Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Juego para Nintendo 3DS, PlayStation 4, Nintendo Switch, PC y Xbox One
Aquí podrás encontrar todos los detalles sobre Sistema de combate de Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido, cómodamente recopilados y ordenados en un único sitio.

Sistema de combate de Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido

Cuando entremos en contacto con un enemigo en el mapa (los monstruos campan a sus anchas fuera de la ciudades) la acción se detendrá unas décimas de segundo, y comenzará una secuencia de combate contra los enemigos. Aunque veamos a un único enemigo en el mapa, en realidad representa a todo un grupo, y puede haber de diferentes tipos en el grupo aunque se muestre a uno solo en el modo exploración.

Para darle más dinamismo al combate, se ha huido de la separación de cámara entre enemigos, y ahora podremos ver a monstruos y héroes en la misma pantalla, incluso a los enemigos rodeando a los héroes.

Una vez dentro del combate veremos una zona delimitada en forma de círculo a nuestro alrededor, lo que quiere decir que podremos mover a uno de los personajes con total libertad por ese círculo, y veremos a los enemigos hacer lo propio. Algunos se moverán más y otros menos. Esto permite que algunos enemigos no puedan alcanzarnos si estamos fuera de su ataque, por lo que es aconsejable moverse a su alrededor e, incluso, buscarles la espalda.

El sistema continua siendo por turnos, y aunque podamos mover a uno de los personajes con total libertad no podremos atacar hasta que no sea nuestro turno, y en ese momento se activa la opción de hacer algo, momento en el que aparece en pantalla un menú con unas opciones típicas de esta clase de juegos:

- Ataque, que realiza un ataque al enemigo que seleccionemos con el arma equipada.

- Conjuros, que nos permite seleccionar un hechizo y seleccionar al enemigo al que vamos a atacar. Ciertos hechizos tendrán efecto de zona o, incluso, un efecto por el que puede dar a otro enemigo si se encuentra en medio de su camino. De ahí que esa importante colocarse en la mejor posición posible.

- Defensa, se prepara para recibir un ataque y pone todo su esfuerzo en recibir el menor daño posible, ideal para dejar que el resto se encargue del enemigo hasta que podamos curarnos sin morir en el intento.

- Habilidades, similar a los conjuros pero con otro tipo de ataques y efectos diferentes.

- Objetos, para poder usar las pócimas y cualquier otra cosa que esté en nuestro inventario que podamos usar en combate.

- Equipo, para cambiar el equipamiento de nuestro personaje, ropas, espadas, escudo...

Táctica
Al inicio de cada enfrentamiento nos aparece una opción con "táctica", y también en medio del combate se puede cambiar con la pulsación de un botón. Con esto podemos realizar hasta seis opciones diferentes de configuración de lo que van a hacer nuestros personajes del grupo, es decir, la IA del combate con cada uno de nuestros personajes, tanto el principal como el resto, y se puede configurar de la siguiente forma:

- Sin piedad. No te preocupes por el PM, ¡Dale una buena al enemigo!. Con esta opción, el personaje atacará automáticamente sin usar ningún hechizo ni habilidad.

- Lucha prudente. Encuentra un equilibrio entre ataque y defensa. Justo eso; la IA usará acciones de ataque cuando vea que puede atacar y defender cuando el peligro sea elevado. Sin hechizos ni habilidades.

- Mezclar. Mantén al enemigo en un ay desatando un amplio abanico de conjuros y habilidades. Realiza ataques cuerpo a cuerpo, pero también realizar hechizos y habilidades cuando es necesario.

- No usar PM. Conserva el valioso poder para lanzar conjuros evitando utilizar conjuros y habilidades. Personaje predominantemente tanque. Ataque olvidándose de los hechizos. Nos puede venir bien para configurarlo así al inicio de una mazmorra o zona y así conservamos los puntos de magia, y más adelante le cambiamos para que tenga todos y los pueda usar.

- Tareas curativas. Vigila la salud de los aliados y asegúrate de que nadie muera. El típico healer o curandero de toda la vida. No se centra en atacar y solo en curar salud y estados.

- Cumplir órdenes En vez de seguir una estrategia predeterminada, esta es la opción que tienes que escoger si quieres elegir tú mismo todas las acciones. La opción de toda la vida de Dios. Espera a que seas tú quien le de órdenes, y así controlas tú todo.

Modo Batalla (versión Nintendo Switch y Edición Definitiva)
Justo al iniciar un combate podemos seleccionar entre dos tipos de Modo de combate:

- Cámara clásica, con una cámara estática que muestra a nuestros personajes y enemigos. Cuando a cada uno le toca el turno realizará lo que esté marcado con la Táctica (más arriba).

- Lucha libre , que nos permite mover al personaje que controlemos y la cámara para situarnos en una posición ventajosa. Muchas veces no sirve de nada, pero en ciertos enemigos y con ciertos hechizos es mejor así.

Velocidad (versión Nintendo Switch y Edición Definitiva)
Tres tipos de velocidad que podemos seleccionar y que en los juegos de rol por turnos más actuales se está imponiendo. Básicamente sirve para que el combate vaya mucho más rápido y no perder tanto el tiempo esperando turno del enemigo ni de nuestros personajes. Podemos escoger entre la velocidad Normal (la típica del juego de 2018), Rápida que es Normal x2 y Ultrarrápida que es Normal x4.
Sé el primero en dar tu opinión
Esta noticia aún no tiene comentarios
Vídeos
PS4 y Nintendo 3DS luchan por la mejor versión de Dragon Quest XI
Vídeo de PS4 y Nintendo 3DS luchan por la mejor versión de Dragon Quest XI
Tras el lanzamiento de Final Fantasy XV, Square Enix nos trae un nuevo avance de su RPG más esperado, con dos versiones centradas en aportar distintas cosas...
Comprar Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido
Precio de Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido para 3DS, PS4, Switch, PC y One
Compara los precios de Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos

Análisis

Los fans de los juegos de rol estamos de enhorabuena. La saga Dragon Quest vuelve a sus raíces con un título redondo cargado de magia, color, fantasía y buenrrollismo que nos hará recordar con una sonrisa los mejores momentos de episodios anteriores...