Xbox Series (X y S)

Xbox Series (X y S)

Juego para Xbox SX y XOne
Impresiones de Xbox Series (X y S), para que conozcas de primera mano cómo se juega, modos y todo lo relacionado con Xbox Series (X y S) para Xbox SX y XOne, con artículos en profundidad donde hablamos de todo.

Los cinco pecados capitales de Microsoft con su Xbox Series - Edición 2021

Cinco pecados de Microsoft con su gran consola, errores que a nuestro juicio están cometiendo y que a la larga le pueden pasar una gran factura
2021. Al igual que hemos hecho con los errores de Sony con su PS5, Microsoft también tiene mucho que decir durante los próximos años gracias a su consola de novena generación, Xbox Series. Casi un año después de su lanzamiento, y Microsoft sigue teniendo grandes problemas para atraer al gran público, no por la calidad de su hardware, sino porque creemos que sigue cometiendo una serie de errores imperdonables que podrían causarle problemas a la larga. Sony tiene los suyos, y son muy diferentes. Microsoft por su parte está dando pasos en la dirección correcta, y probablemente su estrategia con Game Pass es el mejor de todos, un servicio que está consiguiendo atraer a mucha gente a su hardware.

Aún así, le queda mucho para conseguir que en esta generación acaben siendo líderes de ventas, en especial por algunos de estos errores que, a nuestro juicio, siguen cometiendo, algunos de ellos desde hace ya algún tiempo. Estos son sus cinco grandes errores o pecados capitales en 2021.

- Sin grandes juegos ni exclusivos para su público en todo un año desde su lanzamiento

- Un futuro prometedor en juegos exclusivos, pero casi nada a corto o medio plazo

- El Game Pass comienza a llenarse de juegos de calidad mediocre

- Un hardware menos inmersivo que la competencia, sin mando con vibración háptica ni posibilidad de VR

- No conseguir el apoyo de muchas compañías third-parties, especialmente japonesas



Sin grandes juegos ni exclusivos para su público en todo un año desde su lanzamiento


El peor problema de todos, posiblemente, sea su enorme falta de catálogo. A día de hoy, finales de 2021, Game Pass tiene un gran catálogo de juegos, muchos de ellos realmente buenos, pero todos de generaciones anteriores. ¿Para qué comprarse una consola nueva y gastarse 500 € si todo lo que puedo jugar es de las consolas que ya tengo? Desde 2017, Microsoft se ha hecho a golpe de talonario con un montón enorme de compañías, y muy probablemente muchas de ellas (especialmente Bethesda) le vayan a reportar grandes juegos exclusivos durante los próximos años. Sin embargo, repetmos a día de hoy, aún no tiene ninguno, y los dos primeros están previstos para mediados y finales de 2022, y de ninguno se ha visto nada. Sus fans esperan como agua de mayo Halo Infinite, que no llega hasta diciembre de 2021, y que será el primero y único en más de un año y contando.



Podría decirse que, en otras generaciones, los fabricantes tardan bastante tiempo en lanzar grandes joyas para sus nuevos hardwares. El problema está, precisamente, en la competencia más directa, PS5, que en el mismo periodo tiene Returnal (gran shoot%u2019em up), Demon%u2019s Souls (que a pesar de ser un remake es un gran juego exclusivo), el nuevo Ratchet (gran juego de acción y plataformas), o incluso Deathloop (gran juego de infiltración), y todo ello sin contar con otros exclusivos mejorados de PS4 como Ghost of Tsushima, o Final Fantasy VII Remake Intergrade, por ejemplo. Para los próximos meses ya tiene algunos grandes nombres previstos, como Gran Turismo 7, God of War Ragnarok u Horizon: Forbidden West, de los que además ya hemos visto cómo van a ser. No es que la competencia vaya un paso por delante: Es que va muchísimos por delante, y además todos ellos con suficiente calidad técnica como para que cualquier usuario se plantee comprarse una consola de nueva generación, incluso aunque muchos aparezcan en PS4 sin la consiguiente mejora técnica.

Hay otro problema añadido que deriva de éste. El propio Phil Spencer, máximo responsable de Xbox en Microsoft, ha reconocido que no van a seguir la política de Sony en cuanto a sus caros desarrollos, lo que pone aún más difícil encontrar juegos con calidad similar a God of War, Uncharted, u Horizon que, recordamos, suelen ser los mejores juegos de cada año según mucha prensa especializada, así como los más premiados por parte de crítica y público. Esto es por varios motivos, especialmente porque la única compañía que podría hacerlo es la propia Microsoft o algunos de sus estudios internos, y sus juegos van a estar en Game Pass desde el día de lanzamiento, lo cual es un enorme problema teniendo en cuenta que la única forma de hacer que los juegos muy caros sean rentables es vendiéndolos y que vendan mucho, y en Game Pass no hay suficiente recaudación por cada juego en ninguno de sus modelos de negocio como para hacerlos rentables, ni aunque se lo descargaran y/o jugaran el 100% de sus jugadores actuales. Sony se lo puede permitir porque casi todos sus grandes juegos venden estos millones, y por ello son rentables. No todos los juegos que están en Game Pass acaban siendo rentables por el propio modelo de negocio de Game Pass, así que es mejor simplemente descartar el hacer juegos caros. No es sinónimo de calidad, pero a Sony le está funcionando a las mil maravillas.



Un futuro prometedor en juegos exclusivos, pero casi nada a corto o medio plazo


El segundo punto está muy relacionado con el primero. Si en el primero decimos que en un año no hay nada más que juegos de Xbox 360 y Xbox One, durante los siguientes meses seguimos con el mismo problema. Para aquellos que se están comprando una Xbox Series para poder disfrutar del Game Pass podrían hacer lo mismo con una Xbox One, y tendrían todos sus juegos (excepto The Medium, y que dicho sea de paso, es bastante flojito). Tras su primer año de vida (una nueva consola que ha estado un año sin juegos para ella), comenzarán a aparecer los primeros títulos interesantes a los que merece la pena echarles el guante, títulos como Halo Infinite (que también estará en Xbox One), Redfall y Starfield (los dos grandes juegos de Bethesda, esta vez sí exclusivos para Xbox Series además de PC) y STALKER 2.



Esto quiere decir que no va a ser hasta 2023 cuando comience a merecer la pena hacerse con una Xbox Series (X o S, da igual), especialmente si ya tienes la generación anterior de la compañía, Xbox One, con la que se puede jugar de forma más que decente a la inmensa mayoría de sus juegos de Game Pass, o aquellos que no están también, por supuesto, que los hay y muchos. Hemos comentado en muchas ocasiones que Microsoft abandonó a su suerte a los usuarios de Xbox One durante los últimos 3 años de vida de esta consola (2017 a 2020), con poquísimos juegos de calidad por culpa de no tener compañías que los hicieran, y en especial, por centrarse en desarrollar juegos para su nueva generación. Pero claro, los juegos de gran calidad suelen tardar más de tres o cuatro años en desarrollarse, alrededor de los cinco, y esto lo van a pagar los que primero nos hemos comprado su nuevo hardware durante este primer año.



El Game Pass comienza a llenarse de juegos de calidad mediocre


En un anterior artículo ya os comentamos cómo muchas compañías que están desarrollando juegos para Xbox (especialmente multiplataformas) están viendo cómo sus juegos tienen unas ventas mucho menores que en cualquier otra plataforma, cayendo incluso de forma abismal con respecto a anteriores generaciones. Esto no tiene nada que ver con el número de consolas vendidas, especialmente si analizamos los porcentajes de ventas de algunas joyas en generaciones pasadas, y los comparamos con la competencia. Por ejemplo, un juego como el último Call of Duty: Cold War, no vendió la mitad de unidades en Xbox Series teniendo la mitad de unidades vendidas con respecto a PS5, sino casi un 70% menos, mientras que en la generación anterior sí que rondaba dichos porcentajes.

Los cinco pecados capitales de Microsoft con su Xbox Series - Edición 2021 imagen 1


El motivo principal es el propio Game Pass, y la idea de muchos de sus usuarios de pagar una única vez para poder jugarlo a todo, teniendo el concepto de que tarde o temprano acabará en el servicio. Así que, ¿para qué comprar juegos? Como mucho, cuando estén muy baratos, en formato físico, y por puro coleccionismo, descartando casi por completo la venta en digital por ya estar en digital en alquiler (el Pass).Como siempre decimos, la idea de este servicio es muy buena, especialmente para los usuarios, pero también está penalizando y mucho a aquellas compañías que no están en Game Pass, o cuyos juegos no son rentables.

Los cinco pecados capitales de Microsoft con su Xbox Series - Edición 2021 imagen 2


Esto hace que otras muchas compañías que ven que sus juegos no van a ser rentables acaben negociando con Microsoft para que estos estén en el servicio, porque de otra forma ni tan siquiera iban a ganar lo suficiente para no perder dinero con su desarrollo, y tenemos muchos ejemplos de esto como el caso de Dark Alliance. De esta forma, Game Pass se está llenando de juegos que poco o nada interesan al gran público, al cual no parece importarle mucho con el pretexto de que no tienen que pagar por ellos, obviamente, más allá de lo que ya hayan pagado por el servicio. Al final, el no tener ninguna política de juegos para ser añadidos al servicio (votación o similar por parte del usuario), y no tener grandes exclusivas ni grandes juegos de gran calidad, está haciendo que Game Pass se llene de juegos malos o de escaso interés, convirtiéndose en una especie de basurero donde debe acabar todo, con algunas honrosas excepciones. El eslógan del servicio además, que nos insta a descubrir nuestro próximo juego favorito, nos deja a las claras que tendrás que jugar para saberlo si es bueno o no, porque hay muy poco que se conozca o llame la atención. Y muchos no van a pagar dinero para descubrir si estos juegos merecen o no la pena.



Un hardware menos inmersivo que la competencia, sin mando con vibración háptica ni posibilidad de VR



Ni Sony ni Microsoft se pueden llamar a sí mismas compañías innovadoras. En su mayor parte, ambas han cogido cosas que ya existían de otras compañías, les han cambiado el nombre, les han dado alguna que otra vuelta, y las han relanzado, y sus diferentes hardwares son grandes ejemplos de ello. Sony parece que con PS5 ha apostado (especialmente en su mando) por hacer algo diferente, y le ha funcionado muy bien. La tecnología háptica hace que un juego tan genérico como Call of Duty se convierta en algo especial por el simple hecho de sentir cada arma cómo se sentiría la de verdad en la mano. Su mando, DualSense, está un pasito por delante de casi cualquier mando que existe en el mercado, rivalizando incluso con los JoyCon de Switch, que aunque no tienen tecnología háptica cuentan con una vibración superior, y el hecho de tener sensor de movimiento le hacen estar a la par. Quizás el VR no ha llegado a explotar por falta de un catálogo potente de juegos atrayentes que, como decimos siempre, no es que no tenga buenos juegos pero no tiene nada que atraiga la pena para realizar dicho desembolso.

Los cinco pecados capitales de Microsoft con su Xbox Series - Edición 2021 imagen 3


Por su parte, Microsoft se ha quedado estancada en el pasado con su mando, y su única innovación ha sido crear uno mucho más caro para que el usuario pueda personalizarlo como quiera, lo cual está muy bien pero solo para los más profesionales, eso sí, sin incluir nada que no existiese previamente, y además a un precio prohibitivo. También podríamos decir que la posibilidad de crear tu personalización en apariencia, con colores para las carcasas, botones y demás, tienen su punto pero nada que se acerque a poder jugar con diferentes sensaciones en la mano. La propia Microsoft hizo hace un año una encuesta con sus usuarios para preguntarles si merecía la pena incluir esta tecnología en su mando para Xbox Series. El silencio que ha habido sobre los resultados de dicha encuesta nos dice mucho, pero claro, los fans más hardcore de la compañía prefieren decir que quieren seguir jugando con lo que ya conocen, y que saben que funcionan. En España tenemos un refrán para esto, que viene a decir algo así como que más vale malo conocido. Ambos mandos, PS5 y Xbox Series, tienen problemas, pero el que sigue teniendo más problemas es el de Microsoft por culpa de su drifting, que aún no han descubierto cómo solucionar.


No conseguir el apoyo de muchas compañías third-parties, especialmente japonesas


Parece que lo vamos a repetir por casi tercera vez, porque el principal problema de Microsoft son sus juegos, pero no solo sus exclusivos o la calidad de los que llegan al Game Pass. El propio hecho de no contar con el apoyo de muchas compañías desarrolladoras le están privado de muchos grandes lanzamientos, juegos que a la larga demuestran ser grandes éxitos o, incluso, muchos juegos de ciertos nichos que también atraen al público. Grandes compañías como Capcom o Square Enix han dejado muchos de sus juegos fuera del catálogo de Xbox, por culpa de acuerdos puntuales con Sony o Nintendo, o simplemente por no pensar que no interesan estos juegos en sus catálogos, y que apunta a joyas como Street Fighter V o Final Fantasy VII Remake, por nombrar un par de ejemplos. Y es que, a pesar de ser por acuerdos puntuales con otras compañías, tampoco estamos viendo de estos con compañías concretas que metan este tipo de juegos en el catálogo, y cuando lo hacen llegan muy muy tarde (ya están casi todos los Final Fantasy, pero hemos tenido que esperar tres generaciones de consolas). Y ya no solamente ciertos juegos, sino compañías que no quieren dar apoyo a estas consolas, como Atlus (Persona, 13 Sentinels...) o NIS (Disgaea, Atelier...), lo que hace que el aficionado a los videojuegos de corte japonés tenga que buscarse alternativas en Sony o Nintendo.

Los cinco pecados capitales de Microsoft con su Xbox Series - Edición 2021 imagen 4


Microsoft nos sigue diciendo que están en negociaciones, y que no descartan añadir compañías o títulos a su catálogo, y mientras los usuarios siguen haciendo sus cábalas (divertidas en muchas ocasiones), con SEGA,Konami o Kojima Productions entre otras muchas. Alguna puede que sea cierta, y muy probablemente algunas de estas compañías acabarán en la consola, incluso en el Game Pass, dentro de algunos meses. Por ejemplo, una compañía como NIS no suele tener unas ventas gigantescas en ninguno de sus juegos, y Game Pass haría que la mayoría de sus títulos fueran rentables. Aún así, de momento, parece que los aficionados de todos estos juegos tendremos que esperar, o jugarlos en otra parte. Y eso no mola nada para atraer a la gran parte del público. No olvidemos que un nicho son poquitos jugadores, pero muchos nichos son %u201Cmuchos poquitos%u201D.
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios
Nuevas imágenes
Xbox Series (X y S)

Opinión: ¿Se equivoca de estrategia Xbox no ofreciendo juegos de alto coste para sus jugadores?

El máximo responsable de la gran X, Phil Spencer, concede una entrevista en la que se compara con la competencia, argumentando que ese no es el camino que quieren seguir
Habría mucho que analizar sobre las palabras del máximo responsable de la división de Xbox en Microsoft, Phil Spencer, extraídas de una entrevista realizada a la publicación GamesRadar en las que repasa los resultados de Xbox Series comparándolos con la competencia más directa, esto es, PS5 y Nintendo Switch. Quizás, la frase que cabe resaltar de toda la entrevista con respecto a esto sea la siguiente:

"Nuestra estrategia no consiste en tratar de ser como los demás. A veces me presionan con '¿dónde está tu versión de este o aquel juego?... Es bueno que hagamos algo diferente de lo que hacen otras plataformas. No estamos en el sector solo para crear una versión verde de la plataforma de color azul o rojo de los demás. Ese no es el ejemplo de creatividad que quiero ver en la industria del juego".


Es muy interesante que Spencer haga unas declaraciones como estas cuando la estrategia de la compañía se basa en una serie de puntos básicos para intentar convencer a todo tipo de jugadores que las diferentes versiones de Xbox (Series X, Series S, One X, One y One S) son la mejor opción posible en el mercado actual. Uno de esos puntos se basa en tener los mejores juegos en el catálogo, y para ello, durante los últimos años se han hecho, a golpe de talonario, con 23 compañías desarrolladoras de videojuegos, con las que pretende tener no solo esos juegos exclusivos que no tuvieron en la pasada generación (Xbox One), sino también las licencias y marcas de todos ellos para futuras generaciones y que de alguna forma pretende competir con los exclusivos de Sony y Nintendo, cada uno en sus respectivas plataformas.

Opinión: ¿Se equivoca de estrategia Xbox no ofreciendo juegos de alto coste para sus jugadores? imagen 1


Sin embargo, lo que Spencer también pretendía decir era que la filosofía de juegos de, por ejemplo, Sony con su PS5 y todos esos juegos de enormes presupuestos como Ghost of Tsushima o The Last of Us Parte II no es el camino que quieren llevar con Xbox, y que para ellos el camino está en el Xbox Game Pass, que ofrece al usuario un buen número de juegos de toda clase por una suscripción única anual (o mensual, o trimestral, o semestral). Sin embargo, si analizamos lo que está pasando actualmente en el mercado de las consolas, los números le quitan rápidamente la razón, al menos repito hasta ahora, mediados de 2021.

- A principios de agosto, Sony había vendido más de diez millones de unidades de su PS5, y recordemos que con escased de unidades en el mercado y con mucha gente revendiendo al doble de su precio.
- En el mismo periodo, Microsoft había vendido menos de la mitad, llegando a los cinco millones de unidades, también con escased pero con un modelo, Xbox Series S, de la que sí que se puede conseguir unidades de forma relativamente sencilla y que no está vendido lo que a la compañía le gustaría.
- El rival a batir para ambas compañías sigue siendo Nintendo Switch, que en cuatro años de existencia ha vendido casi noventa millones de unidades, es decir, casi cuarenta millones de consolas más de Xbox One en mucho menos tiempo (salió cuatro años más tarde).

Opinión: ¿Se equivoca de estrategia Xbox no ofreciendo juegos de alto coste para sus jugadores? imagen 2


El gran problema que Xbox y sus usuarios tienen, repetimos que al menos a día de hoy, siguen siendo sus juegos. Hemos dicho hasta la saciedad que Game Pass es un gran servicio y que, incluso, Sony debería hacer algo similar cuanto antes, pero la nueva consola de Microsoft no tiene casi ningún juego de gran calidad de esos que venden hardware (God of War, Uncharted...), por lo que no haría falta comprarse una Xbox Series para disfrutar de este servicio, lo que hace que los jugadores se planteen en comprarse una Xbox One para disfrutar del este servicio de forma más asequible, o pasarse directamente a PS5 por sus juegos exclusivos (o incluso a Switch). Hasta finales de 2021 no aparecerá el primero de estos juegos "vende-consolas" con Halo Infinite, y hasta mediados de 2022 el segundo, con el primer exclusivo de Bethesda para la consola, Redfall, y después seis meses más tarde el segundo, Starfield, del que se espera mucho pero del que no se ha visto nada de nada.



¿De verdad no hace falta imitar a estas dos compañías? Vale que no haga falta tener un The Last of Us, God of War, o Uncharted en Xbox Series, pero al menos sí que hace falta tener juegos de esos que llamen la atención más allá de "estar en Game Pass desde el primer día", que es el reclamo que están utilizando y que, de momento, no está funcionando si nos atenemos a las ventas de ambas consolas, por ver más del doble de consolas vendidas de la competencia, incluso con unos juegos que son extremadamente caros, que eso no se lo quita nadie (79,95 € por un juego es caro, lo miremos como lo miremos). Es cierto que muchos jugadores se comprarán Xbox en esta generación por poder jugar a muchos juegos a un precio comedido, y que Game Pass les va a ofrecer ese servicio y con creces. Pero también estos jugadores van a acabar mirando con muchísima envidia a la competencia, deseando poder echarle el guante a todos estos grandes títulos que, finalmente, se vuelven más que rentables por los números millonarios que suelen tener en cuanto a ventas se refiere, y que incluso muchos jugadores acaban comprándose cuando bajan de precio.

Y es que parece que el problema que Xbox y Microsoft tienen es su propio pasado. Después de intentar competir de iguales con Sony y sus grandes lanzamientos, algunos de estos mediocres y muchas compañías que acabaron dándoles la espalda cuando el dinero dejó de fluir (con Xbox 360, cuando Microsoft compraba a golpe de talonario las exclusivas temporales y los DLCs) hizo que Sony se volviese a llevar gran parte de este pastel de jugadores que, dicho sea de paso, en muchas ocasiones se deciden en comprarse una u otra consola precisamente por esta clase de juegos. No olvidemos que Battlefield, Assassin's Creed, Call of Duty o Grand Theft Auto están en ambas plataformas, por lo que no hay que conformarse por jugar a los juegos de estas grandes sagas si, además, puedo jugar a exclusivos que no puedo jugar en otra parte.



Sinceramente, parece más una fanfarronada o un movimiento de marketing de Phil Spencer que pretende, de alguna forma, diluir el gran éxito de Sony por no contar con ningún juego de esas características, a la espera por supuesto que alguna de estas 23 compañías que forman los Xbox Game Studios acaben haciendo algo de igual o mayor magnitud que estas otras grandes superproducciones de Sony, o algo que tenga un nivel similar a algunas de las producciones de Nintendo, que si bien no cuentan con ese enorme presupuesto sí que cuentan con una enorme legión de fans que acaban comprándose hasta calcetines de la marca. Curiosamente, la compra de Bethesda pretendía cubrir estas necesidades y ofrecer estos juegos exclusivos que ahora no tiene, y para los que hay que esperarse un poquito de tiempo. Por ejemplo, Bethesda cuenta con un posible exclusivo con el nombre de Indiana Jones, que sí que podría convertirse en uno de esos vende-consolas que hablábamos antes. Y éste solo es uno de los muchos ejemplos que podrían verse en los próximos meses con compañías propias de Microsoft.

Personalmente estoy convencido de que estos juegos llegarán, y que muchos usuarios acabarán convencidos de que, además de Game Pass, Xbox Game Studios tiene el suficiente potencial como para merecer la pena el hacerse con una Xbox Series X, por lo que cuando esto suceda la diferencia de venta entre ambos consolas comenzará a disminuir. El problema puede ser en que esto ocurra demasiado tarde, yque la diferencia entre ambas sea ya tan grande que otras muchas compañías third-parties decidan abandonar el desarrollo y dejarla a su suerte, estancando las ventas por no contar con suficientes juegos, lo que haría que Game Pass siguiese llenándose de títulos mediocres por no haber nada de suficiente calidad (que, no nos engañemos, a día de hoy ya está sucediendo), enfadando al usuario incluso más fiel. Crucemos los dedos para que esto no suceda.
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios

Los discos de acceso rápido SSD de las nuevas consolas no son lo que se esperaba de ellos... ¿o sí?

Con la llegada de las primeras unidades de Xbox Series X, S y PS5 a los primeros usuarios finales se puede ver el tamaño real de estos discos y lo que vamos a tener en realidad para juegos y aplicaciones
La misma cantinela de siempre. Con la llegada de nuevas consolas las compañías se afanan en decir que tienen un espacio de almacenamiento interno para meter juegos y apps que luego, finalmente, no resulta ser tal. Es algo que lleva pasando desde que las primeras consolas con disco duro a nivel general, Xbox 360 y PS3, ya sufrieron cuando se decía que tenían un espacio interno y resultaba ser inferior. Incluso antes, con el lanzamiento de la primera Xbox en 2002 cuando se aseguraba que tenía 8 GB de almacenamiento y resultaba no ser tal porque ahí es donde almacenaba el sistema operativo y demás herramientas del sistema.

Los discos de acceso rápido SSD de las nuevas consolas no son lo que se esperaba de ellos... ¿o sí? imagen 1


Ahora se puede ver que PS5, cuyo almacenamiento anunciado es de 825 GB, se va a quedar con bastante menos espacio debido exactamente a lo mismo, sistema operativo, apps, herramientas internas y espacio reservado para almacenamiento de caché y demás. Según los primeros indicios que hemos visto tras los primeros usuarios usando la consola, PS5 cuenta con un espacio real para almacenar juegos de unos 667 GB, es decir, unos 158 GB de espacio para sistema, apps y demás. Si hacemos números sabremos que el tamaño de muchos juegos de los actuales ronda entre los 20 GB y los 50 GB en su mayoría, aunque luego existen esos ejemplos que todos conocemos que superan los 100 GB, con lo que si jugamos asiduamente a muchos de estos diríamos que no se pueden tener almacenados en la PS5 más de seis. Obviamente no todo a lo que jugamos es así, por lo que el tamaño de la consola nos da inicialmente para unos 8, contando además con las capturas que hagamos y que haga el sistema.

Los discos de acceso rápido SSD de las nuevas consolas no son lo que se esperaba de ellos... ¿o sí? imagen 2


A Xbox Series X le pasa algo similar, aunque la consola fue anunciada no solo con 1 TB de espacio de almacenamiento (1000 GB), sino que además está preparada mediante un puerto externo para poder ponerle una ampliación de otro TB, eso sí, a un precio de lanzamiento bastante elevado. Hablamos de que la denominada External Custom PCI Express Gen4 x2 (NVMe) Solid State Drive o SSD de 1TB oficial de Microsoft está fabricada por Seagate y te dejará casi por completo este Terabyte al no necesitar el espacio que ya utiliza en la principal, y su coste es de 249,99 euros. No nos hagamos ilusiones con una expansión para PS5 de coste inferior, ni tampoco con otros modelos más baratos para Xbox Series, aunque sí que podremos usar algunas no oficiales algo más adelante y de menor coste pero no con el lanzamiento de la consola. Lo que sí está confirmado es que el espacio que vamos a tener de almacenamiento con Xbox Series X es de 864 GB, más que suficiente para tener más de ocho juegos de los actuales. Aquí puede que tengamos algo de ventaja al almacenarse en la nube los vídeos que hagamos aunque también van a estar en la consola hasta que no los borremos

Los discos de acceso rápido SSD de las nuevas consolas no son lo que se esperaba de ellos... ¿o sí? imagen 3


El último modelo de la nueva generación lo tiene aún más crudo, y es que Xbox Series S, el modelo barato de la nueva generación, tiene un disco anunciado de 500 GB, lo que quitando el espacio de almacenamiento del sistema se queda en 364 GB, es decir, entre tres y cuatro juegos de los grandes actuales. Esto se antoja muy poco para la mayoría de los jugadores que solemos tener más de tres o cuatro juegos instalados entre los 2-3 que jugamos asiduamente más los que tenemos instalados para jugar con los amigos en cooperativo/competitivo, aunque sabemos que Xbox Series S no es una consola pensada para el hardcore gamer sino más bien para aquellos que quieren tener acceso a la nueva generación a un bajo coste, y esto y su bajo precio tiene esta contraprestación añadida. Tendrás que pensarte muy bien qué quieres instalar y jugar, máxime si tienes el Xbox Game Pass y sus más de 100 juegos.



Un detalle importante a destacar está en que los juegos de nueva generación van a ocupar más que los de generación actual, principalmente porque muchos de ellos van a tener texturas a más alta resolución para aprovechar el mayor potencial de hardware y, sobre todo, el almacenamiento de la memoria de vídeo, lo que quiere decir que, cuando menos, el espacio de los juegos AAA en la nueva generación se va a incrementar entre un 30% y un 40%, por lo que si nos compramos una de estas consolas para jugar a algunos de estos juegos lo vamos a tener aún más crudo dependiendo del sistema que nos compremos. Pero, entonces, ¿por qué las compañías lo han hecho tan mal?

Los discos de acceso rápido SSD de las nuevas consolas no son lo que se esperaba de ellos... ¿o sí? imagen 4


La respuesta es muy sencilla: coste y previsión de futuro. Fabricar las nuevas consolas aún es caro, sencillamente porque ambas compañías han tenido que hacer una gran inversión en fábricas de ensamblaje, contratos con compañías externas para la fabricación de ciertos componentes, el I+D de su desarrollo y el propio precio de los materiales entre otros factores. A pesar de que muchos aseguran que Sony se vio obligada a bajar el precio de su PS5 para adecuarlo a Xbox Series X, ha sido justo lo contrario. Si hacemos cálculos del coste real de fabricación de una PS5 es inferior a su PVP y eso es fácilmente demostrable por alguien que entienda un poquito y no esté demasiado comprado por la competencia o sea demasiado fanboy. Lo que Sony ha hecho es aprovechar para lanzar su consola al mismo precio que Xbox Series X porque confían plenamente en que van a vender más que la competencia, y si no fuese así siempre pueden hacer packs y bajarla durante sus primeros meses de vida, aprovechando que debido a que hay mucha demanda y la lentitud en la fabricación van a estar agotadas durante el primer año probablemente.


Hacer estos números como digo es relativamente sencillo y se puede ver principalmente en que los componentes internos de esa consola no son tan nuevos ni tan potentes como los de Xbox Series X o los similares de PC. Y es que hablamos de una potencia gráfica similar a las actuales TI 2080 de nVidia y cuyo rendimiento sería ligeramente superior aunque los benchmark demuestren lo contrario, debido principalmente a que es una consola diseñada específicamente para correr con un solo juego y sin otras cosas en paralelo a diferencia de cualquier tarjeta gráfica de PC que tiene que tener almacenado en memoria otros procesos del sistema operativo. Si hablamos del coste, la prueba la vemos tan fácil como que el modelo sin Blu-Ray cuesta cien euros menos que el modelo con lector, y uno de estos UHD de Blu-Ray a finales de 2020 no cuesta ese dinero ni tan siquiera en tienda, y mucho menos de fábrica siendo Sony uno de los fabricantes que los hacen desde hace algunos años, por lo que su coste está a la altura de la Nocilla.

Los discos de acceso rápido SSD de las nuevas consolas no son lo que se esperaba de ellos... ¿o sí? imagen 5


Aún así, la idea inicial de ambas compañías, Microsoft y Sony, es la de un modelo al mercado lo más barato posible para atraer al máximo número de usuarios, y generalmente sus primeros modelos suelen tener el mismo almacenamiento que los más altos de la última generación (Xbox One y PS4), así que 1 TB es el mínimo, solo que ha sido ligeramente más bajo en PS5. Vender una consola cercano a su precio de coste y no ganar dinero con ella suele ser lo normal (excepto Nintendo), y se suele solventar con el paso de los años al conseguir abaratar costes después de muchas unidades vendidas, la propia venta de los juegos, y los periféricos externos como mandos y almacenamiento adicionales. Esta es la explicación por la que ninguna compañía baja el precio de sus periféricos, como los mandos de PS4 o los de Xbox One, cámaras o almacenamiento oficial, por ejemplo, ni lo hará el Dualsense de PS5 o el nuevo mando de Xbox Series.

Los discos de acceso rápido SSD de las nuevas consolas no son lo que se esperaba de ellos... ¿o sí? imagen 6


Lo que está claro es que con el paso del tiempo vamos a ver un abaratamiento de todas las consolas, así como nuevos modelos con más almacenamiento como también ha pasado siempre. Esto permitirá que los jugadores nos compremos los modelos iniciales e, incluso, nos planteemos comprarnos los nuevos modelos PS5 Pro y Xbox Series XX con 2 o 3 TB de almacenamiento. No es que lo hayan hecho mal de salida. Está todo pensado y calculado para que nos compremos ahora lo que hay, lo ampliemos a un alto coste y/o nos cambiemos de modelo como de móviles, cada dos-tres años. O eso o nos tenemos que esperar a que se abaraten y sean mejores. Es lo que tiene el capitalismo.
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios

Resumen y opinión del Xbox Games Showcase de julio de 2020

Muchos son los juegos exclusivos y anunciados para Xbox Series X y One además de PC en esta presentación, y desde Ultimagame os contamos nuestras impresiones y opinión de lo todo lo que hemos visto
Microsoft tenía una asignatura pendiente tras presentar sus primeros juegos para Xbox Series X en mayo de 2020. Aunque no fue mala del todo, sí es cierto que nos dejó con un gusto amargo al final al no haber visto aquellos juegos que, como decimos una y otra vez, hacen que muchos usuarios se compren su consola. Si hace poco hablábamos de una mala decisión por parte de Microsoft sobre no traer exclusivos a sus consolas durante los primeros años y llevarlos también a Xbox One, tras esta segunda presentación es más fácil quedarse tranquilos de que sí que vamos a tener muchos de estos juegos.



Vamos a echarle un vistazo y después nuestra opinión:


Halo Infinite


Medidor de hype: Muy alto

Posiblemente el juego más esperado de la presentación siendo una de las mayores franquicias que existen en el mundo de los videojuegos (con permiso de todas las de Nintendo). Hemos podido ver mucho gameplay, lo cual es muy bueno, y una enorme reminiscencia a los primeros títulos de la saga, aunque ambientado en un enorme mundo abierto.

State of Decay 3


Medidor de hype: Alto

Solo hemos podido ver un pequeño teaser en forma de escena cinemática, y estaba claro que sus creadores en Undead Labs se encontraban haciéndolo tras la finalización de la segunda entrega. Aún vamos a tener que esperar mucho para tenerlo entre las manos, pero el hype sigue siendo alto.

Forza Motorsport 8


Medidor de hype: Medio

¿Cómo? ¿Un nuevo Forza? ¡No me lo puedo creer! No hay lanzamiento de consola de Microsoft que no haya llevado su propio juego de carreras, y la saga Forza es la más prolífica en esta consola. Los chicos de Turn10 Studios han conseguido una enorme fidelidad, y parece que éste será uno de los exclusivos de Series X a pesar de las declaraciones de sus responsables hace unos días que decían que no habría exclusivos para Series X durante los primeros años. También para PC.

Everwild


Medidor de hype: Medio

Un bonito juego muy colorista hecho por Rare que ya pudimos ver hace un año en el E3 2019 y que ahora se ha visto con más detalle. Una IP original con un gran mensaje acerca de la naturaleza y que tiene toda la pinta de ser cooperativo para cuatro jugadores. Otro que tiene el sello de exclusivo de Xbox Series X.además de PC.

Tell me Why


Medidor de hype: Medio

Dontnod sigue su estilo gráfico y narrativo con su nueva aventura también anunciada el año pasado. La historia intimista de dos hermanos que vuelven a la casa de su infancia para afrontar un terrible pasado en varios sentidos y cuya experiencia les puede cambiar para siempre. Para One, Series X y PC.

Ori and the Will of the Wisp


Medidor de hype: Bajo

Moon Studios nos propone el primer juego anunciado para 120 FPS en una versión del juego ya en el mercado, Ori 2, con una versión mejorada para Xbox Series X que llega a finales de 2020. No es que tengamos bajo el hype por Ori ni mucho menos, ya que estamos hablando de dos de los mejores metroidvania que existen en el mercado, pero ya hemos jugado y volver a jugar solo por tener el doble de tasa de frames no parece un gran cambio. Aún así, queremos probarlo y opinar con criterio.

Peril on Gorgon


Medidor de hype: Bajo

Un FPS o juego de rol de acción en primera persona muy colorista como su original, The Outer Worlds, al que ahora le llega un DLC que expende el universo y nos lleva a Gorgon, un nuevo planeta para seguir ofreciéndonos más aventuras e historias surrealistas. Llega el 9 de septiembre a PS4, XOne y PC, y estará disponible para el lanzamiento de Series X.

Grounded


Medidor de hype: Bajo

Apunto de salir al mercado, Obsidian nos muestra un nuevo vistazo de su enorme juego en el que se nos invita a reducirnos y meternos en un juego de supervivencia en primera persona con cooperativo para cuatro jugadores en el que veremos todo desde un punto de vista muy diferente, todo a tamaño gigantesco. Listo en el mercado el 28 de julio en Steam y Xbox One.

Avowed


Medidor de hype: Medio

Obsidian también nos ha enseñado un primer teaser de lo que será su próximo juego de rol de acción en primera persona que también llega a Series X y PC. No hemos visto nada pero puede que sea una de las apuestas más interesantes que vamos a ver en este Showcase al menos para los hardcore gamers, principalmente por tener un juego de rol en primera persona con un gran detalle técnico en el que podremos lugar con magia y espadas contra enormes criaturas míticas. Un poquito de venta de humo que se le suele echar en falta a las presentaciones de Microsoft..

As Dusk Falls


Medidor de hype: Bajo

Una pequeña compañía indie, INT./Night, que nos ofrece una pequeña historia intimista en forma de aventura interactiva o cómic interactivo con gráficos dibujados a mano sobre escenas rodadas previamente por actores. Como siempre decimos, estos son de la clase de juego que tiene que haber en una presentación para contentar a los que buscan juegos diferentes, pero que muy probablemente no atrae a los que suelen ver estas presentaciones y sí a un público más nicho.

Senua's Saga: Hellblade 2


Medidor de hype: Muy alto
La continuación de Hellblade: Senua's Sacrifice se va a hacer esperar, ya que ni tan siquiera hemos visto nada nuevo no visto en diciembre en el tráiler original. Lo que sí sabemos es que esta segunda parte está ambientada en el país de Islandia y desarrollado para Series X y PC bajo Unreal Engine 5, todos datos que ya conocíamos, aunque siempre es interesante que lo confirmen.

Psychonauts 2


Medidor de hype: Medio/alto

Jack Black interpreta de forma magistral el tema principal del juego que fue anunciado originalmente hace unos años para todas las plataformas incluyendo PS4. Hemos podido ver un poquito más del aspecto del título que sigue de cerca el desarrollo de la primera entrega con un plataformas con toques de acción en tercera persona y donde parece que la música juega un papel muy importante en su desarrollo, eso y la estética setentera psicotrópica propia de la época.

Beyond Light


Medidor de hype: Medio/alto

La expansión de Destiny 2 sirve como excusa para mostrarnos el nuevo aspecto del juego y que llega al Game Pass para poder disfrutar de todas las expansiones del juego activas, es decir, la parte de historia que los jugadores no pueden disfrutar si no se hacen con las expansiones de pago en su versión gratuita. También se puede jugar en móvil, si eso es posible en un juego de estas características, gracias al juego en la nube que se añade al Game Pass y a la nube. Parece que vamos a tener interesantes cambios jugables.

Stalker 2


Medidor de hype: Medio/alto

El esperadísimo regreso de una saga mítica dentro del género de los FPS sobrenaturales ambientado en un Chernobyl lleno de extrañas criaturas similares a aliens y eventos de luz que afectan a la gravedad de todo lo que rodea. Llega al Game Pass y a PC y Series X en exclusiva.

Warhammer 40,000: Darktide


Medidor de hype: Medio/alto

Los creadores de Vermintide nos sorprenden con otro exclusivo para PC y Series X y que parece que sigue muy de cerca los pasos de éste aunque ambientado en el universo Warhammer 40.000 y más orientado a los shooter en primera persona en lugar de a los hack%u2019n slash como los Vermintide. Otro cooperativo para cuatro jugadores ambientado en el espacio con una estética muy oscura.

Tetris Effect Connected


Medidor de hype: Medio

También llega a Series X y One después de un par de años en exclusividad para PlayStation (también disponible en PC). Posiblemente el mejor Tetris que existen en la actualidad y, sin duda alguna, con la mejor banda sonora de todos ellos, aunque cuenta con una salvedad con respecto a las versiones existentes al contar con un modo multijugador para cuatro jugadores en la misma pantalla y online además del modo para un jugador. El tráiler es realmente emotivo para los que sabemos un poquito de videojuegos, ya que las vemos un montón de caras conocidas como el propio creador de Tetris, Alekséi Pázhitnov, o al que introdujo en occidente el primero de los juegos en los 80, Henk Rogers, así como el creador de Tetris Effect, Tetsuya Mizuguchi, entre otros.

The Gunk


Medidor de hype: Medio/alto

A nivel gráfico puede que uno de los más bonitos de toda la presentación es el también exclusivo para las consolas de Microsoft que sí verá su salida en One además de PC. Los creadores de Steamworld nos presentan The Gunk del que podemos ver unos escenarios muy detallados y llenos de efectos de luz y RTX. Su protagonista, una especie de exploradora espacial tiene que recoger muestras de un planeta extraterrestre además de limpiarlo de lo que parece ser algo así como contaminación viva.

The Medium


Medidor de hype: Muy alto

Ya vimos un anticipo de esta aventura de acción en la que encarnamos a una detective psíquica que es capaz de vez en dos realidades a la vez gracias a sus poderes de medium, y donde realmente se aprovecha la potencia de la consola mostrando en pantalla estas dos realidades de forma simultánea a pantalla partida. Gracias a esto no sería posible en One, por lo que exclusivo para Series X.

New Genesis: Phantasy Star Online 2


Medidor de hype: Bajo

SEGA se atreve con una exclusiva en Series X de una de las sagas más longevas dentro de los MMORPG y que no ha tenido mucha fortuna en Europa ni EEUU, por lo que contará con una nueva oportunidad con esta entrega. El juego ideal para atraer a un público ávido de experiencias más de estilo japonés. Llega a One, PC y Series X.

Crossfire X


Medidor de hype: Alto

Lo nuevo de Remedy que llega en exclusiva a las consolas de Microsoft (One y Series X) en forma de shooter en primera persona con un acabado técnico muy detallado y que cuenta con dos partes, una multijugador gratuita para todos los jugadores y otra en modo campaña para un solo jugador que requiere una compra. Siendo Remedy hay que darle una oportunidad sí o sí porque son capaces de lo mejor.

Fable


Medidor de hype: Alto
Un pequeño teaser de Playground Studios (creadores de Forza Horizon) para enseñarnos que hay un nuevo Fable en producción, y que muy probablemente contará con el mismo sentido del humor y estilo de juego que sus dos primeras entregas. Será exclusivo para Series X y PC y vamos a tener que esperar muchísimo para poder verlo, pero aún así también es venta de humo del bueno que queremos ver en este tipo de presentaciones.
Opinión: Más tranquilo con el futuro de One, pero no me habéis vendido la nueva consola

Tras la última presentación de la máquina, más centrada en el hardware en sí que en los juegos, Microsoft tenía una oportunidad ideal para ponernos los dientes largos, y enseñarnos por qué deberíamos empezar a ahorrar para pillar su nueva máquina de lanzamiento. Había que mostrar lanzamientos a corto plazo para competir - competir realmente - con PS5, y los jugadores esperaban gameplay y sorpresas. Desgraciadamente Microsoft se ha quedado a medias, y aunque ha mostrado cosas interesantes, lo que había tangible estaba también previsto para la generación actual. Y esto es un precedente realmente peligroso para el lanzamiento de la consola. Si con un catálogo exclusivo claramente superior, One perdió en su lanzamiento con PS4, hay que ser muy optimista para pensar que ahora va a pasar algo diferente, incluso aunque el precio de la máquina fuese un poco menor...

Parece que Microsoft se ha enrocado en una guerra a largo plazo que no parece nada fácil de ganar con su planteamiento, y aunque intentan sacarle partido a su mejor arma - el GamePass, que ha conseguido llevarse a parte de la legión de admiradores de Sony a sus filas - en un evento de este calibre hace falta más para imponerse a un rival del calibre de Playstation. Y cerrar el evento con una CG de un juego que parece estar en pañales no es el camino...

Para mí ha faltado impacto, garra, ganas de sorprendernos. Las inversiones en estudios propios no han dado los frutos esperados (al menos, todavía), y me ha faltado un auténtico aliciente para pasar por caja estas Navidades. Porque no, los 120 fps de Ori no lo valen, al igual que la mayor resolución del nuevo Halo o las mejoras de State of Decay. Y para el resto de títulos que quiero jugar - como Everwild, Fable o Medium - todavía falta más de un año. ¿Por qué hacer la inversión ahora, cuando todo apunta a que luego llegarán rebajas?

José Carlos Fernández Jurado
Redactor jefe de Ultimagame
Opinión: El #XboxGamesShowcase ha sido la mejor presentación de Microsoft en los últimos años y muestra los siguientes pasos a dar, a pesar de que no hayan mostrado nada de demasiado peso que vayamos a poder jugar dentro de poco más allá de Halo

No hay sido una gran maravilla eso está claro, pero el Xbox Games Showcase 2020 celebrado hoy 23 de julio sigue marcando los pasos a seguir. En la presentación de mayo empezamos ver que Microsoft se estaba poniendo las pilas, y hoy aún sin tenerlas puestas del todo se puede ver que sigue dando pequeños pasos para conseguir que Xbox sea lo que sus responsables y fans quieren que sea. Hemos visto luces y sombras, cosas buenas y cosas malas, juegos que esperamos con impaciencia echarles el guante y otros que podríamos pasar de ellos y no pasaría nada.

Por ejemplo, tenía ganas de ver Halo Infinite, y si bien me ha gustado lo que he visto a nivel jugable tengo que reconocer que me ha dejado muy frío a nivel técnico, principalmente porque es el juego abanderado de una nueva generación de consolas y que va a acompañar el lanzamiento de Series X y no demuestra que a nivel técnico sea una consola más potente. Ya lo dijimos en nuestra anterior opinión sobre hacer juegos que se puedan jugar en One, One X y Series X y éste es el mejor ejemplo. Aún así, a nivel jugable sí que tengo ganas de probarlo por parecerse más a los primeros Halo pero en mundo abierto, y quiero ver de lo que han sido capaces los chicos de 343 Industries tras cagarla monumentalmente con Halo 5.

Un buen ejemplo de lo que sí hay que fomentar son juegos como The Medium, en el que poder renderizar dos juegos a la vez en paralelo solo es posible gracias a los discos rápidos SSD y a la enorme potencia de la consola. Eso sí; si sale en PC no todos tienen estos discos por lo que muy probablemente habrán tenido que buscar atajos técnicos para poder hacer esto. También juegos como Darktide (Vermintide ambientado en Warhammer 40,000), The Gunk por su original estética y apuesta jugable o Stalker 2, saga que hasta ahora había sido exclusiva en PC y que ahora también van a poder jugar los usuarios de Xbox y quiero ver de qué son capaces los chicos de GSC Game World. Por último, el humo que veníamos demandando en los pasados E3 de Microsoft y que sí que hemos tenido en esta ocasión con anuncios como el nuevo Fable, State of Decay 3 o Avowed son pequeños ejemplos que sí hay que enseñarle a tu público para que se sienta interesado por el futuro de tu producto aunque no se vea nada de lo que va a ser el juego (y para los que, en ocasiones, no hay nada de nada hecho).

Cosas sin sentido también hemos tenido como la versión especial de Ori a 120 FPS. Posiblemente sea la forma más tonta de vender un juego que ya está en el mercado diciendo que lo vas a poder jugar más suave y a 4K que, de hecho, ya era jugable a 4K y 60 FPS en One X. Es como decirle a tus usuarios que se han gastado más de trescientos euros en poder jugar a Ori en 4K, recuerdo que es uno de los pocos exclusivos de la consola, que ahora se tienen que gastar más dinero aún para jugar a lo mismo y al doble de frames, con lo que se te tiene que quedar la cara de idiota varios días. Tampoco le he visto personalmente mucho sentido al DLC de The Outer Worlds cuando, además, es multiplataforma y sí que sale en PS4, hecho que han aprovechado los community de Sony para mostrarlo hasta en la sopa.

Podría resumir la presentación como iniciando la senda del éxito y mostrando el futuro de la consola, pero no su futuro más inmediato porque muchos de los juegos no los vamos a ver hasta dentro de uno año o más. Nada realmente espectacular pero sí cosas muy interesantes a las que hay ganas de echarle el guante. El inicio del camino que hay que seguir para próximas presentaciones aunque aún falten más cosas espectaculares que mostrar y que haga pensar a la mayoría de los jugadores que tienen otras consolas que necesitan imperiosamente tener esta entre sus manos.

José María Martínez García
CEO de Ultimagame
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios

Opinión - Xbox Series X sin exclusividades durante sus primeros años: ¿Mala decisión por parte de Microsoft?

Opinión - Xbox Series X sin exclusividades durante sus primeros años: ¿Mala decisión por parte de Microsoft?
Los responsables de Microsoft han confirmado que no vamos a ver ningún juego exclusivo para su nueva consola, Xbox Series X, durante al menos dos años, y todo lo que vamos a ver llegará a Xbox One y PC además de Series X
Opinión - Xbox Series X sin exclusividades durante sus primeros años: ¿Mala decisión por parte de Microsoft? imagen 1
Esto es un detalle que ya hemos comentado en anteriores ocasiones en Ultimagame, y es que la estrategia de Microsoft para su nueva generación de consolas Xbox Series X es bastante diferente a la de la competencia directa, PlayStation 5,, mucho más arriesgada y peligrosa para una compañía que no ha tenido el éxito que ellos mismos esperaban con la actual generación de consolas Xbox One, la cual ha vendido a razón de casi 1:5 con respecto a PS4. Esta estrategia se ha hecho aún más patente cuando este pasado fin de semana sus máximos responsables hacían unas declaraciones que ya os habíamos adelantado anteriormente en cuanto a la retrocompatibilidad de su Series X con anteriores consolas de la compañía, y que puede poner en peligro toda su nueva generación si no funciona bien y no actúan rápidamente. Venían a decir lo siguiente:

Opinión - Xbox Series X sin exclusividades durante sus primeros años: ¿Mala decisión por parte de Microsoft? imagen 1


No te vas a ver forzado a la próxima generación. Queremos que todos los jugadores de Xbox jueguen todos los juegos nuevos de Xbox Game Studios. Es por lo que los títulos de Xbox Game Studios que lanzamos en los próximos años, como Halo Infinite, estarán disponibles y jugarán de maravilla en Xbox Series X y Xbox One. decía el máximo responsable de Xbox Phil Spencer en el blog de Xbox. No obligaremos a actualizar a Xbox Series X en el lanzamiento para jugar exclusivas de Xbox.

Básicamente, esto quiere decir que todos los juegos de sus compañías Xbox Game Studios se van a poder jugar en Xbox One, Xbox One X, Xbox One S y Xbox Series X, y en cada una de ellas tendrán una calidad diferente, resolución, tasa de frames y nivel de detalle, de forma que cualquier jugador que tenga una consola de Microsoft de las dos últimas generaciones va a poder disfrutar de todos sus juegos. Para estos usuarios es una gran noticia, ya que aquellos que se hayan comprado en los últimos 7 años una consola Xbox van a poder seguir disfrutando de los nuevos episodios de Halo (Infinite), Gears (of War 6) y todos los nuevos juegos que van a presentar y que llegan de sus estudios internos, y que por supuesto solo se desarrollarán para Xbox además de PC, y es algo que, sinceramente, es de agradecer porque pretenden cuidar a sus usuarios y clientes actuales con más juegos, y que no tengan que hacer otro desembolso en los próximos 2-3 años para poder jugar a los exclusivos. Es una transición más suave hacia la nueva generación e, incluso, puede aumentar las ventas del aún sobrante stock de Xbox One y todas sus variantes y que muy probablemente verá su precio reducido aún más en las próximas semanas.



De la misma forma que es positivo para sus usuarios, también puede ser considerado como un revés importante para ellos, y también un intento por llevar la industria de los videojuegos al terreno de los PCs, donde cada usuario debe actualizarse cada 4-5 años para poder disfrutar de la última tecnología y calidad gráfica. La propia argumentación que Phil Spencer ha dado para ello es el intento de estandarizar el sector para que los usuarios no tengan que hacer ese desembolso cada pocos años, aunque tampoco parece tener mucho sentido porque los propios PCs también están dentro de la industria y sí que siguen este mismo formato de actualización, quizás menos incluso actualizando cada menos tiempo que un usuario de consola, y muchísimo menos que por ejemplo los usuarios de móviles, que ven cómo hay que comprarse uno cada 2-3 años para no quedarse obsoleto y no solo porque dejen de funcionar por tener demasiada porquería instalado o sean difíciles de mantener, sino también por culpa de las constantes actualizaciones de sistemas operativos que hacen que necesiten más potencia, programas en segundo plano y aplicaciones cada día van más lentos.

El mercado del PC, los denominados "master race", cuenta con una ventaja importante a nivel gráfico con respecto a las consolas ya que elevan el estándar de calidad gráfica de los juegos una vez que las consolas han salido al mercado pero no antes, es decir, cuando PS5 salga al mercado vamos a ver los mejores gráficos vistos hasta ese momento, y será en esta consola o en Series X, y pasado un tiempo (quizás pequeño) no solo lo igualarán sino que lo superarán con creces y con facilidad haciendo sus usuarios para ello un desembolso mucho mayor que el precio de una consola (que rondará la horquilla de los 450 €-500 € frente a los mínimo 1000 € de un PC de gama media). Y lo que vamos a conseguir con esta mejora es mayor resolución y tasa de frames (sin límite en muchos casos si la tarjeta, micro y memoria lo permiten) y más detalle en pantalla como mejor iluminación, más sombras, más hierba, generación de escenarios más lejana y otros similares. Otros detalles como la física o la IA que son elementos que afectan directamente a la jugabilidad permanecerán inalterados.



Esto es justo lo que vamos a obtener entonces con una generación híbrida como la que pretende Phil Spencer, es decir, un juego como por ejemplo Halo Infinite tendrá más detalle, resolución y tasa de frames además de una mejora en la carga de los niveles gracias al SSD o disco duro de acceso rápido. Mientras tanto, Sony va a estar optimizando muchos de sus juegos para esta nueva generación, por lo que no solo veremos más detalles en pantalla o mejoras en la carga o tasa de frames, sino que además incluso podremos obtener cosas imposibles con esta generación y que a día de hoy no hemos visto tampoco en PC. Un ejemplo lo tenemos en uno de los juegos exclusivos anunciados para PS5 como es el nuevo Ratchet & Clank exclusivo de la nueva consola, y en el propio vídeo de presentación ya podemos ver una de estas innovaciones imposibles en la generación actual como es el poder cambiar de escenarios y fases por completo con todo lo que ello conlleva en casi tiempo real sin ninguna ralentización ni pantalla de carga gracias al SSD. Sin entrar si el juego es o no bueno (no lo sabemos aún, no hemos jugado), este salto de generación puede suponer ver cosas no vistas hasta ahora incluso a nivel jugable además de técnico y que no podremos ver en Xbox en los primeros años hasta que tengamos esta exclusividad.

Opinión - Xbox Series X sin exclusividades durante sus primeros años: ¿Mala decisión por parte de Microsoft? imagen 3


No es que cosas como estas se vayan a ver mucho, pero ya es un cambio significativo, y sin embargo no va a ser el único. Por ejemplo, a día de hoy podemos ver cualquier juego existente en consola y ver sus respectivas versiones para PC, y el cambio no es tan drástico como cabría esperar. Me refiero a que los estudios de desarrollo no dedican (por coste) sus recursos a hacer dos versiones de todo, una con mucho detalle para los PCs potentes y otra reducida para las versiones de consola y PC menos potentes, por lo que hacen una sola pensando en las versiones menos potentes y optimizan al máximo para los que tienen más máquina añadiendo efectos, detalles en los escenarios, frames, resolución y distancia de dibujado. Si un juego se hace exclusivo para un formato no se va a pensar en versiones inferiores, mientras que si se hace pensando en posibles versiones inferiores sí que hay que tener en cuenta todo esto y hacer la versión mínima para, posteriormente, optimizarla a nivel gráfico pero no jugable consiguiendo un juego muy digno a una gran altura pero no tan optimizado a nivel técnico ni jugable, es decir, la misma experiencia que hemos tenido hasta ahora pero más bonita.



Por todo esto, la estrategia que Microsoft quiere imponer (tal como suena) tiene puntos negativos como el de intentar estancar el mercado de alguna forma para que no haya demasiada maniobra de innovación, al no poder aprovechar un hardware durante sus primeros años de vida para contentar a los actuales poseedores de generaciones anteriores. Con ello puede mantener contento a estos usuarios, y que en el caso de One ya superan los treinta millones, pero también deja de lado a todos esos usuarios que buscan no solo experiencias más nuevas sino también más calidad técnica incluso que en PC, y que verán como esto no va a ser posible durante los primeros años y cuando se optimicen los juegos los "peceros" ya tendrán experiencias iguales y mejores. Parece que estemos comparando qué usuario es mejor según a lo que juegue y dónde, pero es lo que muchos usuarios piensan a la hora de decidir qué consola se va a comprar, y de ahí las escenas de "ira" que hemos vivido en los últimos meses cuando algún juego supuestamente exclusivo de PS4 acababa anunciándose para PC, y solo es un ejemplo.



Estancar el mercado no es para nada bueno a menos que sea algo general. Si me preguntasen a mi personalmente, me encantaría que esta generación durase al menos un par de años más, hasta 2022 o así, para poder seguir viendo en PS4 o One cosas como Final Fantasy VII Remake, Halo Infinite, The Last of Us Parte II o Ghost of Tsushima (por ejemplo), pero si las compañías van a lanzar una nueva generación de consolas está claro que debe ser para que haya un cambio significativo, y no simplemente para mejorar ligeramente lo que tenemos hasta ahora. Microsoft lleva unos cuantos años intentando imitar o seguir los pasos del mercado de los móviles, lanzando nuevos modelos más potentes siempre compatibles con los anteriores para que se actualice quien quiera y se mantenga el que no pueda o desee hacer dicho desembolso. Con Xbox One X no le ha salido nada bien, y eso es porque los mercados son muy diferentes como lo es su público: Muchos usuarios se compran mejores móviles solo para la gente vea que tiene lo último y, además, poder exhibirlo, algo que en consola no pasa de la misma forma ni tiene tanta importancia.

A día de hoy, con la compra de tantos estudios y teniendo la consola más potente de la nueva generación, está en una posición privilegiada para conseguir algo importante en los próximos años, pero está claro que ni el marketing es su fuerte ni muchas de las decisiones de negocio que han tomado en los últimos años (consola con Kinect, recobrar juegos de segunda mano) han sido las más acertadas. Tienen el Game Pass que es una herramienta excelente para atraer usuarios, pero solo falta por ver si estos van a ser los suficientes para que la consola esté en unos números de venta similares a la competencia directa, e incluso indirecta donde Switch le ha pasado por delante en la mitad de tiempo.
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios
Nuevas imágenes
Xbox Series (X y S)

Opinión: Microsoft tiene ahora su gran oportunidad para dar un gran golpe a las aspiraciones iniciales de PS5

Opinión: Microsoft tiene ahora su gran oportunidad para dar un gran golpe a las aspiraciones iniciales de PS5
Nueva presentación de juegos para Xbox Series X, ahora sí, con los exclusivos de la consola y que, presumiblemente, puede hacer que muchos de los jugadores se decanten por comprarse esta o la consola de la competencia. ¡Ahora es el momento!

Microsoft ha anunciado una nueva presentación para el 23 de julio de 2020 a las 18:00 hora españolaen la que se tienen que mostrar los próximos juegos para Xbox Series (X y S) provenientes de sus compañías first y second parties, es decir, los próximos exclusivos que podremos jugar en Xbox Series X, Xbox One en algunos casos y PC en la mayoría de ellos.

Opinión: Microsoft tiene ahora su gran oportunidad para dar un gran golpe a las aspiraciones iniciales de PS5 imagen 1


Tras los rumores y las compañías desvelando datos de sus consolas, Microsoft golpeó primero al enseñar los que serían algunos de sus primeros juegos de Xbox Series X, y que dejó un buen sabor de boca a pesar de que no llegaron a hacer un trabajo redondo mostrando gameplay real de ninguno de sus juegos. Semanas más tarde, Sony hacía lo propio mostrando sus primeros juegos de PS5 en el que además de algunos third parties también se mostraron los primeros exclusivos de la consola, y hay que reconocer que este primer asalto lo ganó con bastante claridad al mostrar mucho de lo que sus fans venían demandando en el tiempo y, sobre todo, algunas cositas de gameplay que parecían estar pegadas con fiso tras aprender la lección del palo a Microsoft.



Sin embargo, ahora es el momento perfecto para que Microsoft se tome la revancha y muestre lo que de verdad quieren muchos de sus seguidores como son los primeros juegos exclusivos de su consola que llegarán durante los primeros meses como son los juegos first y second parties. Está claro que Halo Infinite debe ser la joya de la corona de la presentación, mostrando ese mundo abierto, gameplay real, cooperativo para cuatro jugadores (como mínimo) y un gran acabado técnico que nos haga pensar que está, como mínimo, a la misma altura que lo visto en la presentación de PS5, ya que de lo contrario muchos se sentirán totalmente decepcionados. Hay que tener en cuenta que Xbox Series (X y S) es más potente a nivel de proceso que PS5 (no así a nivel de manejo de texturas o en la velocidad de carga gracias a su SSD propietario) y, por tanto, se esperan grandes cosas.

Pero no debe quedar aquí la cosa. Los denominados Xbox Game Studios nacieron para este momento ni más ni menos. Xbox One ha visto hasta ahora como muchas compañías han abandonado el desarrollo para esta consola (principalmente japonesas) y cómo los juegos exclusivos de la consola eran cada vez menos numerosos, sin contar que algunos de los aparecidos al mercado no eran ni de lejos lo que sus fans demandaban y que, en ocasiones, se han tenido que conformar por no haber otra cosa que llevarse a la boca.



Deberíamos poder ver Senua%u2019s Saga: Hellblade II en movimiento con un poquito de gameplay además de alguna nueva animación que muestre el poder del Unreal Engine 5 en el que corre, así como algunas nuevas cosas de compañías como Rare, Moon Studios, Undead Labs, Obsidian Entertainment, The Coalition o inXile Entertainment entre otros. Si Microsoft ha aprendido la lección, veremos cosas de gameplay mezcladas con otros gameplay trailers, así como alguna CG que anuncie el regreso de alguna mítica saga olvidada o el anuncio de alguna nueva entrega de sagas conocidas como Gears por ejemplo.



Esta no es la presentación para ver el catálogo retro, ni tampoco cómo se mejoran juegos como Halo 5 o Gears 5 en la nueva consola gracias a su potencia o al Smart Delivery. Esta es la presentación que hará que muchos aficionados a las consolas se planteen estas navidades o en los próximos meses comprársela en lugar de PS5, y para ello lo que veamos aquí tiene que sorprender, o como mínimo gustar igual que lo que vimos en PS5, o más a ser posible por ser todo exclusivo (además de PC, claro, y en muchas ocasiones también Xbox One a menos calidad). Toda la carne que Microsoft tenga debe ir al asador en este momento, e incluso si tiene algún juego para los próximos tres años hacer algún CG que diga que están en ello. Si no es ahora, Microsoft va a perder una enorme oportunidad de volver a llamar a la puerta del éxito como hizo con Xbox 360 iendo a remolque y muchos pasos por detrás como ha hecho con Xbox One.

Yo tengo muchas ganas y muchas esperanzas en ver qué vamos a ver. ¿Y vosotros? ¿Qué esperáis ver?
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios
Nuevas imágenes
Xbox Series (X y S)

Opinión - Los primeros pasos de Microsoft con Xbox Series X están siendo buenos, más allá de seguir sin conocer a su público

La presentación oficial de los primeros juegos para la nueva consola de Microsoft nos deja claro algunos puntos sobre su estrategia de lanzamiento, y abre la esperanza a hacer las cosas mucho mejor que con Xbox One
El 7 de mayo de 2020 Microsoft nos promete una presentación de los primeros juegos third parties (por si hay algún despistado, que no son de ninguna de sus compañías afiliadas) que llegarán a la próxima generación de su consola Xbox, Series X. Podéis ver todos los juegos de la presentación en nuestro artículo especial en el que se pueden ver juegos de toda clase y para todos los públicos, todos ellos con una enorme calidad gráfica que es, en principio, la razón principal para lanzar una nueva consola al mercado. Aún faltan más de cinco meses para el lanzamiento de la consola, pero ya podemos decir que la estrategia que Microsoft está siguiendo con ella es muy diferente a la utiliza en Xbox One, aunque también parece que sigue cometiendo algunos de los mismos errores que ya vimos en el pasado.



Posiblemente el peor de todos fuese la palabra que ha traído de cabeza tanto a Microsoft como a la propia Ubisoft, uno de sus grandes partners en este inicio de generación, y que incluso les ha llevado a pedir perdón por no ofrecer lo que los usuarios pensaron que iban a tener. Hoy en día hay una enorme diferencia entre lo que una compañía y un usuario consideran gameplay, y eso también demuestra no conocer bien a su base de clientes/usuarios. Si le dices a un usuario que le vas a dar vídeos de gameplay piensa que vamos a ver cómo se juega y/o una partida con escenas reales, mientras que las compañías suelen considerar esa palabra como un pequeño tráiler con escenas extraídas del juego y que no son CG (animación), aunque dichas escenas sean animaciones con el engine del juego. No saber eso a la altura a la que estamos dice muy poco de estas dos compañías y de su total desconocimiento de sus jugadores.

Opinión - Los primeros pasos de Microsoft con Xbox Series X están siendo buenos, más allá de seguir sin conocer a su público imagen 1


Aparte de esto como decíamos, la estrategia está siendo la correcta para ofrecer una buena experiencia a sus jugadores, con una consola que gana en potencia bruta a la de la competencia (aunque quizás no esté tan bien compensada como PS5 a nivel de hardware) y un catálogo inicial de juegos que tiene toda la pinta de ser lo que sus jugadores necesitamos. Tenía todo el sentido del mundo dar la primera oportunidad a los third parties en su primera presentación porque sabemos que muchos de los usuarios que se compren la nueva consola lo harán con el nuevo Halo, o bien para jugar a este nuevo Halo con el Game Pass, el cual estará disponible desde el primer día. Obviamente un juego tan esperado hubiese eclipsado al resto, y el hype hubiese sido tan alto por él que no se le hubiese prestado atención a las otras compañías ni a sus juegos, por lo que éste era el movimiento correcto para no mostrarlo.



También hemos visto exclusivos, que es algo que les faltaba y le siguen faltando a Xbox One. No hablamos de juegos indies o pequeños desarrollos llenos de calidad como Ori, que está claro que es un gran juego, pero hay que reconocer que muy pocos jugadores se compran una consola nueva que vale más de 400 euros para poder jugar a cosas como esa y sí a juegos como The Last of Us. A falta de confirmación, juegos como Scorn o Call of the Sea son dos buenas apuestas para atraer a diferente tipo de público siendo exclusivos para esta consola, o The Medium, que aunque ha sido anunciado como exclusivo es más que probable que lo sea de forma temporal y acabe también en PS5 como el anterior juego de la compañía, Blair Witch, exclusivo temporal para Xbox One.

Opinión - Los primeros pasos de Microsoft con Xbox Series X están siendo buenos, más allá de seguir sin conocer a su público imagen 2


Aparte de estos exclusivos (temporales o no), también continúa con el apoyo de los third parties con un gran catálogo de juegos para todos como Madden (a pesar de que en España nos importe poco) o FIFA, Dirt y Assassin's Creed, así como el apoyo de compañías que suelen apoyar a Sony en desarrollos de corte japonés como SEGA (con Yakuza) y Bandai Namco Games (con Scarlet Nexus). Falta mucho camino en este sentido, y aunque compañías como Bandai Namco estén prestando un gran apoyo, todavía son muchos los juegos que tienen que llegar de esta y otras compañías como para pensar que tienen un gran catálogo para este tipo de público. No obstante, no se puede conseguir todo de golpe, y un gran apoyo a estos juegos por parte de los usuarios hará que otras compañías quieran seguir su mismo camino.

Opinión - Los primeros pasos de Microsoft con Xbox Series X están siendo buenos, más allá de seguir sin conocer a su público imagen 3


De esta forma, parece que la dirección que Microsoft está tomando es muy buena. Su Game Pass, uno de los grandes pilares de la actual y la futura generación de consolas, seguirá enriqueciéndose con nuevos juegos third parties y con todos los first y second parties que son, en su mayoría e inicialmente, los que atraerán a los jugadores a la consola. A la compañía aún le falta mucho también por aprender de su fanbase, hablar su mismo idioma y conocer qué es realmente lo que quieren ver y jugar, y esto es algo que hemos visto en casi todas las ferias en donde Microsoft ha estado presente y en la que estaban convencidos de que habían triunfado, cuando la mayor parte de sus aficionados estaban desilusionados por lo que habían visto. Aún así, parece que los próximos pasos están mejor estudiados y empiezan a acercarse a lo que todos esperamos de esta nueva consola y sus juegos.
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios

Así ha sido la presentación oficial de los primeros juegos para Xbox Series X

La tan prometida muestra de gameplay para la nueva y flamante consola de Microsoft nos ha enseñado algunos de los próximos desarrollos de la consola y nos deja imaginar más que ver lo que nos espera en un futuro próximo
Aunque no ha sido lo que nos prometieron, Microsoft nos ha enseñado un buen puñado de juegos para la próximo generación de consolas, y más específicamente para Xbox Series X. La inmensa mayoría de juegos que hemos visto van a aparecer en Xbox One así como en Windows 10 (por supuesto, también en PS4 y PS5) y al menos estos tráilers de gameplay (que ya sabemos lo que suele significar, poco gameplay y mucho de tráiler) nos ha puesto la miel en los labios para algunos juegos. Vamos a darles un repaso:

Bright Memory Infinite


Llega a finales de 2020

Ya os habíamos hablado de este juego que, hasta ahora, se penaba exclusivo de PC bajo el nombre de Bright Memory Infinite. También está previsto para Xbox One y PS4 además de PC y se puede definir como un juego de acción en primera persona con muchos toques de FPS y parkour. Nuestra protagonista, Hannah Grace, es una mujer con un gran entrenamiento militar que pone en funcionamiento el Transportador Cuántico, un dispositivo generado por la organización SRO y que permite los tiempos balas y otros efectos espectaculares. El primer vistazo es bastante espectacular y será uno de los juegos Xbox Series X Optimized para la nueva consola de Microsoft.

Dirt 5


Llega en octubre de 2020

Codemasters nos traerá un juego de carreras con mucha acción y recorridos espectaculares, con una simulación muy realista de la física aunque con un estilo de juego mucho más arcade que lo que nos tienen acostumbrados en sus juegos de rallies como la saga Dirt. En esta ocasión, Dirt 5 también tendrá opción de Smart Delivery y llegará a Xbox One y Xbox Series X, así como PS4, PS5 y Stadia.


