MAG - PS3

MAG

Juego para PS3
Análisis crítico de MAG, un juego épico de Disparos en primera persona (FPS) de Zipper Interactive. Por José M. Martínez, auténtico experto en videojuegos

    El primer FPS que permite enfrentarse a 256 en el modo multijugador, a examen

    por el Clasificación global: #169 Clasificación en PS3: #45Juego de Disparos en primera persona (FPS) Juego recomendado para mayores de 16 años
  • Primeras horas en el modo Supresión, el primero de los dos que tendremos a nuestra disposición
    Primeras horas con MAG. El juego, sus características y sus modos prometen mucho, pero las primeras horas dejan un sabor agridulce. Para empezar, la promesa de 256 jugadores en una partida tiene que esperar hasta que alcancemos cierto nivel, lo cual está muy bien ya que nos hace acostumbrarnos a lo que el juego da de si. Por ello, hasta no llegar al nivel 4, un par de horas o así, podremos jugar exclusivamente en partidas para 64, 32 por equipo, lo que ya está bastante bien al alcanzar de golpe y porrazo el máximo número online de jugadores de cualquier otro juego del género. El primero de los modos al que le hemos dedicado toda nuestra atención se denomina supresión, y no es otra cosa que un modo de muerte por equipos con dos grupos divididos a su vez en 4 grupos de 8. Si bien la experiencia ha sido buena, hemos encontrado algunos flecos que podrían haberse pulido perfectamente, como por ejemplo un excesivo tiempo de respawn de 15 segundos, a veces más, al menos hasta que alguno de los integrantes de nuestra cuadrilla muere para que no aparezcamos solos. Esto no tiene ningún sentido, ya que sólo hay dos puntos de regeneración, lo que hace que nos de igual quien haya muerto y salgamos todos a la carrera hasta los puntos de enfrentamiento. Aquí es donde encontraremos otro de los problemas, y es que a pesar de encontrarnos en un enorme mapa con muchos jugadores, la acción se concentra siempre en los mismos puntos concretos del mismo, dejando los alrededores prácticamente vacíos, a excepción por supuesto de los francotiradores, los cuales tienen en MAG un título para poner en sus puntos de mira, literalmente. Esto es así debido a que en ningún momento se muestra quien ha matado al jugador, lo que hace ideal encontrar un punto donde acampar, y tirarnos al suelo para pasar la tarde, tortilla de patatas incluida. También vemos algo complicado el sistema de control con el Dualshock 3 de PS3, y es que la configuración de botones es un tanto atípica para cambiar las armas (no utiliza la cruceta), y nos veremos confundidos las primeras partidas hasta hacernos con su uso.
    Pero todo no va a ser malo. Como decimos, el juego responde bastante bien y utiliza un curioso sistema para llenar todas las partidas que disputemos. Simplemente, hay que apuntarse a la cola de espera de una de ellas, y todos los jugadores de todo el mundo que estén esperando formarán la siguiente, uniendo al número que haga falta para ellas. De momento, no hemos visto cómo se podrían montar partidas para ligas y similares, ya que con este sistema no lo permitiría, pero suponemos que avanzando niveles tendremos ciertas opciones para ello. Aparte, MAG cuenta con todos los ingredientes de este tipo de títulos. Ganar experiencia con cada victoria, muerte, asistencia o curación, cantidad de armas y accesorios para ponerles y calidad técnica sin ápice de ralentización (al menos de momento).
  • El modo Sabotaje comienza a poner las cosas en su sitio, y nos da algunas explicaciones de cómo funciona el juego
    Unas pocas horas más, esta vez con el segundo modo disponible en el juego, Sabotaje, y ya comienza a quedar claro la clase de juego que podremos encontrar en MAG. También empezamos a encontrar explicación a algunas de las cosas que veíamos en las primeras horas de juego. El modo Sabotaje es parecido al clásico modo Dominio, es decir, unos puntos en el mapa que un equipo debe tomar y el otro debe defender, pero con algunos matices interesantes. En uno de los casos, tendremos que dominar dos puntos concretos del mapa, y cuando nos hagamos con ellos, un tercero se activará y hacer lo propio con él. Una de las diferencias reside en que cada uno de los tres ejércitos que tenemos a nuestra disposición y del que tenemos que formar parte desde el inicio del juego cuando creamos un personaje cumple una función específica dentro de cada mapa, y esta es inamovible, lo que podría ser algo malo a priori pero que se convierte en una de sus mejores bazas. Esto quiere decir, por ejemplo, que en uno de los mapas de Sabotaje, el ejército VALOR siempre defenderá unas posiciones mientras que el ejército de los SVER será quien las ataque, lo que hace que cada jugador se aprenderá bien su cometido dentro del mapa, y sus trucos y posiciones específicas, por lo que cada vez será más difícil llevar a cabo los cometidos. Para los jugadores nuevos tampoco es nada malo, ya que podrán aprender de los que más tiempo lleven al ser siempre estrategias similares. Eso sí, siempre podríamos crearnos un nuevo personaje en otro ejército y acceder así a este otro lado, aunque partiríamos de cero con toda la experiencia y ventajas adquiridas con el tiempo (armas, protección extra, estabilidad, puntería, posibilidad de ser médico, etc.) y habría que ganarlas otra vez, pero a cambio tendríamos todo el conocimiento de saber cómo trabaja el otro ejército.
    También hay una explicación para los elevados tiempos de respawn del juego, aunque esta no satisfaga en absoluto. Se trata de un contador de tiempo que, dependiendo del mapa, estará entre los quince y veinte segundos y que siempre va cuenta atrás, de forma que al llegar a cero, todos los caídos de ambos equipos se regenerarán a la vez, otorgando ventaja a aquel equipo que lo haga mejor ya que a mayor número de bajas, menor presencia enemiga en el campo y volviendo a empezar la cuenta una y otra vez. Aunque el sistema es muy ingenioso, una vez se está en el fragor de la batalla no nos hace nada de gracias tener que esperar muchos segundos, aunque esto significa que podremos tener suerte y reaparecer quedando un segundo en el mejor de los casos. En cuanto a los puntos de regeneración, hay más de uno en cada mapa el cual estará más cerca de cada punto de dominio en cada caso, pudiendo seleccionarlo dependiendo de nuestro objetivo, o el de nuestro batallón. Incluso, éste puede variar durante una misma partida, ya que si el objetivo está más lejos, el juego nos lanzará en paracaídas permitiéndonos movernos por el aire para evitar ser disparados (aunque no podremos disparar).

