Anthem - PC, PS4 y  One

Anthem

Juego para PC, PlayStation 4 y Xbox One
Análisis crítico de Anthem, un juego llamativo de Acción en escenario abierto (sand box) de BioWare. Por José M. Martínez, auténtico experto en videojuegos

    Análisis Anthem - Un gran juego con un comienzo realmente malo

    Análisis Anthem - Un gran juego con un comienzo realmente malo
    por el Clasificación global: #1150 Clasificación en PC: #336 Clasificación en PlayStation 4: #268 Clasificación en Xbox One: #191Juego de Acción en escenario abierto (sand box) Juego recomendado para mayores de 16 años
  • Primeras horas muy prometedoras, aunque no exentas de fallos
    Tras las primeras horas de juego podemos empezar a sacar las primeras conclusiones de Anthem, el "Destiny" de Electronic Arts y Bioware (creadores de Mass Effect o Dragon Age entre otros). Efectivamente, todo lo que pudimos ver en la beta y demos posteriores sigue vigente, incluyendo alguno de los fallos técnicos que hacen que el juego se congele o que algunos personajes se queden enganchados con el escenario, incluyendo enemigos. Aún así y a espera de un parche que aparecerá en los próximos días, podemos decir que la experiencia para el jugador es muy buena, justo lo que cabría esperar de un juego de estas características.

    Aún así, podríamos definirlo con los siguientes puntos:

    - Muchísima historia. A diferencia de The Division o Destiny 2, Anthem tiene un montón de diálogos, escenas cinemáticas o documentos de texto repartidos por todo el mundo que nos da información de todo lo que está pasando y, sobre todo, lo que llegó a pasar en un pasado reciente para meternos mucho más en la historia. Es algo bueno si quieres sentirte como parte integrada de este universo, pero algo no tan bueno si lo que quieres es entrar en acción cuando antes, ya que ni tan siquiera se pueden pasar estas escenas.



    - Para todas las actividades hay matchmaking (búsqueda de jugadores online), es decir, cualquier actividad debe tener a cuatro jugadores conectados. Esto es bueno en algunos casos, como por ejemplo cuando entramos varios jugadores del mismo nivel, pero muy malo cuando no encuentra suficientes jugadores y jugamos con niveles muy diferentes, ya que consigue que la experiencia no sea satisfactoria. Eso sí; puedes entrar y hacer una partida privada y jugarás solo o con los amigos que quieras, pero no es nada recomendable porque en casi cualquier nivel de dificultad que elijas habrá muchos enemigos y será difícil hacerla así.

    Los jugadores de Destiny lo saben muy bien cuando en un Asalto (actividad cooperativa de tres jugadores con matchmaking) el juego decide meterte en una misma partida con otros dos jugadores que ya lo han hecho infinidad de veces (y que entran solo para farmear nuevos objetos), y nos vemos en medio de un escenario repleto de enemigos y cómo estos salen disparados hasta el jefe final dejándote tirado. También pasa en Anthem, por lo que recomendaría jugar con amigos del mismo nivel.

    - La experiencia de disparos es buena aunque rara en ocasiones. Estamos acostumbrados a jugar de otra forma, con un puntero más grande y que la puntería sea ligeramente guiada. Aquí, la mira de las armas es muy pequeña y no tiene ayuda al apuntado, lo que hace que sea más difícil acertar. Aún así, solo hay que seguir practicando un poco y cambiar mucho de armas, ya que a diferencia de juegos similares, las armas varían muchísimo entre ellas.

    - ¡La experiencia de vuelo es alucinante!. Realmente han conseguido que el jugador se sienta con una libertad que ningún otro juego similar tiene, y posiblemente ningún otro juego de acción nos permite movernos de esta forma. Queda realmente bien en el juego.

