Killzone Shadow Fall - PS4

Killzone Shadow Fall

Juego para PlayStation 4
Análisis crítico de Killzone Shadow Fall, un juego mejorable de Disparos en primera persona (FPS) de Guerrilla Games. Por José M. Martínez, auténtico experto en Killzone

    Análisis Killzone Shadow Fall - PS4

    Análisis Killzone Shadow Fall - PS4
    por el Pertenece a la saga de juegos KillzoneClasificación global: #1580 Clasificación en PlayStation 4: #420Juego de Disparos en primera persona (FPS) Juego recomendado para mayores de 18 años
  • Este no es el FPS que hará que te compres PS4
    Otro de esos juegos que se esperan con gran esperanza y que luego resulta ser un fiasco. Hace unos meses pude probar por primera vez una demo del juego en la gran feria de los videojuegos - E3 2013 - y lo que vi entonces no me gustó nada, pero pensé que siendo una demo y faltar aún tiempo para su lanzamiento podría ser el motivo. De hecho, me ocurrió lo mismo con el Killzone de PS Vita y al final me acabó por gustar aunque no fuese el vende consolas que Sony esperaba. Llegamos al lanzamiento de PlayStation 4 junto a Killzone Shadow Fall, juego que Sony esperaba fuese la estrella del lanzamiento de esta máquina, y lo que tenemos no solo no cumple con todo lo que se esperaba de él, si no que ha bajado con creces mis peores expectativas, dando un paso atrás incluso con respecto a anteriores juegos de la franquicia (peor incluso que Killzone 3, que ya era un paso atrás con respecto a Killzone 2).



    Y es que este Killzone Shadow Falles una parodia de un buen FPS en cuanto al modo campaña para un jugador, pero aún peor en el multijugador, y es una lástima porque a nivel técnico posiblemente sea de lo mejorcito que tiene este lanzamiento de la nueva generación de consolas, y además va muy sobrado llegando sin problemas a los 1080p de resolución y a los 60fps en el modo campaña, bajando a los 30fps en el multijugador pero sin notar ningún tirón en el juego por problemas técnicos. Eso sí, ni los escenarios se deforman, ni se destruyen ni se mueven ni nada de nada, por lo que hay que darle un buen tironcito de orejas en este aspecto a los chicos de Guerrilla Games, sus responsables.

    Eso sí, no tiene problemas de ralentizaciones y el motor es bastante suave pero, como ya os hemos dicho en anteriores juegos de la franquicia Killzone, uno de los grandes problemas de sus juegos es la lentitud de todo el desarrollo, empezando por un movimiento lento de los personajes (más propio de un juego de infiltración que de un shooter de acción), así como la recarga de las armas, o la lentitud en todas las acciones (el lanzamiento de las granadas es un buen ejemplo, el cambio o la recarga de armas, el salto tan raro que tiene,...) Cuando jugábamos al modo campaña en Killzone 2 veíamos un juego con mucha tensión con grandes enfrentamientos con los enemigos y zonas muy bien creadas que, desgraciadamente se perdieron en su mayoría en Killzone 3 y que en este Shadow Fall se han perdido más aún.



    Uno de los grandes problemas del juego es la experimentación que los chicos de Guerrilla han hecho en cada una de las fases, añadiendo elementos en unas que no se vuelven a usar en otras y cambiando por completo la jugabilidad entre ellas. Ahora, cada nivel es como si fuese un pequeño mundo abierto donde hay una serie de objetivos que tenemos que cumplir y que ni están bien marcados (sale un punto rojo cuando le damos arriba a la cruceta digital y poco más) y que muchas veces ni siquiera sabemos cómo llegar allí. Por ejemplo, el primer nivel (el bosque) nos pide que lleguemos a un punto que está en una zona alta y la única forma de llegar a ella es escalando un trozo de escenario que es idéntico al resto de paredes que encontramos en el juego, con la única diferencia que éste sí que es escalable. Parece ser que en Guerrilla han pensado que el jugador es adivino y que sabrá por donde subir. Son este tipo de cosas absurdas, además de una dificultad no demasiado bien medida, las que hacen que no queramos seguir jugando.

    Aparte de esto encontramos otro experimento fallido en el juego como es el uso del Búho, esto es, un drone volador que nos dan al principio del juego con distintos usos dependiendo de la zona. Por ejemplo, sirve para curarnos cuando estemos a punto de morir, o para crear una tirolina que nos llevará a zonas innaccesibles de otra forma o para hackear ordenadores que encontraremos en el escenario. La idea en sí es muy buena si en realidad nos dejasen experimentar con él o si el diseño de los mapas nos permitiese más su uso. ¿Para que llevar un drone que te puede curar si esto lo hace de forma automática cuando morimos? Aparte, el uso de la tirolina es totalmente cerrado y solamente lo activaremos en el punto donde el juego quiere y como el quiere, es decir, si quitan el drone y ponen una escalera no habría ninguna diferencia.