Scorn


Sin fecha de lanzamiento

En el tráiler hemos podido ver algunos escenarios y personajes que veremos en este juego y que resultan realmente espectaculares, muy al estilo de lo que el propio H.R.R. Giger podría ofrecernos. Un juego de acción en tercera persona con toques de survival horror que también lleva en anuncio por algunos años y del que no sabíamos nada desde hace casi 3 años (2017). No hemos visto nada de gameplay pero se espera mucho de este título


Chorus - Rise as One


Llega en 2021

Un shoot'em up en tercera persona de estilo clásico con un acabado técnico envidiable es lo que Chorus Rise as One nos ofrece y que nos llega de la mano de Fishlabs, también para Xbox One con Smart Delivery incluido y, como no, Series X y del que hemos podido ver un poquito de gameplay y mucho de escena cinemática. Calidad gráfica no le falta.


Madden NFL 21


Finales de 2020
Una nueva entrega de la que hemos podido ver muy poquito y que es confirma llegará también con Smart Delivery totalmente gratis para los usuarios de Xbox One. Quizás lo más importante de este anuncio es que se confirma que Electronic Arts también utilizará la opción de Smart Delivery, por lo que FIFA y otros juegos también se actualizarán de forma gratuita.


Vampire The Masquerade Bloodlines 2



¿El juego del Joker? ¿Un Joker vampiro? Un uso intensivo del RTX para mostrarnos escenarios espectaculares en primera persona con muchos efectos de luces y perspectiva en primera persona. Ya sabíamos que llegaría a la nueva generación, y cuando veíamos las imágenes de la versión para PC sabíamos que era lo que íbamos a conseguir. Muy bonito y muchas ganas de echarle el guante. Acción en primera persona con poderes sobrenaturales. ¿Qué más queremos?


Call of the Sea



Puede que sea uno de los primeros juegos que utiliza el potencial a nivel gráfico de Xbox Series X para mostrar algo diferente del fotorrealismo, o al menos de intentarlo. Escenarios coloristas, primera persona, y muchos interrogantes para uno de los juegos más interesantes de la presentación de Microsoft.


The Ascent



No todo iba a ser perspectiva en primera persona para mostroar gráficos bonitos. Un Diablo cyberpunk con una gran calidad gráfica, muchos enemigos en pantalla y muchos efectos para un action-rpg que nos recuerda también ligeramente a Killsquad, aunque no sabemos mucho del juego o si será más shoot'em up que action-rpg. Buena pinta.


The Medium


Disponible a finales de 2020

Mucha escena cinemática y nada de gameplay para un juego de misterio que intenta hacernos recordar a Silent Hill por su música y su puesta en escena, y que de hecho cuenta con Akira Yamaoka y Arkadiusz para la banda sonora. Los creadores de Blair Witch nos presentan una perspectiva en tercera persona para una propuesta más que intereante y que ha puesto a gritar a los fans del clásico de Konami y que parece una mezcla entre éste y Alan Wake.


Scarlet Nexus



El Devil May Cry de Bandai Namco Games que combina estética anime con gráficos realistas cyberpunk y que ha dejado muchas más preguntas que respuestas en su primer vistazo. Aún así, Scarlet Nexus tiene una gran pinta para los aficionados a los juegos manga y a la compañía Bandai Namco Games.


Second Extinction



Shooter cooperativo en primera persona con hasta tres jugadores y en el que tendremos que destrozas a cientos de dinosaurios en pantalla. Que esté Avalanche Studios detrás de su desarrollo pueden proponerlo como un juego open world de los que nos tienen acostumbrados y mucha acción. Hace poco disfrutamos de RAGE 2 hecho por ellos, así que no hay que cerrar la puerta a nada.


Yakuza Like a Dragon



Otra confirmación que estaba más que cantada tras el lanzamiento de los últimos Yakuza en Xbox One y Game Pass. El RPG por turnos con toques de juego de acción Yakuza Like a Dragon llega también a Xbox One y Series X así como a Windows 10. No es un juego de nueva generación pero sigue siendo uno de los más bonitos de la generación actual, así que si está optimizado es una gran noticia.


Assassin's Creed Valhalla



Aunque este gameplay trailer quizás no era lo que muchos esperábamos, al menos sí que hemos podido ver cómo lucen los modelos y escenarios del nuevo Assassin's Creed para este 2020, y que tiene muy buena pinta. Microsoft quiere hacer de esta entrega uno de sus juegos franquicia para enseñarnos que solo a´si se puede jugar en su nueva consola.
Únete a la conversación
Este artículo tiene 1 comentario
ManuRayx
ManuRayx
- 08 de Mayo de 2020 a las 10:56:42
Entre Bloodlines 2 y Assassin's Creed Valhalla ya tuve más que suficiente para estar en el tren del hype. Una gran puesta en escena de Xbox Series X. Mención especial a "Second Extinction" y "Scarlet Nexus". Muy buena pinta ambos. Habrá que ver cómo termina saliendo todo y qué precios tendrá, pero desde luego Microsoft lo está haciendo muy bien.
1 0
Danos tu opinión

Cinco consejos a Microsoft para que Xbox Series X gane esta generación por encima de PS5

Cinco consejos a Microsoft para que Xbox Series X gane esta generación por encima de PS5
Microsoft cree que puede vencer a Sony hablando de la nueva generación de consolas, y es así si cumple con unos sencillos pasos que no solo son los que ya conocemos, sino también con otros que han sido fallos de generaciones anteriores
Cinco consejos a Microsoft para que Xbox Series X gane esta generación por encima de PS5 imagen 1
Tanto Sony como Microsoft ya han desvelado la potencia técnica de sus nuevas consolas, Xbox Series X y PlayStation 5 respectivamente, y que muy probablemente veremos antes de finalizar el 2020 si es que no se retrasan por culpa del coronavirus. El rendimiento de las mismas es otro cantar y dependiendo del uso de este hardware que cada compañía haga tendremos mejores juegos a nivel técnico en una u otra consola. Aún así, Xbox Series X parte con ventaja en cuanto a potencia se refiere, pero también necesita otros elementos para poder tener el éxito que ellos y sus fans esperan y auguran.

Cinco consejos a Microsoft para que Xbox Series X gane esta generación por encima de PS5 imagen 2


Según Microsoft, los puntos más importantes y destacados de su consola son los que ya comentamos en un artículo anterior, y que nosotros nos atrevimos a matizar aunque en parte también creemos que tienen razón. Lo que ocurre es que su estrategia a largo plazo tiene que ir por otro camino mucho más evidente para la inmensa mayoría de los jugadores y analistas del sector, y que nosotros desde Ultimagame nos vamos a atrever a recordarles englobándolos en cinco consejos prácticos para que al final de esta generación estén por encima de la competencia, o al menos muy cerca de ellos a diferencia de Xbox One con respecto a PS4.

Política de precio agresiva


Como llevamos diciendo desde 2017, el precio de la nueva generación de consolas no puede superar en ningún caso los 449,99 € para no ser un auténtico suicidio de lanzamiento. Tras el lanzamiento de las generaciones anteriores sabemos que la inmensa mayoría de jugadores no se gastaría tanto en una consola por muchos motivos, como tener juegos a los que jugar de pasadas generaciones, saber que los primeros juegos de las nuevas no suelen estar a la altura o ser burdas conversiones con algo más de frames y resolución o incluso que las primeras consolas en salir al mercado suelen tener algún tipo de bug o error grave que a la larga pasa factura (la luz roja de 360, la luz blanca de PS3, comprarse una consola con cámara que no sirve para nada como en One...).

Cinco consejos a Microsoft para que Xbox Series X gane esta generación por encima de PS5 imagen 3


Solo un precio muy competitivo haría que muchos usuarios se lo planteen o se lancen a su compra durante su lanzamiento o su primer año. Sony ya ha dicho que su estrategia está en conseguir que el máximo número de jugadores posibles se pasen a la nueva generación durante los dos primeros años, lo que significa un precio agresivo de lanzamiento que puede estar incluso por debajo de los 449,99 €, aunque eso signifique vender por debajo de coste. Conociendo las características técnicas de PS5 se ve incluso más probable que el precio de su consola esté por debajo de lo que incluso pensábamos originalmente con esos 449,99€. ¿Qué puede hacer Microsoft para competir? Vender por debajo de coste y salir al mercado con un precio de 399,99 € o incluso inferior, lo que haría que estuviésemos hablando de ka consola más potente y cuando menos al mismo precio que la competencia, lo que sería un punto a favor muy importante para adelantarse en las ventas.

Grandes Juegos AAA de lanzamiento


Microsoft ha anunciado que Halo Infinite o Halo 6 como también se le conoce, estará de lanzamiento con su consola, y es un juego muy esperado para ver qué han conseguido los chicos de 343 Industries y comprobar si han corregido los graves errores de la entrega anterior, Halo 5. Sin embargo, si no llegan más juegos AAA con el lanzamiento de la consola que no sea posible jugar en ningún otro sitio más allá del PC va a ser complicado que el gran público acabe comprándose la consola. Juegos retrocompatibles, gamepass, o multiplataforma atraen a un pequeño número de jugadores a una consola, y son los exclusivos y AAA los que de verdad consiguen vender el hardware.

Cinco consejos a Microsoft para que Xbox Series X gane esta generación por encima de PS5 imagen 4


Puede que Sony no lance su consola con muchos exclusivos, quizás alguno y de PS4 con alguna mejora para PS5, lo que daría una ventaja significativa a Microsoft si consiguen poner en el mercado exclusivos que la gente quiera jugar. No hablamos de juegos indies que están muy bien y en muchos casos tienen una calidad, jugabilidad y adicciones superiores a los AAA, sino de juegos como Gears, Hellblade o Halo que son los que atraen al gran público (sin contar Forza que damos por hecho que vamos a tener nueva entrega). Los aficionados de Sony saben que cuentan con la promesa de poder jugar a muchas de estas grandes joyas exclusivas en el futuro, por lo que Microsoft tiene que poner en el mercado desde el primer momento varios de estos juegos, y además mostrar al gran público que en un futuro muy próximo veremos más de estos. El apoyo de las nuevas compañías adquiridas para el Microsoft Games Studios tiene que florecer ahora, no dentro de uno o dos años.

Ni tan siquiera tienen que ser juegos de sagas o franquicias que ya conocemos, pero sí de esos que entran por los ojos y que te hacen pensar que algo así es imposible en generaciones anteriores, y además, exclusivos para esta consola, ya que si puedo jugar en otras y esta también tiene exclusivos la decisión final está muy clara.

Varios títulos AAA exclusivos cada año


Igual que el punto anterior, Microsoft debe mantener esa tendencia durante todos los años de vida de su consola aunque esto signifique lanzar uno o dos grandes títulos exclusivos cada año y confiar en los third parties para el resto. Muchos jugadores quieren jugar a grandes juegos en la consola que elijan comprarse, y muchos acaban comprándose consolas con la simple promesa de que podrán jugar a algunos de estos juegos en un futuro. Basar sus esperanzas en juegos como Ori and the Blind Forest o su secuela, que son grandes juegos pero no son vendeconsolas masivos, o en franquicias como Forza que sí que venden consolas pero el público aficionado a los juegos de carreras no es masivo, es un gran error porque el público que compra una consola de videojuegos se acaba decidiendo por los grandes exclusivos de cada una de ellas, predominantemente de géneros como la acción, los shooters (en primera y tercera persona) y rol en última instancia, tanto los juegos que ya están en el mercado como las promesas de los que vendrán (hubo gente que se compró PS3 para poder jugar a Versus XIII...).



Las sagas como las de Gears o Halo, juegos como Banjoo Kazooie (pero de verdad, no un absurdo simulador de construcción de coches) o un nuevo Perfect Dark por parte de Rare (a la que no se le está sacando el rendimiento que debería) son grandes ejemplos de vendeconsolas a los que con el tiempo se le tienen que unir más juegos exclusivos de Ninja Theory, Obsidian y Double Fine Productions. Más acuerdos con otras compañías serían importantes para conseguir este tipo de apoyo, lo que nos lleva al cuarto punto.

Juegos de nicho de compañías japonesas


Asumámoslo: Muchos jugadores compran consolas de videojuegos por verse atraídos por la cultura japonesa y por poder jugar a clásicos, juegos o sagas, que jugaban cuando eran más pequeños en los salones recreativos o en las primeras consolas de 8 y 16 bits. También con esos jugadores nuevos que se ven atraídos por conversiones a videojuegos de manga y anime o, simplemente, por ser fans de estos y verse atraídos por su temática y/o estética. A Xbox One la han abandonado en este tipo de apoyo de estilo japonés, y el público al que le gusta este tipo de juegos les ha dado la espalda, lo que supone un porcentaje muy amplio de jugadores.



Hablamos de compañías como Bandai Namco Games, Square Enix, Spike Chunsoft, Nippon Ichi Software, Atlus... ¡Y ojo! No estamos diciendo que el público japonés vayan a comprar esta nueva consola en masa, ya que ese mercado está muy difícil de convencer y hay que ir haciéndolo muy poco a poco con el paso del tiempo (aún perdura la sombra de lo mal que EEUU se ha portado con Japón en el siglo XX por nombrar un solo factor en contra), sino para que el resto del mundo tenga más opciones y pueda disfrutar de muchos géneros de nicho en esta nueva consola. Y es que hay muchos juegos de estilo japonés que han acabado apareciendo en PC y no en Xbox One cuando la infraestructura es tan similar, y las librerías con las que se programa (principalmente DirectX) es la misma. Al menos hay que conseguir más apoyo de juegos aunque sea en digital.



Puede que Sony se haya adelantado (hay rumores) adquiriendo licencias de Konami para PS5, pero teniendo en cuenta lo mal que lo ha estado haciendo Konami durante los últimos años podría perfectamente haberse hecho con ella para formar parte de sus Microsoft Games Studios y hubiese contado de golpe y porrazo con un enorme catálogo de franquicias clásicas japonesas que todos queremos volver a jugar (Castlevania, Metal Gear, Contra, Silent Hill...). Si no es posible con Konami, al menos intentarlo con otras compañías japonesas para engrosar su catálogo de juegos de este estilo se nos antoja imprescindible para que muchos se lancen de cabeza a por esta consola.

La vuelta de clásicos remasterizados o en remake


Microsoft anunciaba que su Xbox Series X tendría algunas cosas muy interesantes como el Smart Delivery que permite poder jugar a juegos de generaciones anteriores sin pagar nada extra y con una jugabilidad y apartado técnico mejorados. Esto puede ser un gran acierto, pero a nuestro juicio se convierte también en un tiro en el pie para la compañía que hace que muchos jugadores no necesiten comprarse una nueva generación por poder seguir jugando a sus juegos en la actual, incluyendo juegos de todas las generaciones de Xbox con la retrocompatibilidad. Como decimos, es bueno y malo a la vez, y mientras muchos se frotan las manos pensando en poder jugar a un enorme catálogo de juegos pasados, la mayoría piensan que no necesitan comprarse una nueva consola para poder jugar a lo que ya han jugado con anterioridad. y estamos convencidos de que hay más jugadores del segundo grupo que del primero. ¿Cómo solucionarlo? Utilizando el Smart Delivery de forma %u201Cinteligente%u201D nunca mejor dicho.



Por un lado, apoyando a las compañías para que saquen muchas mejoras para sus juegos clásicos de forma que solo puedan aprovechar estas mejoras en la nueva consola, y no hablamos de mejor resolución, efectos gráficos o cargas más rápidas que ya de por sí incluye la consola, sino de nuevas opciones, nuevos personajes o nuevos niveles que atraigan a los jugadores a volver a jugar a estos clásicos pero en la nueva consola y de una nueva forma.

Por otro lado, convenciendo a estas mismas compañías a hacer remakes completos de sus juegos utilizando el juego original para que se vea completamente diferente. No hablamos de lo que hoy en día se considera remasterizar un juego y que en la mayoría de las ocasiones es simplemente jugar exactamente igual pero con consola actual para atraer a un nuevo público. Hablamos de cambios importantes, como son considerados los remakes y como hacen compañías como Pearl Abyss y su Black Desert Online o Electronic Arts y el cambio profundo de Anthem. Personalmente me viene genial poder seguir jugando a los juegos que ya he jugado en nueva consola para seguir disfrutando de estos, pero podría contar con los dedos de una mano a cuales quiero seguir jugando en un nuevo soporte por contar ya con uno en el que juego o por los que me compraría una nueva consola para verlos mejorados en frames, resolución y velocidad de carga de disco duro. Si me lo cambian lo suficiente, modelados de personajes, nuevas opciones, fases nuevas, nuevas armas, misiones adicionales o tantas cosas que se les puede añadir a un juego con un bajo coste, puede que me plantease volver a jugar a todos los que me gustaron de generaciones anteriores, y para eso sí que merece la pena una nueva consola.


¿Cuántos de estos cinco puntos se acabarán cumpliendo en el lanzamiento de Xbox Series X? Posiblemente muy pocos o ninguno, pero a buen seguro que de cumpilrlos todos haría que Microsoft tomase la delantera en la parrilla de salida en cuanto a venta en el número de consolas se refiere. Sony parte con ventaja de esta aún generación actual donde el público que ya tiene PS4 es muy superior al que tiene Xbox One, y la gente no cambia de hábitos fácilmente, por lo que su próxima elección va a ser PS5 a menos que Microsoft lo haga mucho mejor que en esta generación, donde muchos de sus fans se han sentido abandonados y defraudados. El Game Pass ayuda, y tener mejor consola a nivel técnico también, pero así solo no se consiguen ventas de consolas.
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios
Nuevas imágenes
Xbox Series (X y S)
Xbox Series (X y S)
Xbox Series (X y S)

Opinión: Esta son las características oficiales de la nueva Xbox para 2020

Opinión: Esta son las características oficiales de la nueva Xbox para 2020
El propio Phil Spencer, máximo responsable de Xbox, nos cuenta las principales características técnicas de su nueva consola, la Serie X, y deja clara su estrategia con el lanzamiento durante sus primeros meses de vida
No es ningún secreto. Llevamos meses escuchando este tipo de características como especificaciones iniciales, filtradas, o simplemente, con las que las compañías de desarrollo ya llevan varios meses trabajando con su kits de desarrollo. Aún así, una confirmación por parte del máximo responsable de la división de Xbox en Microsoft, Phil Spencer, ilusiona a muchos con la nueva máquina y también genera preguntas.

Características técnicas oficiales


Hablamos de una consola que dará un salto importante en potencia técnica con respecto a lo que hay en el mercado actualmente, al menos en cuanto a consolas se refiere, ya que en el mercado para PC tendremos antes del lanzamiento de las consolas nuevas tarjetas gráficas capaces de superar el número facilitado por Microsoft.

Opinión: Esta son las características oficiales de la nueva Xbox para 2020 imagen 1


- Procesador personalizado con arquitectura Zen 2 y RDNA 2 de AMD. Ofrece cuatro veces la potencia de procesamiento de una Xbox One y permite a los desarrolladores aprovechar 12 TFLOPS de rendimiento de GPU (unidad de procesamiento de gráficos), el doble que una Xbox One X, casi tres veces más que PS4 Pro, y más de ocho veces la Xbox One original.

- Sombreado de velocidad variable (VRS) que permite priorizar efectos individuales en personajes de juegos específicos u objetos ambientales importantes, dando como resultado teórico tasa de frames más estables y una resolución más alta.

- Raytracing acelerado por hardware vía DirectX que pondrá en pantalla iluminación más realista, reflejos precisos y un apartado sonoro mejor simulado.

- Almacenamiento SSD, es decir, discos duros mucho más rápidos que los actuales y que aceleran la carga de cualquier juego, fase o mapa casi como si ya estuviese en memoria, siendo casi instantáneos.

- Reanudación rápida, o lo que es lo mismo, guardar en memoria el estado de varios juegos justo por donde los hemos dejado, para volver a jugar sin necesidad de haberlos guardado, gracias en parte a los discos SSD y a la gran cantidad de memoria de la consola.

- Entrada de latencia dinámica (DLI) que optimiza las entradas y salidas de la consola con todo, desde las televisiones y monitores hasta los propios mandos y auriculares, haciéndolos mucho más rápidos y precisos.

- HDMI 2.1, que añade características a la conexión con nuestro monitor, televisor o sistema de sonido como el Modo de baja latencia automática (ALLM) que hace que los monitores y teles se configuren automáticamente en su modo de latencia más bajo, así como el VRR que sincroniza la frecuencia de actualización de la pantalla con la frecuencia de fotogramas del juego, manteniendo imágenes suaves y sin jaggies.

- Soporte para los 120 FPS, lo que hará que las compañías puedan soportar esta tasa de frames para poner en pantalla imágenes muy rápidas, aunque dudamos que haya muchas que lo utilicen, al menos con juegos AAA que intentarán aprovechar más el potencial gráfico a 4K y a 60 FPS.

Claves para el éxito, según Microsoft


Está claro que la potencia va a ser uno de los grandes reclamos de esta nueva consola de cara a su lanzamiento, pero para nosotros no es el más importante por varios motivos, entre otros porque PS5 será similar o incluso superior en ciertos aspectos (y en otros no). Si nos olvidamos del hardware (impresionante, eso sí, a falta de confirmación del precio del modelo básico), nos queda los puntos más importantes en los que la compañía americana va a basar su apuesta para atraer nuevos usuarios y mantener actuales.

Por un lado, la retrocompatibilidad puede ser muy importante para todos aquellos que no hayan disfrutado de alguna de las generaciones anteriores de Xbox. Poder disfrutar de la saga completa de Halo o Fable, o incluso juegos como Lost Odyssey o Blue Dragon para aquellos que no lo han hecho es un gran incentivo, así como haber tenido incluso una de estas consolas pero no haber podido jugar a muchos juegos por no tenerlos o teniéndolos pero por falta de tiempo y a los que ahora sí que puedes hincarles el diente.



El segundo punto es para nosotros mucho más importante y es donde Microsoft debería basar gran parte de su estrategia como es el Game Pass. A día de hoy, Sony sigue vendiendo como churros sus consolas y sus juegos, por lo que no necesita una estrategia agresiva de precios en sus juegos o máquinas, ni tampoco en modelos de negocio como éste. Muchos sonyers miran con envidia un modelo en el que poder pagar una cantidad mensual o anual por poder disfrutar de un enorme catálogo de juegos, muchos de ellos novedades e incluso disfrutarlos antes de su lanzamiento oficial si son first parties, por lo que si Microsoft consigue convencer a más compañías para seguir añadiendo sus títulos a este modelo (como Bandai Namco Games, por ejemplo), muchos usuarios preferirán esta consola de lanzamiento.

El tercer punto es la posibilidad de poder actualizar de forma gratuita algunos de estos juegos de Xbox One (o incluso 360, por qué no) gracias a la funcionalidad Smart Delivery, algo que puede ser tremendamente beneficioso para los usuarios si las compañías desarrolladoras lo utilizan de forma inteligente (y que hemos tratado de forma específica en este otro artículo.

El cuarto y último punto es, para nosotros y junto al segundo, el más importante de cara a la estrategia de éxito con esta nueva consola. Hablamos de las más de 15 compañías que forman parte de Microsoft Games Studio, y que a buen seguro traerán muchos juegos en exclusiva a esta consola (y PC) y entre los que podemos encontrar joyas como el nuevo Halo (Infinite), la nueva entrega de Gears (Gears 6) o Senua's Saga: Hellblade II, uno de los más esperado y que difícilmente veamos en día de lanzamiento de la consola.



Conclusión


Lo hemos dicho y repetido hasta la náusea: La potencia sin juegos no sirve de nada. En este sentido, Microsoft y su Xbox Series X están dispuestas de forma espectacular para esta nueva generación, y además van a ser acompañadas por buenas estrategias de cara al consumidor final, nosotros los jugadores, por lo que la pelota ahora están en el tejado de Sony en ver qué tienen bajo la manga para salir victoriosos una nueva generación.
Opinión: Sony guarda silencio con su PS5 por mantener una posición conservadora, y además porque de esta forma ya sabe los movimientos de su competencia directa y puede actuar en consecuencia

Todavía hay muchos que se preguntan por qué Sony aún no ha desvelado nada de su PS5 mientras que Microsoft sigue desvelando, poquito a poco, detalles de su estrategia y potencia de su nueva consola. Ya lo hemos dicho en otras ocasiones, y es que aún faltan varios meses en los que poder seguir vendiendo PS4, que no lo está haciendo nada mal aunque hayan caído en ventas con respecto a años anteriores. Pero quizás el detalle más importante es el de una estrategia de marketing muy conservadora (por llamarla de forma suave) en la que pueden ver cómo la competencia va desgranando su estrategia, medir la respuesta de mercados, analistas y usuarios, y poder así tomar decisiones sobre su próxima estrategia (básicamente, copiar lo bueno y mejorar lo malo). No sería la primera vez ni será la última, y mientras les funcione sin arriesgar como lo ha hecho durante muchos años atrás nada va a cambiar.

Está claro que Sony sabe desde hace muchos meses la potencia de la consola de la competencia, y ahora que se ha hecho oficial aunque de forma provisional tienen incluso más margen para la modificación de sus especificaciones. Phil Spencer confirma los 12 Teraflops mientras que extraoficialmente se hablaba de un número ligeramente inferior a ese, y aquellas compañías que ya tienen kits de desarrollo de PS5 hablan de una potencia ligeramente superior a nivel de capacidad de proceso, algo que no se va a notar en ningún juego ni aplicación salvo por aquellos a los que les gusta comparar números para sentirse bien. Con esto podrían aumentar la potencia, mantenerla cambiando algún que otro componente, o incluso sacrificarla para hacerla más asequible; todo es posible hasta que no comienza la producción en masa de las consolas.

Microsoft está en el punto en el que debe demostrar a todos (jugadores, aficionados, analistas, accionistas...) que van a ser líderes en esta generación y que quieren ir delante, por lo que su estrategia debe ser agresiva, y aún así tampoco lo está siendo demasiado a expensas de lo que haga Sony. Y es que si os dais cuenta no hemos visto juegos en movimiento, ni precios, ni fechas definitivas, ni más características técnicas ni de funcionalidad de las que se anunciaron hace ya algunas semanas solo que ahora oficialmente. Mientras tanto, Sony sigue callada, esperando hasta ver qué más averiguan, con qué más pueden jugar para que consola parta con ventaja en el lanzamiento en un intento por dar un golpe de efecto y que cuando presenten su consola lo hagan de una forma muy vaga en datos técnicos, mostrando alguno de los juegos que podrían acompañar a la consola en los primeros meses de vida, momento en el que comenzará el baile para ambas compañías y la diversión para sus seguidores.

José María Martínez García
CEO de Ultimagame
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios
Nuevas imágenes
Xbox Series (X y S)

Opinión: Analizamos el momento actual a falta de once meses para el lanzamiento de Xbox Series X y PS5 en potencia de hardware y juegos exclusivos durante sus primeros meses

Opinión: Analizamos el momento actual a falta de once meses para el lanzamiento de Xbox Series X y PS5 en potencia de hardware y juegos exclusivos durante sus primeros meses
Rumores sobre qué consola va a ser más potente, sobre cuál tendrá más juegos exclusivos de lanzamiento o cual parte con ventaja durante sus primeros meses de vida
A falta de once meses para el lanzamiento de las dos nuevas consolas que dominarán el mercado durante los próximos años, Xbox Series X y PS5, ya hay muchas voces que intentan posicionar sus preferencias a la hora de que el usuario final acabe comprando una u otra. Es imposible definir qué consola tendrá mejores juegos, e incluso en este punto aún es casi imposible definir qué consola tendrá más potencia técnica, ya que aún no están cerradas sus especificaciones. ¿Es posible que Xbox Series X no vaya a tener juegos exclusivos AAA durante sus primeros meses y PS5 sí? ¿Será Xbox Series X más potente que PS5 o viceversa? ¿Por qué Sony no ha mostrado nada más que su logo? Vamos a intentar responder a algunas de estas preguntas analizando el mercado actual, las fechas en las que estamos (enero de 2020) y lo que cada compañía ha ido haciendo durante los últimos años.

Potencia de las consolas. ¿Cuál será superior?


Aquí no vamos a entrar a comparar números, ni a hacer cábalas sobre qué consola venderá más o será mejor. Hace poco, el máximo responsable de la división gaming de Microsoft, Phil Spencer, argumentaba que Xbox Series X sería más potente que su competencia principalmente porque no querían partir con desventaja como ocurrió con Xbox One, asegurando además que esta había sido la principal razón por la que PS4 había vendido más que su consola (lo cual es más que falso).

Está claro que después de anunciar sus primeros números, Microsoft parte con ventaja en ofrecer un hardware de más altas prestaciones, y que muy probablemente significa que esta máquina va a ser más potente a nivel de número de operaciones por segundo (TFLOPS), aunque todavía falta por saber la memoria gráfica o principal y la potencia y efectos de su chip gráfico. En Microsoft están convencidos de que el público prefirió PS4 a One por la potencia, lo que significa que su hardware va a ser más potente y también más caro de fabricar, y esto les puede hacer perder mucho dinero si sacan una consola más cara y la ponen en el mercado al mismo precio que la competencia, como seguro pasará si quieren tener posibilidades de vender, ya que sería mucho peor si la ponen más cara aunque sea más potente para no perder dinero.

Opinión: Analizamos el momento actual a falta de once meses para el lanzamiento de Xbox Series X y PS5 en potencia de hardware y juegos exclusivos durante sus primeros meses imagen 1


¿Por qué Sony aún no ha enseñado nada de su consola ni ha dicho qué potencia tendrá? Sencillamente, porque aún no tienen un modelo definitivo. Esto no es nuevo y se lleva haciendo mucho en anteriores generaciones. Distribuyen un kit de desarrollo con unas especificaciones estimadas para que las compañías trabajen en sus juegos y a medida que se acerca el momento de la fabricación de los modelos definitivos varían algunas de sus características para acercarla más a lo que las compañías necesitan, añadiendo memoria o forzando sus megaherzios. Personalmente dudo que PS5 vaya a ser inferior que Xbox Series X, y apostaría a que será incluso superior en algunas características, bien en posibilidades de juego, memoria de vídeo o capacidad de proceso. A falta de varios meses para comenzar la producción en masa aún están a tiempo, y lo más probable es que no quieran hacer un hardware muy caro, pero si los third parties se quejan de una gran diferencia de potencia, Sony entrará y hará modificaciones.

Opinión: No me parece un movimiento demasiado inteligente por parte de Microsoft. Ya os hemos contado en varias ocasiones que el problema de Xbox One con respecto a PS4 no fue ni mucho menos su potencia, sino anunciar que no se podrían vender juegos de segunda mano, ser 100 € más cara que la competencia y obligar al usuario a comprarse una cámara que, finalmente, no se ha utilizado en ningún juego prácticamente estafando a todos aquellos que (me incluyo) nos la compramos de salida (sin contar con querer cobrar por la venta de segunda mano). Y digo que no me parece un buen movimiento no de cara al usuario, sino a nivel corporativo porque pueden perder mucho dinero vendiendo un hardware por debajo de su precio, algo que es habitual en el mundo de los videojuegos, pero no por ello que puede hacerles perder grandes cantidades durante los primeros años hasta que el hardware sea rentable.



Aún así, aprovechar una mayor potencia le puede dar cierta ventaja, no para los primeros juegos que ya sabemos que no aprovechan el hardware sino cuando hayan pasado algunos años, siempre y cuando las herramientas de desarrollo sean lo suficientemente sencillas como para que las desarrolladoras no encuentren complicaciones en sacarles provecho. En casi ninguna de las generaciones anteriores hemos visto ninguna consola que siendo más potente (N64, Xbox original, PS3) haya sido la que haya vendido más, y es que si lanzas un hardware muy potente al que es difícil sacarle partido, las compañías no lo consiguen, se frustran y hacen versiones pobres o, directamente, abandonan el formato. PS3 lo consiguió al final gracias a una estrategia muy agresiva de precios y al PLUS, cuyos regalos durante los últimos años atrajo a un número enorme de usuarios, y eso sin contar con el público japonés que tiene defenestradas las consolas de Microsoft.

Juegos exclusivos de lanzamiento: ¿Quién tendrá más?


Para nada un catálogo de juegos exclusivos de lanzamiento define las ventas de una consola. El público fiel, el fanboy, es el público principal (no único) que se compra una consola de lanzamiento, y ya le pueden vender refritos, remasterizaciones, o juegos de dudosa calidad que acabarán comprándosela debido principalmente a dos factores:

a) Ya tuvo una generación anterior y guarda un gran recuerdo y cariño a la marca y sus juegos.
b) La promesa de algunos juegos futuros que solo podrá jugar en este formato.

Estos son también son factores para el resto de público, pero también se suele mirar los juegos de lanzamiento para saber con qué se la va a comprar, los servicios que ofrece (como retrocompatibilidad) o el precio.

Un buen ejemplo de que los juegos de lanzamiento no suelen ser un factor importante en la venta está en esta misma generación, con PS4 y One, donde la consola de Microsoft tenía a priori un mejor catálogo de exclusivos de lanzamiento:

Juegos de lanzamiento de Xbox One


- Ryse: Son of Rome (técnicamente envidiable incluso a día de hoy, y aunque jugablemente no estaba mal era muy planito y muy corto).
- Dead Rising 3 (muy bueno, realmente divertido y cooperativo).
- Forza Motorsport 5 (el mejor juego de conducción del momento).
- Crimson Dragon (la esperada continuación de Panzer Dragoon, muy divertido aunque nada jugable con Kinect).
- Killer Instinct (Un gran juego de lucha 2D con un buen acabado técnico).

Juegos de lanzamiento de PS4


- Killzone: Shadow Fall (un despropósito de FPS aburrido aunque técnicamente muy bueno en algunas zonas).
- DriveClub (llegó a ser un buen juego con la versión gratuita, pero dejaba mucho que desear en su lanzamiento siendo de pago).
- Knack (juego de plataformas que no destaca en ninguno de sus apartados).

Opinión: ¿Importa entonces los lanzamientos iniciales? Muy poco, la verdad, aunque sí que hará que cierto público se compre una u otra. Aquí puede Sony tener cierta ventaja porque hasta hace poco contaba con más estudios de desarrollo trabajando en exclusiva y algunos de ellos ya llevan varios años haciendo cosas para PS5. Por su parte, Microsoft ha jugado muy bien las cartas de su futuro haciéndose con una gran cantidad de compañías que le reportará grandes títulos más adelante. Aún así, estas adquisiciones se hicieron en su mayoría entre 2017 y 2018, y teniendo en cuenta que un juego AAA tarda entre 3 y 5 años en ser desarrollado, y algunas acaban de lanzar sus últimos lanzamientos o están a punto de hacerlo, hablamos de que veremos estos juegos entre 2021 y 2022.

Opinión: Analizamos el momento actual a falta de once meses para el lanzamiento de Xbox Series X y PS5 en potencia de hardware y juegos exclusivos durante sus primeros meses imagen 2


Quizás éste es el motivo por el que algunos se aventuran a decir que PS5 tendrá más juegos de lanzamiento, y es muy probable que así sea. Por ejemplo, los creadores del remake de Shadow of the Colossus (Bluepoint Games) han anunciado que están con otro remake que encantará a los fans y que será para PS5 y que llevan desde 2018 con él, así que puede que esté listo para los primeros meses de la consola. Aún así, no olvidemos que Halo: Infinite aterriza con la consola el mismo día y es uno de los grandes esperados para este 2020, y a buen seguro que no será el único exclusivo.

¿Por qué Sony no dice ni enseña nada de su PS5?


Esta es, posiblemente, la pregunta más fácil de contestar de todas. Hablar en exceso de un hardware que aún no ha salido a la venta y para el que falta casi un año para salir a la calle es simplemente tirarse piedras sobre su propio tejado. Aún queda un año completo para que aparezcan en noviembre las nuevas consolas, y este año es un año de ventas para su hardware actual, PS4 y PS4 Pro, que siguen vendiendo muy bien por cierto. Cada poco tiempo, Sony desvela alguna pequeña información sobre la nueva consola, su mando, su disco SSD, su espectacular logo (modo ironía: on) o que tendrá RTX por hardware, detalles ínfimos para que la gente no se invente cosas sobre sus características (aunque eso sigue y seguirá pasando), y mantener contentos a algunos fans que necesitan saber algo cada poco tiempo.



De hecho, las ventas de las consolas de Microsoft, Xbox One, Xbox One S y Xbox One X, no han sido nada buenas estas navidades a pesar de que tenían ofertas con su modelo digital que casi lo regalaban con las magdalenas. Mucha gente quiere la PS4 aún, y decir que ya tienen lista una nueva consola para dentro de unos meses hubiese hecho que mucho de estos usuarios no se la fueran a comprar, por lo que es lo mejor que se puede hacer, incluso mostrar el logo que todos ya sabíamos aunque haya algunos a los que les ha parecido una broma de mal gusto. En unos días saldrán las ventas de juegos de estas navidades, y la versión de PS4 de Call of Duty Modern Warfare va a estar muy arriba, siendo uno de los grandes vencedores de estas navidades.

¿Y cuándo lo harán? ¿Cuándo nos enseñarán algo? Hay rumores que apuntan a que empezaremos a ver algunas cosas en febrero y marzo, aunque muy probablemente tendremos que esperar más para conocer detalles en profundidad, y los próximos meses solo se seguirán mostrando pequeños detalles sin demasiada importancia para callar y mantener contentos a sus fanboys. El año pasado no asistieron al E3 2019, y les ha seguido yendo muy bien, por lo que es más que probable que tampoco vayan este E3 2020, y aún así por los meses de verano será cuando sepamos mucho más de la consola, y más cerca de otoño conoceremos características, modelos (creemos que habrá más de uno a la venta el primer día) y precios (como os llevamos diciendo casi hace tres años, uno por unos 449 € más básico y otro por los 499 € con más disco duro). ¿Y en cuanto a Microsoft? Muy mal lo harían si lanzan un producto más caro aunque sea más potente, aunque dependerá de los servicios que ofrezca y de si ofrecen algún juego como pack para paliar el aumento de precio.

Opinión: Analizamos el momento actual a falta de once meses para el lanzamiento de Xbox Series X y PS5 en potencia de hardware y juegos exclusivos durante sus primeros meses imagen 3


Servicios: ¿Qué consola ofrece los mejores?


Uno de los detalles más importantes a la hora de vender una consola para el que no es fanboy son sus servicios, y aquí creemos que Microsoft parte con una ventaja enorme con respecto a Sony, y que si lo venden bien podría ser definitivo para ganar la batalla por tener la consola más vendida durante los primeros meses de vida, aunque Microsoft no parece saber hacerlo si nos fijamos en todo lo que lleva haciendo en los últimos años.

Opinión: Analizamos el momento actual a falta de once meses para el lanzamiento de Xbox Series X y PS5 en potencia de hardware y juegos exclusivos durante sus primeros meses imagen 4


Ambas consolas van a ser retrocompatibles con generaciones anteriores, Microsoft con todas sus generaciones y Sony mínimo con PS4 y aún está por ver sin con alguna más. Sin embargo, el Gamepass puede hacer que muchísima gente se compra Xbox Series X, ya que a día de hoy muchos usuarios de Xbox One ya están suscritos y por más de un año, y Microsoft seguirá añadiendo juegos a este catálogo, no solo de One (recordemos que es compatible), sino también de la nueva generación, así que solo habría que comprarse una consola y pagar una suscripción que, además, está muy bien de precio para tener un catálogo envidiable desde el día 1. Microsoft ha asegurado además que no subirán el precio del Gamepass en el futuro, y si vemos que todos los juegos de los first parties están en el gamepass, ¿qué aficionado de Halo no se comprará la consola y pagará la suscripción para jugar desde el primer día?

Tengamos en cuenta que todas esas compañías que ha comprado en los últimos años nos ofrecerán exclusivos y segundas partes de juegos que ya hemos jugado y nos han gustado incluso en otras consolas (Hellblade: Senua's Sacrifice, The Outer Worlds, Ori and the Blind Forest...)

Opinión: Analizamos el momento actual a falta de once meses para el lanzamiento de Xbox Series X y PS5 en potencia de hardware y juegos exclusivos durante sus primeros meses imagen 5


Opinión: Si nos seguís, sabéis que llevamos mucho tiempo diciendo que Microsoft ha estado dilapidando a los usuarios de Xbox One durante mucho tiempo a medida que construía el futuro de su nueva generación, y esto es precisamente lo que vemos aquí. Microsoft parte con una gran ventaja en servicios para el jugador, con compañías, ya que el Gamepass está muy por encima de PlayStation Now y la retrocompatibilidad es también más amplia con más juegos y más consolas que seleccionar. Aparte, la situación de sus nuevas compañías que forman parte de Microsoft Game Studios, todas esas que ya tienen juegos en el mercado en Switch o PS4, es una situación también muy ventajosa para ellos, ya que si jugaste a Hellblade (por ejemplo) y te gustó, o juegas la segunda parte en PC o tienes que comprarte una Microsoft Series X.

Conclusión: No está nada decidido


A priori, en su lanzamiento Microsoft parte con ventaja con respecto a Sony. Si os habéis fijado, no hemos hablado sobre franquicias existentes, que decanta y mucho la balanza a la larga, ni de que podrías jugar a muchos juegos de la anterior generación mejorados mediante parches con más resolución, mejores texturas y más tasa de frames (Final Fantasy VII Remake, The Last of US II, Ghost of Tsushima...). Nos hemos basado en los primeros meses de vida de las consolas. Y decimos a priori porque todo puede cambiar con un mal marketing o alguna decisión arriesgada como las que tomaron en Microsoft con One. También el precio puede definir mucho las ventas iniciales, y es que una consola más potente también es indudablemente más cara, y aquí las compañías tienen que jugar muy bien sus bazas. Una consola menos potente es más barata de fabricar, y si Sony tiene esta consola podría lanzarla sin perder dinero, pero también por debajo de su coste para hacerse con una mayor cuota de mercado durante los primeros meses.

A falta de casi un año para el lanzamiento, y aún algunas semanas para que sepamos más detalles de ambas consolas, el futuro sigue siendo incierto y la última palabra la tenéis, como siempre, los usuarios/gamers
Sé el primero en dar tu opinión
Este artículo aún no tiene comentarios
Nuevas imágenes
Xbox Series (X y S)
Xbox Series (X y S)
Xbox Series (X y S)
Juego relacionado con: Xbox Series (X y S)