    - Los mapas son gigantescos. Tenemos un mapa enorme en el que en cada sitio hay un montón de cuevas pequeñas por las que meterse, lagos donde sumergirse y aparecer en otros sitios o llanuras y valles donde enfrentarse a los distintos tipos de enemigos. Eso sí; en las primeras horas se repiten mucho las mismas zonas de enfrentamiento, pero esto no es algo nuevo para los que hemos jugador a Destiny, ¿verdad?

    - Técnicamente el juego ha sufrido un gran downgrade con respecto a la presentación del juego en 2017, y aún así está muy bien conseguido con unos bonitos efectos de luces, personajes detallados y escenarios gigantes. Hemos visto un par de bloqueos y cosas raras en el comportamiento de los personajes, así como algunas expresiones faciales raras (estilo Mass Effect Andromeda), pero aún así cumple con nota. Todo en español, voces y texto, y con una gran calidad.

    - El juego es muy intenso, y está perfectamente llevado. Gracias a la historia que tiene y la forma de guiar al jugador, nos veremos dirigidos de uno a otro sitio con voces en off en todo momento, escenas cinemáticas y enemigos que nos van narrando lo que acontece, pero todo dentro del juego y de forma dinámica. Esto crea gran intensidad en el juego.

    Por todo ello, las primeras sensaciones son buenas, aunque tiene sus contras. Debemos seguir jugando y sacándole el jugo para ver si, de verdad, es tan malo como muchos dicen o todo forma parte de esa caza de brujas que muchos han emprendido contra Electronic Arts que puede perfectamente acabar perjudicando directamente a los jugadores.

    Pronto, nuestro análisis final.
  • Entretenimiento y duración
    8
    Como sabemos por juegos similares, la duración de Anthem es relativa a lo que hagamos con él, ya que la historia principal se puede acabar en unas 12 horas haciendo las misiones secundarias imprescindibles para poder ver el final. Si hacemos también las secundarias podríamos estar entre 3 y 4 horas más llegando hasta las 16. Pero luego el juego es igual de rejugable que cualquier otro juego similar en el sentido de tener 3 niveles de dificultad configurable en cada misión que hagamos, y cuando llegamos a nivel 30 se desbloquean otros tres, así que tenemos juego para rato. Todo ello sin contar con los cataclismos ni las temporadas gratuitas que llegarán después del lanzamiento y que extenderán la vida aún más.

    En cuanto al juego en sí, personalmente me ha parecido un juego muy divertido en muchos momentos, con grandes combates de gran intensidad combinados con otras misiones algo más sosos de pequeñas misiones de recaste o enfrentamientos con enemigos random. El sistema de disparo es distinto a lo que estamos acostumbrados, con una mirilla muy pequeña y un sistema de apuntado sin autoayuda que puede descolocarnos en las primeras partidas pero al que se le acaba cogiendo el tranquillo muy pronto. El resto de elementos de este subgénero de shooter en tercera persona con toques de rol responde justo como debe, es decir, enganchando al jugador mientras vamos mejorando nuestras alabardas y probando distintas combinaciones de armas y armaduras en todas ellas. Si que vemos poca variedad en los enemigos y en las misiones, lo cual puede afectar un poco a la larga, y eso que han intentado ofrecer distintas soluciones de objetivos dentro de cada una de ellas. Aún así, al final siempre acabamos llegando al lugar, arrasando y volviendo a empezar, pero es lo que se espera de un shooter en tercera persona, ¿no?
  • Control y opciones de juego
    7
    A un juego de estas características hay que pedirle una serie de opciones por defecto que no pueden faltar, y Anthem tiene algunas de ellas pero también le faltan otras. Por ejemplo, tiene opción de jugar en solitario pero las misiones se vuelven más complejas (hay que bajarles el nivel de dificultad de los tres que tiene), por lo que las opciones más plausibles son matchmaking (en todo el juego) o entrar con amigos en un grupo privado. No es necesaria la comunicación ni tan siquiera en los bastiones (las misiones más difíciles) pero sí que facilita mucho la cosa. No cuenta con ningún modo multijugador competitivo que, dado el sistema de apuntado y movimiento, sería realmente complicado pero quizás una buena opción para los más expertos, y a día de hoy con el auge de los esports se le echa en falta.

    En cuanto a la variedad de situaciones y opciones de juego, se le echa en falta algunas opciones adicionales al juego, más tipos de misiones (están prometidas en los cataclismos como DLCs gratuitos, pero hasta ahora nada) o más enemigos distintos (ni tan siquiera cuenta con el mismo enemigo con nombres ni colores diferentes). Una de las misiones que más me han gustado ha sido la búsqueda de tumbas, que nos lleva a realizar diferentes tipos de pruebas antes de poder entrar en un lugar y que nos llevará un buen puñado de horas, pero solo la encontraremos una vez siendo un recurso poco aprovechado. Por ello se puede decir que de opciones no anda mal, que sabemos que se le van a añadir más vía DLC gratuitos pero que el juego base tiene pocas.
  • Creatividad e innovación
    7
    Bioware ha intentado por todos los medios añadir su sello personal a un juego que tiene todos los elementos que se podrían esperar de él, y eso ha hecho que estén solventados algunos de los problemas de juegos como The Division o Destiny (incluyendo la segunda parte). El ejemplo más claro está en la historia realmente trabajada y que tiene un buen puñado de elementos adicionales para que conozcamos todos los detalles y personajes posibles como documentos, coleccionables y personajes secundarios que hablarán con nosotros. Quizás el problema está en que la historia es tan compleja que es fácil perderse o, incluso, querer pasar de ella e irse a la acción, pero aún así es un gran lujo para los aficionados a la ciencia ficción. También tenemos el elemento de poder volar con total libertad que ha sido llevado con gran acierto al juego y que también es un gran elemento en el sistema de combate al poder utilizar casi en cualquier momento (excepto en misiones donde está bloqueado o si nuestro traje está sobrecalentado). El diseño de los escenarios también mola mucho y es bastante original siendo tan verticales y gigantescos, lo que también tiene el grave problema de necesitar demasiados recursos técnicos como para poder moverse con soltura y que falle en ocasiones.

    Si no contamos con estos elementos, Anthem tiene los elementos de Destiny con un sistema de evolución que mejora nuestro traje o alabardas con piezas de color blanco, verde, azul, morado y amarillo según su poder, cooperativo para cuatro jugadores (en Destiny son 3 pero The Division son 4), estructura con misiones principales y secundarias, los típicos Asaltos o incursiones que aquí se les llama Baluarte, un sistema de armas principal y secundarios con poderes adicionales y un ?super?... Todo es heredado de juegos similares, lo que no es nada malo pero donde tampoco parece que hayan querido innovar demasiado. Por eso, lo que nos vamos a encontrar es un Destiny creado por Bioware, lo que significa más historia y poco más.
  • Gráficos, sonidos, IA
    6
    El apartado técnico está basado en haber jugado al juego tras dos parches después de su lanzamiento, corrigiendo mucho de los fallos técnicos que tenía el juego cuando salió al mercado. Aún así, sigue conservando alguno de ellos que siguen afectando (ligeramente) a la jugabilidad, lo que es una lacra cuando ocurren. Y es una auténtica lástima que el juego no haya tenido algunos meses más de desarrollo para haber podido pulir todos estos problemas de lanzamiento. El juego es precioso en todos los sentidos, se mueve bien, y a nivel técnico tiene muchas virtudes, pero también tiene muchos defectos como los terribles fallos y bloqueos que la versión para PS4 ha tenido durante su primer mes de vida. Volar con cualquier alabarda es una auténtica delicia y es una experiencia que, tal como la disfrutamos en Anthem, no la habíamos vivido hasta ahora y lo más parecido a un videojuego de Iron Man que podamos echarnos a la cara (uno futurista, eso sí). Mención especial para los escenarios del juego que son realmente verticales, es decir, que vamos por el aire y vemos recovecos por todas partes donde podemos meternos y siguen teniendo una profundidad inusitada. Dependiendo de la versión estará más o menos detallado, pero hasta en la más básica el juego cumple y con nota.

    Eso sí; incluso dejando de lado los fallos técnicos en su lanzamiento, da la sensación como que Bioware es muy novata en juegos de este estilo, y eso se nota en detalles como que nos acerquemos a una misión libre, veamos de lejos a los enemigos, el tiempo de activar la misión se acabe y todos los enemigos y objetivos desaparezcan delante de nuestros ojos como por arte de magia. Este tipo de detalles son culpa de un escenario tan grande y abierto, eso está claro, pero precisamente por eso sabemos que algo así en la generación actual no era demasiado posible (o, al menos, en Xbox One y PS4 normales, no así en la Pro y la X), pero además por no haber sabido cómo lidiar con este tipo de problemas. A nivel sonoro, como de costumbre, encontramos el juego completamente al español doblado y traducido y de forma bastante acertada, lo que también ayuda a la valoración general. Aún así, un juego adelantado a su tiempo a nivel técnico que lo ha pagado y muy caro.
Conclusión
Éste es uno de los análisis más difíciles que he tenido que hacer en los últimos años. El Destiny de Electronic Arts y Bioware, Anthem, es justo lo que muchos de nosotros queríamos, con un gran shooter en tercera persona que cuenta con un gran acabado gráfico y sonoro, una muy buena historia con personajes muy trabajados (excepto, quizás, el propio protagonista) y un sistema de juego que responde bastante bien a las expectativas, siempre que lo que esperases de él sea un juego de corte similar a Destiny o The Division. Se nota muchísimo que es un juego pensado y planificado para consolas más potentes que las que tenemos actualmente o PC de última generación, lo que hace que para los primeros modelos (PS4 normal o la Xbox One original) tenga una gran bajada de calidad técnica, no solo un downgrade con respecto al anuncio original de 2017, sino también comportamientos anómalos de algunos escenarios o enemigos que nos hacen presagiar los malabarismos que sus desarrolladores han tenido que hacer para lanzarlo en estos soportes.

Su problema principal le ha venido por su mala llegada al mercado por culpa de un lanzamiento plagado de fallos técnicos que, incluso, llegaban a bloquear la consola y que fueron resueltos con un parche gratuito tras dos semanas en el mercado, y que aún a día de hoy podemos ver algunos detalles extraños, parpadeos en las pantallas, mapas que no cargan, personajes que no están y aparecen cuando llegamos o incluso la imposibilidad de no poder comenzar una misión teniendo que seleccionar otra antes. Estos problemas se irán solventando con el paso de las semanas, y a día de hoy (marzo de 2019) ya lo han hecho en su mayoría. Aún así, un lanzamiento así requería más tiempo de desarrollo, una mejor planificación y, sobre todo, conocer las limitaciones del mercado actual que parecen haber ignorado por parte de EA. Pero claro; si este juego sale exclusivamente en PS4 Pro, Xbox One X y los PC más potentes, la comunidad se le hubiese echado más aún encima (si es que eso es posible).
Puntúa este juego
17 votos en total
Tu nota:
1.62
Datos de Anthem
  • Nombre
  • Compańía
    BioWare
  • Género
    - Acción en escenario abierto (sand box)
    - Disparos en tercera persona (Shooter)
  • Opciones
    - Juego competitivo: No tiene multijugador competitivo
    - Ambientación: Ciencia ficción
    - Juego cooperativo: Modo historia para 4 jugadores online
    - Otros detalles: Dificultad ajustable
    - Todos los jugadores: Excelente doblaje
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 22 de Febrero de 2019 (para PC, PlayStation 4 y Xbox One)
  • Comprar Anthem
    Precio de Anthem para PC, PS4 y One
    Compara los precios de Anthem para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Anthem a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos
    Vídeos
    Nuestro mundo, mi historia
    Vídeo de Nuestro mundo, mi historia
    Un vistazo a la historia global del juego