles contra cualquier otro en carretera.

    A todo esto hay que unir la estructura de cada circuito y su topografía, con distintas rutas interconectadas para llegar a la meta y donde en cada una encontraremos tramos con distintos tipos de superficie como barro, tierra, asfalto y piedra, además de subidas, bajadas, saltos o rampas. Todo ello hace que dependiendo del vehículo que seleccionemos debamos escoger una u otra ruta que mejor se adapta a las características del mismo, donde se agarre mejor, coja más velocidad, etc. Todos los circuitos son enormes y ofrecen una enorme cantidad de posibles rutas que tomar, algunos más que otros, pero que en su mayor parte estarán interconectadas de forma que si nos salimos de una, siempre podremos seguir por otra aunque no sea tan favorable. Por supuesto, en cualquiera de ellos encontraremos obstáculos como enormes piedras, chatarra o trozos de chapa que nos dificultarán el camino, aunque como decimos, el peso de los vehículos será fundamental a la hora de decidir si los arrollamos o debemos esquivarlos para no saltar por los aires.
  • Entretenimiento y duración
    9
    Su asequible sistema de control sin complicaciones engancha desde el primer momento. La escasa dificultad de las primeras carreras hará que nos enganchemos hasta llegar a las más difíciles, con una enorme satisfacción personal al ganarlas. El comportamiento un poco extraño de los rivales le resta punto de diversión
  • Control y opciones de juego
    8
    Excelente control de todos los vehículos y sus distintas propiedades para según que superficie. Le falta un poco de profundidad al ofrecer siempre lo mismo aunque los distintos entornos y su extensión den mucho juego. El modo online extiende la vida del juego, aunque también le faltan más modos.
  • Creatividad e innovación
    7
    Aunque con un planteamiento similar al de otros títulos, el apartado técnico hace que no se parezca en nada a ningún otro gracias a la física, el peso de los vehículos y sus distintos comportamientos, así como a los escenarios dinámicos o el enfrentar distintos vehículos entre si en bastos entornos. La inclusión de un modo online también lo hace distinto.
  • Gráficos, sonidos, IA
    9
    Entornos enormes y dinámicos y gran detalle en los vehículos. Poderosa banda sonora con excelentes y variados cortes de grupos muy conocidos, aunque no tengamos opción de personalizar la lista. El resultado general es excelente aunque no aproveche al máximo la potencia de PS3.
Conclusión
Muy recomendable para los fans de la velocidad. Espectacular a nivel técnico, muy asequible y adictivo para todos. Más modos de juego y algo más de innovación para su secuela.
La verdad es que bastante fácil engancharse con este título por muchos factores. A nivel técnico, el juego demuestra un buen aprovechamiento del hardware de PS3 ofreciendo gran cantidad de vehículos en pantalla (hasta 15) todos ellos deformables y destruibles y gran detalle, aunque esto no afecte a su conducción para nada, salvo cuando los destrozamos por completo que se repararán automáticamente. Lo mismo ocurre con los circuitos, enormes y con una gran cantidad de caminos a elegir además de numerosos elementos dinámicos situados en puntos estratégicos que pueden servirnos tanto para obstáculo propio como para hacer que los demás choquen contra ellos. Mención especial a las marcas que dejan los vehículos en el barro, cuyo aspecto es espectacular y que se mantienen vuelta tras vuelta deformándose con cada pasada. El número de pistas quizás es un poco escaso, ocho, aunque sus distintas condiciones climatológicas y franjas horarias ofrece la suficiente variedad como para no caer en la monotonía rápidamente. En el modo para un jugador nos obligarán a utilizar todos los vehículos para todos los circuitos, lo que nos lleva a buscar la mejor ruta posible en cada caso y probando distintas alternativas para encontrar la óptima.

Sí que queremos darle un pequeño tironcito de orejas a los responsables por algo que pensamos debía haber sido erradicado de los videojuegos hace muchos años, como es el extraño comportamiento de los corredores en carretera, es decir, su IA. Hay que decir que la mejor estrategia para ganar es no ir primero salvo en los últimos tramos de la última vuelta, ya que el resto de corredores siempre cometerá fallos cuando vayamos por detrás, pero ninguno los hará cuando vayamos primero, lo que hace que ir en cabeza sea un serio revés a nuestras aspiraciones de ganar la carrera. El nivel de dificultad del juego se basa en dos principios; el primero es el comportamiento de los demás corredores que a veces parecen que están contra ti; el segundo es que en niveles más avanzados el juego te obliga a usar un tipo de vehículo en un circuito poco propicio para él, teniendo que quedar entre los primeros para puntuar y ganar si queremos completar la entrada. Si a este hecho y al comportamiento antes mencionado unimos que en ciertos circuitos usaremos vehículos en clara desventaja contra los que lleva la máquina, algunas carreras se convertirán en un verdadero reto personal.

En cuanto al sistema de control, tendremos a nuestra disposición la posibilidad de manejar los vehículos con el analógico izquierdo (muy suave preciso) o activar el sensor de movimiento del sixaxis para controlarlo como si de un volante se tratase, aunque en este último caso su sensibilidad y velocidad hace que prefiramos el clásico control de toda la vida. Aparte, tenemos un botón para acelerar, otro para frenar (que no sirve de mucho, la verdad) y otro para el turbo que usaremos extensivamente. El analógico derecho sirve para rotar la cámara alrededor nuestra, pero su función no está todo lo bien que cabría esperar, ya que la cámara hace un extraño y lento movimiento que hace que tarde demasiado en girar, y eso en un circuito lleno de rocas, baches y otros vehículos a nuestro alrededor con los que estrellarse no es excesivamente aconsejable. Aún así, el control es muy suave y preciso para todos los vehículos con un manejo concreto para cada modelo.

En definitiva, Motorstorm nos ofrece un título muy adictivo y jugable con un gran acabado técnico, que si bien no aprovecha al máximo ni mucho menos las capacidades de PS3 sí que nos ofrece un detalles que hasta ahora no habíamos visto en ningún otro juego para otro formato. Eso sí, su planteamiento no es excesivamente original aunque se apoya en la potencia de esta consola para ofrecer una física que antes era imposible y que le hace destacar del resto. La inclusión de un modo online también le hace ganar enteros aunque no tenga la profundidad que debería, ofreciéndonos competir contra un máximo de doce jugadores en un circuito del juego, eligiendo vehículos y el número de vueltas, sin más. Aún así, muy recomendable para los fans de la velocidad.
Puntúa este juego
171 votos en total
Tu nota:
3.75
Datos de MotorStorm
  • Nombre
  • Compańía
    Evolution Studios
  • Género
    - Conducción (Simulación)
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 23 de Marzo de 2007 (para PS3)
  • Comprar MotorStorm
    Precio de MotorStorm para PS3
    Compara los precios de MotorStorm para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando MotorStorm a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos