Devil May Cry 3: Dante's Awakening - PS2, PC, Switch, PS4 y  One

Devil May Cry 3: Dante's Awakening

Juego para PlayStation2, PC, Nintendo Switch, PlayStation 4 y Xbox One
Análisis crítico de Devil May Cry 3: Dante's Awakening, un juego excelente de Hack'n Slash de Capcom. Por Mario Durán, auténtico experto en Devil May Cry

    Devil May Cry 3 análisis

    por el Pertenece a la saga de juegos Devil May CryClasificación global: #1096 Clasificación en Xbox One: #208 Clasificación en PC: #337 Clasificación en Nintendo Switch: #123 Clasificación en PlayStation 4: #291 Clasificación en PlayStation2: #69Juego de Hack'n Slash Juego recomendado para mayores de 16 años
  • Introducción
    Capcom , a lo largo de su historia nos ha demostrado muchas cosas curiosas. Para dos de ellas tenemos reflexión y constatación en este juego. Primero: Es la reina de las secuelas, en todas sus formas imaginables, tendiendo hacia el infinito; y segundo: le suele costar llegar al número tres (no suele ser en el tercer episodio de la saga, que siempre avanza con rodeos), pero cuando llega, siempre suele suponer un intento de revisión. Por desgracia en este caso la teoría es sólo cierta a medias. Pues aunque se ha intentado dejar atrás la decepción de la segunda parte (concederla a un estudio ajeno - aunque de calidad - no fue una buena idea), y se ha conseguido holgadamente, no se ha equipado al juego con la dosis necesaria de revisión o reciclaje (originalidad tal vez sea pedir mucho) para hacerlo merecedor de los más altos elogios. Veamos:
  • Entretenimiento y duración
    7
    Es lo mismo que las anteriores entregas. Ya sabes a lo que te atienes; con un casi nulo factor de volverlo a jugar.
    Sorpresa: este juego es muy difícil, mucho; demasiado. Baste decir que el nivel ?normal? de nuestra versión es la ?difícil? japonesa. Es el principal problema para la adicción, encontrar con que te matan de mala manera en la primera misión no es muy alentador, pero que te vuelvan a matar cada poco tiempo en las sucesivas es aún más descorazonador. Casi nos veremos obligados a dejarnos matar unas cuantas veces para que el juego nos ?premie? con el hasta entonces oculto nivel ?fácil? (cosa que puede que salga sola con las primeras partidas, sin necesidad de pretenderlo o buscarlo). Y el problema, tal y como en el apartado anterior explico, no reside en una mala jugabilidad, ajuste de los botones o respuesta en la ejecución. Es, simplemente, que los enemigos tienen demasiada facilidad para matarnos, y nosotros con demasiada poca fuerza para poderles hacer frente de forma contundente. En parte se debe también al desconocimiento de un control real del modo elegido, aunque se le eche un vistazo al tutorial. Debería haberse diseñado una curva más suavizada en la que la primera misión, como suele ser habitual en este tipo de juegos, fuese un mero paso a paso sobre novedades o formas de juego; para ir conectando, para ir sabiendo. Pero Capcom ha preferido empezar por al fuerza, a las duras; y os aseguro que a más de uno se le puede atragantar la chulería de Dante, tan diferente a la del muñequito pelele que no hace más que recibir combos de los enemigos (un gran peligro éste: es fácil que los enemigos se encadenen unos con otros para acabar con tu energía en un momento).
    Pero si hemos elegido el nivel fácil, realmente podremos jugar, y será entonces cuando todas las cualidades del juego podrán ser admiradas convenientemente.
    ¿Y qué es lo que tenemos para mantener el interés? 20 misiones, más las consabidas (e insoportables) misiones secretas para apelar a nuestra paciencia u orgullo; malos finales de los que nos obligan a pensar y buscar debilidades pero que no caen en la superioridad absoluta con facilidad; grandes en tamaño la mayoría, pero justos en la medida de desafío para no resultar desesperantes; secuencias cinemáticas en tiempo real divertidas, de inmersión en la historia, cruciales para sonreír con la extrema nueva chulería de Dante; y poco más en cuanto a novedad con los anteriores capítulos.
    En cuanto al factor de rejugarlo una vez completado; la verdad es que los alicientes no son muy llamativos: algún traje nuevo, quizá probar los otros estilos de lucha y niveles de dificultad extremos (¿de verdad que hacían falta?)
    De 10 a 16 horas dependiendo de la prisa que tengáis, o lo que os guste jugar con Dante. No es mucho, viene a ser la media en esta clase de juegos, y aunque os aseguro que los combates son intensos y Dante se deja manejar, me parece que el juego no acaba de ser bien amortizado del todo? ¿Mejor alquilarlo para un fin de semana? Una opción a tener en cuenta.
  • Control y opciones de juego
    8
    la vieja escuela con nuevas aportaciones de cara a la galería. Buen control y buena respuesta: buenas batallas.
    Éste es el aspecto que ha sido, en esencia, pulido con más cariño o esfuerzo de cara a distanciarlo de una mera secuela; pero el retoque es tan sutil en apariencia que cuesta percibirlo en las primeras partidas (cosa que nos costará cara). Dante no parece muy diferente en cuanto a control, respuesta y manejo con respecto al original. Tiene las mismas armas en un principio y la disposición de los botones es parecida. Tan sólo notamos un nuevo elemento (una nueva elección al principio de la partida): el estilo de lucha. Una decisión en cuanto a animaciones específicas y movimientos concretos de Dante, surgidos en función de nuestra selección, alterable a lo largo de la partida. Un simple detalle de cara a la galería, se podría pensar; una simple mejora destinada a dar un poco de variedad que poco se puede llegar a notar.

    Pero la verdad, la cruda realidad es que ésta es realmente la única novedad en Jugabilidad con respecto a las anteriores versiones; el toque de cambio en el manejo que nos desorientará en un principio pero nos alegrará en cuanto nos manejemos con él. Es el alma de este apartado, y si me apuran, el alma del juego. Pero es sólo una animación aquí y allá de Dante cuando pulsamos el botón círculo, unos movimientos de chulería que no podemos controlar en demasía. Lástima.

    Se nos ofrecen varios estilos a elegir, pero no se nos instruye bien en ellos, ni se nos permite probarlos. Se debe elegir a ciegas, y es lo mejor elegir el que nos ofrecen por defecto, el llamado ?Trickster? (nos permite acrobacias). Nos va a permitir mayor equilibrio en los ataques y una mejor comodidad y facilidad a la hora de resultar versátiles. Los otros estilos están enfocados a resaltar un único segmento del combate (armas en ?Gunslinger? , espadas en ?Swordmaster? , defensa no tan buena en ?Royal guard? ), pero nos acabaran limitando, y, puesto que los niveles (nuevos movimientos) se mejoran con el tiempo, es mejor permanecer fiel a nuestro favorito en lugar de andar cambiando de estilo esporádicamente y hacernos débiles en varios puntos.

    Así que la nueva baza son los estilos, e ir combinando las diferentes clases de ataque de Dante son la mejor opción: el medidor de estilo irá creciendo y mejorarlo será más fácil. Y hay que tener esto en cuenta, porque el juego premia la variedad de ataques del jugador a la hora de manejar a Dante: combinar movimientos cuerpo a cuerpo con armas y tratar de enlazarlos constantemente es la mejor opción, y para esto se ha diseñado el sistema de juego. Las armas y movimientos están pensados y divididos teniendo en cuenta factor de ataque múltiple (melee) o ataque simple (cuerpo a cuerpo o un único blanco). Así que combinarlos no sólo resultará divertido, también evitará que juguemos de forma repetitiva, usando siempre los mismos movimientos. No caeremos en esta trampa por dos razones: porque el juego no nos puntuará bien, y porque la variedad de armas y combos ha sido diseñada para que siempre tengamos que andar cambiando de modo o arsenal de cara a las diferentes situaciones o enemigos. Y es que este es, en el fondo, y no tanto a su pesar, un juego de acción de mata-mata y destroza-destroza; así que no viene nada mal que lo que se cuide es el combate en sí, la propia Jugabilidad, pues despachar monstruos a diestro y siniestro es el 90% del juego. El otro 10 es un poquito de puzzles y unas buenas escenas en tiempo real entre fase y fase; realmente curiosas y espectaculares. Un justo premio por ese esfuerzo supremo que supone cada pantalla en el nivel normal. ¿Esfuerzo supremo? Sigan leyendo.
  • Creatividad e innovación
    6
    La fórmula ha permanecido inalterada. Mismo desarrollo con diferentes actores alrededor de la estrella Dante.
    La originalidad se resume casi por completo a los estilos de combate, y no hay mucho más, la verdad. Es lógico y predecible que encontremos nuevas armas, nuevos enemigos y nuevos poderes, pero esto es parte de la misma estructura de juego que poseía ya la primera parte, sin demasiadas diferencias.
    Es cierto que se ha intentado dar un nuevo aire con la incorporación de un Dante mucho más chulo (casi demasiado) y más joven, pretendiendo contar con nuevos elementos la historia del pasado del personaje. Pero aquí no encontramos nada nuevo sobre sus orígenes, tan sólo el episodio del enfrentamiento con su hermano, Virgil (algo malogrado y sombrío en la primera parte)
    En los modos de juego todo sigue igual: sólo hay uno: historia, y poco más.
    Las opciones son las mismas de siempre y los acertijos mantienen el patrón igualmente. Buscar un objeto aquí y allí y poco más (es mucho mejor en este aspecto, y en todos si me lo permiten, el gran ?God of War? ).
    También se ha intentado dar un nuevo soplo de aire fresco a la historia con la inclusión de una nueva cazadora de demonios con misterioso halo, pero ya había chica en la segunda parte (Lucía), y en la anterior ocasión la controlábamos por una aventura completa, aquí ni siquiera la tocamos por un momento.
    Y aunque no es gran cosa, me gustaría hacer mención especial a una de las armas, dos en realidad. Las espadas de fuego y hielo. Realmente atractivas en el juego, con bonitos contraste en el vuelo, con bonitas luces y movimiento en su danza. No es mucho, pero atendiendo a lo poco nuevo que el juego nos ofrece, se agradece ver algo de color más allá de la Sparda.
  • Gráficos, sonidos, IA
    9
    Todo es bueno en los detalles de entorno gráfico y sonido. Buen modelado y buena animación.
    La técnica casi podemos darla por hecha; siempre ha sido una referencia en Dante. El empaque técnico es claro, efectivo y sólido. Tanto en gráficos como en sonido.
    Los escenarios han sido cuidados con detalle e influencia góticos. Con aspecto de gran catedral con vidrieras o castillos sin fantasmas, pero sí con demonios. El juego y la historia giran alrededor de una gran torre oscura, y es nuestro deber recorrerla arriba y abajo; y no sólo en una única dirección. Aquí encontramos uno de los pocos reproches al entorno. Les ha debido gustar a los diseñadores y grafistas mucho su trabajo, pues en más de una ocasión nos veremos obligados a recorrer las mismas estancias en direcciones contrarias; cuando vamos, y cuando venimos. Una pequeña licencia que les concedemos por el buen trabajo general. Sólidos polígonos, buena ambientación personal (esto sí que hay que admitirlo, el juego tiene su propio estilo gráfico, y en estos tiempos es realmente de agradecer) y movimientos y animaciones perfectamente encadenados y realizados. Tanto en Dante como en la multitud de enemigos, ya sean finales o no.
    El sonido es parte del ambiente y el espíritu del juego. Capcom lo sabe y los acérrimos de la serie así lo esperan. Música cañera y animada, acorde con las situaciones y evoluciones de nuestro chico de pelo blanco (¿Gris?). Envolvente y siempre presente. Tan contundente como los disparos (infinitos) o los cortes de espada. Tan fiel a la serie como el salto doble. Correcto; más aún, bueno.
    Dejemos para el final un llamamiento a la cámara central, la que nos sigue y nos persigue en todo momento. No es mala, y bien hace su función; pero que quede pendiente para la próxima ocasión un poco más de perfección en su situación.
Conclusión
Bueno pero difícil, en pocas palabras.
Es un gran juego. Grande entre los de su género y notable en un cómputo general. Pero es demasiado simple a estas alturas, demasiado parecido (aunque para algunos esto pueda suponer una ventaja o incluso una virtud) a sus anteriores entregas; aunque centrado en repetir el espíritu del original. Nos ofrece un planteamiento sabido y consabido que no espera mucho de nosotros más que ganas de pasarlo bien y cierta soltura con los botones (pero no bailar a lo loco con ellos, por suerte). Para aquellos que sean conocidos del género y quieran darle una oportunidad, será una apuesta segura; al igual que para los fanáticos de la saga. Pero si lo que buscas es nuevos elementos o una aventura algo más completa, God of War te espera con los brazos abiertos.
La historia entretiene e incluso divierte, puede ser un aliciente, pero no se convertirá en el motor de vuestra motivación. Bueno pero difícil, en pocas palabras.
Puntúa este juego
186 votos en total
Tu nota:
3.71
Datos de Devil May Cry 3: Dante's Awakening
  • Opciones
    - Juego competitivo: No tiene multijugador competitivo
    - Ambientación: Satánico, demonios, seres infernales
    - Juego cooperativo: Modo cooperativo adicional para 2 jugadores con una consola (Switch)
    - Otros detalles: Dificultad ajustable
    - Todos los jugadores: Excelente experiencia en solitario
    - Opciones de juego: Recomendamos haber jugado a anteriores juegos de la saga
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 25 de Marzo de 2005 (para PlayStation2, PC, PlayStation 4 y Xbox One)
    en España el 20 de Febrero de 2020 (para Nintendo Switch)
  • Comprar Devil May Cry 3: Dante's Awakening
    Precio de Devil May Cry 3: Dante's Awakening para PS2, PC, Switch, PS4 y One
    Compara los precios de Devil May Cry 3: Dante's Awakening para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Devil May Cry 3: Dante's Awakening a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos
    Vídeos
    Ya disponible
    Vídeo de Ya disponible
    Tráiler de lanzamiento