    Podría seguir diciendo elementos del modo campaña que no funcionan nada, como el resto de los usos del drone, la propia historia del juego, la pérdida de intensidad en los enfrentamientos, la generación infinita de enemigos cuando hay una alarma activada (con lo que el primer objetivo del mapa es siempre desactivarla), el diseño de los mapas o incluso el cambio de jugabilidad entre cada fase sin llegar a rematar ninguna de ellas (la primera parece un Splinter Cell en primera persona, la segunda un Crysis, la tercera un Alien...). Son demasiadas cosas, pero si os contamos muchas de ellas haríamos mucho spoiler y tampoco queremos jorobar a aquellos que a pesar de las opiniones negativas decidan comprárselo.

    Dejando a un lado el single player, algunos FPS se salvan por un buen componente multijugador, pero Killzone Shadow Fall no es uno de ellos. Si bien en anteriores entregas teníamos un modo online muy bueno (incluso en la versión para PS Vita) llamado Zona de Guerra, aquí también se ha tirado al traste y deja de ser interesante por una muy mala planificación de niveles y objetivos. Nos encontramos con unos mapas no muy grandes y totalmente desfasados (parecen sacados de un juego de hace 20 años en los que además seguimos encontrando caminos cerrados) en los que tendremos diferentes objetivos que cumplir (básicamente proteger una zona y activar o desactivar unas cargas). Pues bien, aparte de que el movimiento del personaje es aún más lento que en el modo campaña (además de tener que hacer cosas como pulsar un botón para subir lentamente unas escaleras), el juego y los mapas están diseñado de forma que parece que los objetivos no son nada importantes y acabas disparando a los enemigos y saliendo una y otra vez del punto principal de "respawn", los cuales no se actualizan son fijos en la mayoría de las partidas por lo que tendremos que recorrer gran parte del mapa vacío una y otra vez cuando morimos hasta llegar a la zona de conflicto, con el aburrimiento que ello conlleva.
    Otros elementos negativos sería, por ejemplo, el hecho deno tener un sistema de evolución de personaje al uso, como en otros juegos, motivo por el que no sabremos ni el nivel que tenemos. Esto quiere decir que todos los jugadores serán iguales al inicio de una partida y que todas las armas están desbloqueadas desde el comienzo. Esto en principio no debería ser malo, pero tampoco funciona demasiado bien principalmente porque la mayoría de ellas tiene un comportamiento muy similar entre sí y encima no iremos ganando mejoras a medida que las usamos. De esta forma, la única motivación que tendremos es la de ganar o quedar por encima de otros jugadores (o simplemente jugar), pero debido a su desarrollo, diseño de mapas y lentitud suelen aburrir la mayoría de ellas. Como punto culmén, decir que el interfaz donde se nos muestra nuestras estadísticas o lobby de conexión es inexistente y lo poco que hay está mal diseñado y nos costará ver hasta en qué posición hemos quedado tras finalizar una partida.



    Para colmo, contaremos con solamente dos modos de juego en el multijugador. El que ya hemos comentado - Zona de Guerra - y el clásico Team Deathmatch o muerte por equipos, que debido a lo mal implementado que está, hace que Zona de Guerra resulte más divertido de jugar, por apostar por una acción más directa (aunque igual de lenta). Un buen FPS que se precie debe contar, o bien con un modo historia muy bueno que nos haga olvidar del multijugador (Metro Last Light o Bioshock Infinite son dos buenos ejemplos), o bien un modo campaña normal pero un muy buen multijugador (como Call of Duty por ejemplo). Pero este Killzone Shadow Fall no es ni lo uno ni lo otro; no tenemos ni un mísero captura de bandera, ni dominio, ni un simple todos contra todos. ¿Por qué solo dos modos de juego con 24 jugadores, ni siquiera un mísero modo cooperativo o de horda? ¿Un contrarreloj de lanzamiento?

    El único honor que se le puede dar a este Killzone Shadow Fall es que al menos no le pasa como a Battlefield 4, que tiene fallos técnicos (aunque a veces disparemos a nuestros propios hombres porque no le sale su nombre de color verde encima?) y el de ser muy bonito a nivel técnico. Si te lo has comprado ya poco puedes hacer, salvo pasártelo e intentar ahorrar para comprarte otro FPS que merezcan más la pena.
  • Entretenimiento y duración
    4
    Muy aburrido. Después de jugar a la primera fase viene una que parece sacada de un juego de Alien y no está nada mal. Todo el juego (incluso esta fase) es una serie de experimentos que parecen sacados de distintos juegos de disparos en primera persona (uno por fase) y que ninguno parece estar bien hecho o acabado. El multijugador hay que echarles muchas horas para que empiece a gustar un poco, pero para qué hacerlo cuando hay tantos buenos juegos en el mercado (y PS4 ya tiene varios de estos, incluso uno de descarga gratuita con los mismos problemas, pero repito, gratis).

  • Control y opciones de juego
    4
    La lista de fallos es demasiado larga para enumerarla entera. En el modo campaña es un juego lento en todos los sentidos y solo un par de fases se salvan (porque parecen más de exploración y le pegan). Los mapas no están bien diseñados y en muchas ocasiones vamos a tiendas sin saber qué hacer ni cómo llegar a los sitios y la selección de armas tampoco está demasiado conseguida. Lo mismo ocurre con el drone Búho, que cuando te lo dan piensas que tiene muchas posibilidades de juego pero tan pronto comienzas su uso te das cuenta que no funciona y sueles pasar de él. En el multijugador es un paso atrás incluso con respecto a la versión para PS Vita, tanto en mapas como en opciones y la zona de guerra ha perdido todo el encanto de anteriores versiones. Un desastre.
  • Creatividad e innovación
    5
    El búho es una de las pocas cosas originales que tiene el juego, y no funciona bien. Ni el diseño de los escenarios, ni la temática, ni la historia, ni la mezcla de fases, ni el multijugador funcionan bien, por lo que la mayor parte de cosas que podrían ser destacadas en este apartado se pueden puntuar de forma positiva. El ser el primer Killzone y quizás un poco la estética le hace tener un aprobado por los pelos.

  • Gráficos, sonidos, IA
    7
    Lo más bonito que tiene PS4 (y podríamos decir también en Xbox One a excepción de Ryse) en este tramo inicial de lanzamiento de la nueva generación de consolas. Unos escenarios enormes y bien detallado y un gran juego de luces, sobre todo en las zonas Hellghast y en la fase espacial. Eso sí, los escenarios no son interactivos ni dinámicos. El juego está doblado al castellano. Aun así, se le nota que podría estar mejor y a pesar de ir a 1080p de resolución con 60 FPS, la lentitud en el movimiento del personaje y en todas sus acciones es más que patente y acaba cansando (el movimiento, la carrera, el salto, lanzando granadas...) En el multijugador a veces no sabemos si estamos disparando a un aliado o enemigo porque suele tardar en salir su nombre sobre su cabeza.
Conclusión
Killzone Shadow Fall no solamente tiene los mismos problemas que han tenido los anteriores Killzone en PS3 y PS Vita, sino que además da un paso atrás en otros muchos aspectos convirtiéndose en un FPS con demasiados altibajos que difícilmente puede competir con ninguno de los juegos actuales del género, ni a nivel multijugador ni en el modo campaña. Para colmo, el multiplayer puede llegar a ser irritante por demasiados elementos, su lentitud de desarrollo o sus pocas opciones de personalización, además de por un diseño de mapas anticuado y mal realizado, peor incluso que sus anteriores entregas.
Puntúa este juego
6 votos en total
Tu nota:
3.71
Datos de Killzone Shadow Fall
  • Nombre
  • Compańía
    Guerrilla Games
  • Género
    - Disparos en primera persona (FPS)
  • Juego conocido como
    Killzone PS4, Killzone 4
  • Opciones
    - Juego competitivo: Competitivo online hasta 24 jugadores
    - Ambientación: Ciencia ficción
    - Juego cooperativo: Modo adicional para 4 jugadores online
    - Otros detalles: Dificultad ajustable
    - Opciones de juego: Modos adicionales descargables
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 29 de Noviembre de 2013 (para PlayStation 4)
  • Comprar Killzone Shadow Fall
    Precio de Killzone Shadow Fall para PS4
    Compara los precios de Killzone Shadow Fall para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Killzone Shadow Fall a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos
    Vídeos
    Un nuevo bando se une a la acción con el DLC 'Insurgentes' para Killzone: Shadow Fall
    Vídeo de Un nuevo bando se une a la acción con el DLC 'Insurgentes' para Killzone: Shadow Fall
    La acción multijugador se multiplica con estos recién llegados, nuevas armas, habilidades únicas y más modos de juego, descúbrelo en un nuevo vídeo