    Seguiremos viendo qué más nos depara este MAG.
  • Algunas horas más tarde, el juego desvela todo su verdadero potencial, tanto jugable como adictivo, y número de jugadores total en el modo Dominación
    Después de echar unas horas más al juego y de subir varios niveles, hemos podido disfrutar de los dos modos de juego que faltaban por desbloquear, Adquisición y Dominación. El primero de ellos es un original modo para 128 jugadores, 64 vs 64, en el que un equipo se encuentra encerrado en una base con dos vehículos que debe defender mientras que el otro debe intentar asaltarla, robar los vehículos y salir de allí. Dominación tiene el mismo funcionamiento que cualquier otro juego salvo por el factor de los 256 jugadores, 128 por equipo, ya que es el único modo en el que esta cantidad de jugadores se puede reunir. Ambos modos tienen un funcionamiento similar al de cualquier otro juego, aunque con ligeros matices ya que la cantidad de jugadores es mucho mayor, y existen puntos concretos en los mapas donde un equipo deberá poner cargas detonadoras a los vehículos y tropas entrar o salir.

    Una de las mayores preocupaciones de los jugadores era si con este número de jugadores el juego tendría algún tipo de ralentización a nivel técnico, pero después de más de 20 horas de juego y de probar todos los mapas, no hemos visto ninguna. El juego divide a cada equipo en grupos de 32 jugadores, y a su vez en escuadras de 8 con un líder, el cual asigna una tarea para atacar o defender alguna zona específica, lo que hace que en la mayor parte del tiempo (si se siguen sus indicaciones), todos estén bastante separados. Eso sí, cuando los distintos puntos de ataque/defensa del modo dominación han caído, se activa un último punto con el que hay que hacer lo propio, y es ahí donde sí que se acumulan todos los jugadores en muy poco terreno, además de recibir apoyo aéreo con explosiones que hacen temblar la pantalla, y aún así, no sólo no vemos ralentizaciones, sino que tampoco se aprecian problemas de lag.

    Por último, hay que nombrar el sistema de evolución del jugador, el cual nos tendrá enganchados un buen puñado de horas delante de la consola, y que destaca por su simplicidad y versatilidad. Básicamente, cada vez que acabemos con un enemigo recibiremos cinco puntos de experiencia, 3 si hacemos una asistencia (ayudamos a alguien), y estos puntos nos harán subir de nivel. Cada vez que subamos de nivel, tendremos un punto de habilidad a nuestra disposición para gastarlo en mejoras del jugador o del equipo que llevamos, pudiendo mejorar la resistencia, puntería, fuerza y el armamento y equipamiento del jugador. Como vemos, muy sencillito pero con gran versatilidad, ya que por ejemplo nuestro personaje cuenta con un accesorio que nos permitirá curarnos, pero no a los aliados, y una de las cosas que podremos mejorar (con dos puntos de habilidad) es la posibilidad de curar a nuestros aliados heridos, lo que nos dará de 1 a 3 puntos de experiencia cada vez que lo hagamos, así como también la posibilidad de resucitar a los que están caídos (comprándola, claro), dándonos 10 puntos de experiencia (el doble que matar a alguien). De esta forma, el juego potencia el trabajo en equipo más que el individualismo, como ocurre en la mayoría de FPS, y aparte convierten al personaje a uno u otro alineamiento según las mejoras que vayamos comprando,, como médicos, apoyo, ataque directo, etc.
  • Mucho margen para la mejora, y aún así un excelente título
    Hemos empezado este 2010 con una buena sorpresa en el terreno de los FPS online. MAG es un título que despunta prácticamente en todo, con un muy buen apartado técnico, muchos elementos originales, funciona muy bien sin lag ni problemas y con suficientes opciones de juego y de personalización para dar muchas horas de entretenimiento. Aún así, vemos muchas posibles mejoras que se le pueden añadir, por lo que aún tiene margen para una hipotética segunda parte en el futuro, lo que le augura una vida larga y próspera como franquicia. Una de ellas podría ser un buen soporte para los clanes, partidas personalizadas o servidores dedicados, para que los más hardcore tengan también su rincón y no se enfaden cada vez que alguno no haga lo que ellos quieren (sí que hay de esos, sí), y acaben expulsándolos de sus partidas.

    Por todo, MAG es un título que nos gusta y mucho. Lo que hay nos ha encandilado, sobretodo dedicándole unas cuantas horas de juego desbloqueando todos los modos, así como las distintas posibilidades de personalización del juego.
  • Entretenimiento y duración
    9
    Cuantas más horas de juego se le dediquen, más divertido será. Cuando se desbloquea el modo para 256 jugadores, estaremos enganchados y será difícil que soltemos el juego. Lástima del primer modo que puede echar para atrás a los que alquilen el juego y similar.
  • Control y opciones de juego
    9
    Cuatro modos distintos, el último (256 jugadores) con un buen puñado de mapas de ataque y defensa para no aburrir a nadie. La creación de un personaje y cómo lo vamos convirtiendo en una u otra clase nos gusta mucho (casi al estilo de un juego de rol, con su especialización). Los más puristas podrían decir que le falta algún que otro modo de juego, mayor cantidad de armas y muchas opciones de soporte para clanes y sus partidas y ligas. También la pregunta de ¿por qué han cambiado el uso de los botones como en la mayoría de FPS?
  • Creatividad e innovación
    9
    El escoger a un ejército y jugar siempre los mismos mapas con las mismas funciones nos encanta. Los modos de juego incluyen la suficiente innovación como para interesar al más experto (como el modo adquisición, una pequeña modificación del captura la bandera con objetivos intermedios), y es el primer juego del género en permitir 256 jugadores a nivel online. Eso sí, le ha faltado algo para poder decir que marcará el futuro de próximos títulos del género.
  • Gráficos, sonidos, IA
    9
    Excelente en todos los apartados. Mapas enormes, buenos modelados de los personajes, gran cantidad de detalle en todos ellos y sin ralentización ni problemas de lag en ninguna parte, al menos fuera de lo normal. A nivel sonoro, buen doblaje, y la música, pues, de vez en cuando suena algo.
Conclusión
Las primeras horas pueden aburrir un poco, ya que el modo de juego inicial (deathmatch por equipos) no está bien planteado y sólo tiene un mapa. Después se convierte en un título tremendamente divertido que evoluciona mucho cada vez que jugamos, y que puede llegar a apasionar a los aficionados a este tipo de juegos tipo Battlefield. Y lo que quizás sea mejor, aún vemos mucho margen para la mejora.
Puntúa este juego
9 votos en total
Tu nota:
3.71
Datos de MAG
  • Nombre
  • Compańía
    Zipper Interactive
  • Género
    - Disparos en primera persona (FPS)
    - Online
  • Juego conocido como
    Massive Action Game, M.A.G
  • Opciones
    - Juego competitivo: Competitivo online hasta 256 jugadores
    - Todos los jugadores: Imprescindible en tu colección
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 29 de Enero de 2010 (para PS3)
  • Comprar MAG
    Precio de MAG para PS3
    Compara los precios de MAG para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando MAG a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos