Shadow Warrior - PC, PS4 y  One

Shadow Warrior

Juego para PC, PlayStation 4 y Xbox One
Análisis crítico de Shadow Warrior, un juego excelente de Disparos en primera persona (FPS) de Flying Wild Hog. Por José M. Martínez, auténtico experto en videojuegos
Shadow Warrior
7.75

Shadow Warrior - Análisis del clásico shooter en primera persona para PC

Shadow Warrior - Análisis del clásico shooter en primera persona para PC
por José M. Martínez (@elderlas)
Reseña de Shadow Warrior publicada el Clasificación global: #947 Clasificación en PC: #332Estilo de juego: Disparos en primera persona (FPS) Juego recomendado para mayores de 18 años
  • El remake de un clásico también puede resultar fresco y muy atractivo a nivel técnico
    El remake de un clásico también puede resultar fresco y muy atractivo a nivel técnico
    Hay pocos juegos como este Shadow Warrior, pero ¿cómo es eso posible? Hablamos de un juego del año 1997 cuando los clones de juegos como Doom, Rise of the Triads o Duke Nuken 3D invadían nuestros ordenadores (de hecho, éste podría considerarse como un clon de Duke Nukem 3D). Éste FPS llegó con un cierto aire fresco debido a varios factores, como su toque picante, su extrema violencia, su gran sentido del humor o el poder usar una katana como arma principal, algo que no se destilaba por aquel entonces (ni ahora tampoco salvo en un par de casos puntuales). Aun así, no consiguió llegar a las expectativas del gran público, que seguía disfrutando de algunos de los clásicos; además, el juego original tenía algunos problemillas, como que precisamente no era demasiado fácil de controlar.



    En 2013, los chicos de Flying Wild Hog han querido volver a ofrecernos nuevamente Shadow Warrior con unos gráficos mucho mejores (obviamente) y la misma jugabilidad y que, a día de hoy, sí que parece tener más sentido. El motivo es que nos encontramos con una sobresaturación de juegos del mismo género que ofrecen lo mismo y que intentan (en mayor o menor medida) seguir imitando las fórmulas establecidas (o bien las de Doom, o bien las de Call of Duty).

    En Shadow Warrior encontraremos un juego muy divertido de jugar, realmente adictivo y técnicamente bien realizado (algunos escenarios son sorprendentes), que además cuenta con un gran sentido de humor (los diálogos están en inglés pero contamos con subtítulos en español). Controlaremos a un personaje - de nombre Lo Wang - con el cometido de encontrar una espada sagrada de extraño poder que ha sido robada y para lo que deberá enfrentarse a decenas de monstruos y demonios en diferentes escenarios y situaciones (básicamente, matar a todo bicho viviente). La diferencia principal con respecto a la mayoría de los shooters a nivel jugable radica en las armas que manejaremos.



    Además de usar las clásicas pistolas, ametralladoras, ballestas y escopetas, Wang llevará una katana con la que podrá cortar en varios cachitos a sus enemigos, y que resulta muy fácil de usar (basta con pulsar el botón izquierdo del ratón repetidamente). No solamente a los enemigos más débiles, sino también a los más fuertes (incluso a los que se protegen con enormes escudos). De esta forma, la combinación de armas de fuego con las letales katanas (usaremos más de una) hará que tengamos una jugabilidad muy variada y tengamos muchas opciones a la hora de acabar con los enemigos. Pero no queda aquí la cosa, y es que también iremos ganando ciertos poderes (a medida que matemos enemigos) tanto de ataque (ondas de energía o ataques especiales con la katana) como de defensa (protecciones), lo que hace de nuestro personaje muy completo.

    En cuanto a su desarrollo, Shadow Warrior fue uno de los primeros en su momento en ofrecernos el ahora clásico sistema de zonas, es decir, llegamos a una zona, nos asaltan decenas de enemigos y una vez aniquilados podremos buscar los distintos secretos (muchos), munición y botiquines repartidos por todas partes, y dicho sea de paso no es nada fácil al ser unos escenarios enormes. En algunas de estas zonas o niveles tendremos que enfrentarnos a enormes enemigos finales que nos llevarán más tiempo y con los que tendremos que usar diferentes estrategias para vencerlos.



    Como decimos, el juego resulta muy divertido de jugar y resulta fresco y original incluso a día de hoy por su planteamiento, y aun así no está exento de problemas. Uno de ellos es en cuanto a su sistema de control, y es que puede resultar un poco complejo debido a que para realizar los movimientos especiales tendremos que hacer combinaciones de teclas (como si de combos de juegos de lucha se tratase) para realizar una simple curación o ataque al enemigo. Estas combinaciones no es que sean demasiado complicadas una vez las aprendes, pero no estamos hablando de una o dos si no de un buen número del tipo pulsar dos veces la tecla A y acto seguido dejar pulsado el botón derecho del ratón, ejemplo que tendremos que usarnos para curarnos, algo que no es demasiado fácil mientras nos atacan cientos de demonios.

    Aparte de esto, también tendremos otros problemas. No contamos con modos extra de juego, ni multijugador, ni cooperativo. Tan solo podremos vivir la aventura de Lo Wang en el modo campaña y, lo que es peor, ni siquiera tenemos incluidos los DLC que en su día fueron lanzados del juego original, quizás con la idea de poder volver a vendérnoslos si el juego tiene éxito, lo que no nos parece demasiada buena idea si miramos incluso su precio de lanzamiento en Steam (30€). Y es que un remake, a pesar de tener calidad y ser divertido no está a la altura de algunas de las grandes súper-producciones del género, con lo que no debería costar de manera similar.



    En resumen, Shadow Warrios es una alternativa a esas grandes producciones que nos puede hacer engancharnos de forma fácil y divertirnos unas cuantas horas. Es muy rejugable debido a su gran número de secretos ocultos y está técnicamente bien realizado. El problema es que es difícil considerarlo como un juego que todo buen aficionado a los shooters en primera persona debería probar por varios motivos, como su precio o que no ofrezca todo lo que deberían ofrecer a día de hoy los FPS que llegan al mercado, y aun así, merece la pena darle una oportunidad.
  • Entretenimiento y duración
    9
    Me ha resultado fresco y divertido. Al principio tenía la idea de que sería un juego como los clásicos Duke Nukem (que a mí personalmente nunca me atrajo) pero tan pronto se le da una oportunidad engancha y te hace disfrutar visitando algunos escenarios de gran factura y derrotando a algunos demonios muy bien diseñados (o a enemigos humanos, algunos con katanas, otros con armas de fuego), aparte de los gigantescos enemigos finales. La ambientación japonesa llena de tópicos también es un punto a favor a pesar de que algunos la criticaran en su momento (es un videojuego, nada más). Si los combos fuesen más fáciles y tuvieses opciones online sería perfecto.

  • Control y opciones de juego
    7
    Un montón de armas, cada una con su comportamiento. El poder controlar una katana como arma principal y su facilidad de uso hace que el juego gane puntos e incluso sea muy original, así como algunos de los poderes que podremos conseguir con la experiencia. El problema es el sistema de combos que nos hará tener que aprendernos difíciles movimientos con varias teclas para lanzar ataques especiales. No tiene ninguna opción de multijugador ni cooperativo, lo que hará que lo abandonemos nada más terminarlo.
  • Creatividad e innovación
    8
    16 años después de su lanzamiento original y a día de hoy hay pocas cosas como Shadow Warrior. En su momento no encajó demasiado bien pero a día de hoy resulta fresco, imaginativo y muy adictivo. Además cuenta con un buen puñado de elementos, las armas, la katana, los poderes, el sistema complejo de evolución o los enemigos (sobre todo los finales) que ofrecen cosas muy interesantes y que renuevan al original en muchos aspectos.

  • Gráficos, sonidos, IA
    7
    Shadow Warrior cuenta con escenarios muy trabajados, grandes y muy bien diseñados. No son los típicos cuadrados y nos ofrecen la suficiente libertad para poder jugar cada nivel de distintas formas. Además, el juego corre bien un máquinas no muy potentes y con todo el nivel de detalle es un juego muy bonito. No cuenta con las voces en castellano aunque sí tenemos subtítulos en español. Eso sí, no contemos con que el título pueda competir con las grandes joyas del mercado actual.
  • Conclusión
    Con Shadow Warrior nos encontramos con un arma de doble filo. Por un lado tenemos un juego muy divertido y técnicamente bien realizado que está a la altura de algunos clásicos y que a día de hoy resulta más fresco incluso que cuando salió debido a que no hay muchas cosas parecidas en el mercado (poderes, katanas, demonios?). Por otro lado, es un juego que a pesar de tener muchos secretos y tener una buena duración, no cuenta con modo online de ninguna clase ni cooperativo, además de tener un sistema de combos algo complejo que tirará para atrás a muchos usuarios. Además, un remake de un juego clásico no debería tener ese precio. Personalmente le daría una oportunidad cuando esté algo más barato, porque nos vamos a divertir con él de lo lindo.
    Puntúa este juego
    1 votos en total
    Tu nota:
    6.71
    Datos de Shadow Warrior
    • Nombre
    • Compańía
      Flying Wild Hog
    • Género
      - Disparos en primera persona (FPS)
  • Juego conocido como
    Shadow Warrior Remake
  • Opciones
    - Ambientación: Para adultos por altas dosis de violencia
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 26 de Septiembre de 2013 (para PC)
    en España el 26 de Septiembre de 2014 (para PlayStation 4 y Xbox One)
  • Comprar Shadow Warrior
    Precio de Shadow Warrior para PC, PS4 y One
    Compara los precios de Shadow Warrior para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Shadow Warrior a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos
    Vídeos
    Gameplay y nuestra opinión del juego
    Vídeo de Gameplay y nuestra opinión del juego
    Os traemos un vídeo donde os ofrecemos los primeros minutos de juego real (sin animaciones) de la versión española