Destiny 2

Juego para PlayStation 4, Xbox One, PC, Google Stadia, Xbox Series X y PlayStation 5
Aquí podrás encontrar todos los detalles sobre DLC: Más allá de la luz - Opinión de su quinta gran expansión de Destiny 2, cómodamente recopilados y ordenados en un único sitio.

DLC: Más allá de la luz - Opinión de su quinta gran expansión de Destiny 2

Un artículo de opinión de José María Martínez García
Con mucho retraso, pero hemos podido disfrutar de la quinta gran expansión de Destiny 2, y de la que ya se había ido poniendo los cimientos en Bastión de Sombras, y especialmente en temporadas anteriores del año 3, donde conocimos algunas de las intenciones del nuevo poder que estaba por llegar, la Oscuridad, esa que tenemos que aprender a dominar. Esta opinión la vamos a dividir en diferentes apartados para que, sin spoilers, podamos ahondar en todo lo que tiene que ofrecer y nuestra crítica al nuevo DLC.

Historia

Contenido de pago

Como ya ocurrió en Bastión de Sombras (cuarta expansión), todo lo que es la historia de Más Allá de la Luz y sus misiones entran dentro del contenido de pago, por lo que si queremos conocer en profundidad lo que acontece, los enemigos a los que nos enfrentamos y sus motivaciones deberemos pasar por caja. Aquí conoceremos a una nueva enemiga mortal, Eramis, una Caída que intenta dominar el poder de la oscuridad y dar a su ejército la potencia necesaria para acabar con la humanidad. Recordamos que en Bastión de Sombras, unas extrañas pirámides llegan a diversos planetas como antesala de la nueva llegada de la Oscuridad (reverso tenebroso), supuestamente enemiga de la Luz (la fuerza), y que venían a ofrecernos un nuevo poder aún más intenso que el que ya teníamos. Ahora, la historia principal nos guía por este nuevo poder para enfrentarnos a unos enemigos que ya lo dominan.

Personalmente creo que la historia se centra demasiado en este nuevo poder, la oscuridad, y deja de lado muchos elementos interesantes como los personajes que en ella aparecen como el propio Variks, viejo conocido de Destiny 1 y Los Renegados, aunque en especial de la extraña desconocida y su procedencia (la averiguamos al final pero de la que no se dice nada). Las dos expansiones anteriores también me parecen mucho más épicas a nivel de historia en su conjunto. Bastión de Sombras resultaba ser muy épico, especialmente en muchos momentos en la Luna con las batallas de Pesadillas o algunas ubicaciones del propio Bastión de Sombras, así como en la anterior expansión, Los Renegados, que también tenía una historia más épica con ese inicio en el Presidio de los Ancianos o la visita a la Ciudad Onírica por ejemplo.

Puede que el ser el inicio de una nueva trama hayan querido basarse mucho más en comentar todo este nuevo poder que ganamos, pero cuando terminas la historia te quedas un poco como pensando que te falta algo más que te haga sentir el héroe de la historia.

2 nuevas ubicaciones

Contenido gratis

- Europa
- El Cosmódromo

Ya os contamos en su momento lo que nos parecía que se eliminasen lugares a visitar en Destiny 2 con todas sus misiones y objetivos. No es un gran acierto porque, en principio, sus creadores decían que el motivo principal estaba en aligerar la carga de trabajo para que las nuevas expansiones, contenidos, y temporadas, fuesen más completas. Aún está por ver, aunque sí que hemos visto por primera vez desde que se creó la saga en 2013, bugs, glitches y fallos incomprensibles como desaparición y aparición de enemigos en pantalla, por lo que de momento la cosa no promete. Aún así, todo el nuevo contenido, la historia, y sus nuevas ubicaciones, viene a ampliar bastante el juego especialmente si juegas en modo gratuito, que parece que es el objetivo principal de la compañía de cara a un futuro inmediato.

En cuanto a los nuevos destinos, El Cosmódromo vuelve al juego con una estructura idéntica a la vista en Destiny 1, lo que es bueno y malo. Por un lado, los nuevos jugadores pueden ver el inicio de su propio guardián y construir su historia desde cero, lo cual mola mucho si no has jugado al primero poder ver esta zona y sus enemigos. De hecho, contamos con un asalto nuevo en esta zona que no teníamos en el primer Destiny, lo que también es bueno como factor sorpresa, aunque la sensación en todo momento es la de que ya hemos estado aquí y sin demasiados cambios, por lo que para millones de jugadores que disfrutaron de la primera parte no va a ser tan bueno, especialmente con la premisa de eliminar ubicaciones para tener menos que actualizar y corregir y poder hacer contenido original.

En cuanto a Europa, la luna de Júpiter, sí que es un lugar original muy amplio aunque también muy vacío. Puede que sea el lugar más abierto de todos los que hemos visitado hasta ahora, y que cuenta con algunas nuevas instalaciones de Exociencia des Bray (como en Marte) que nos llevan a zonas más cerradas y peligrosas con algunos de los enemigos más duros del juego. Se puede decir que toda esta expansión sigue muy de cerca los mismos preceptos, y en cuanto a sus escenarios pasa lo mismo en el sentido de no ser nada espectaculares, excepto quizás en la incursión, donde sí que vamos a ver algunos lugares muy llamativos. Quizás, la mayor novedad esté en ciertas tormentas de hielo que nublan la visibilidad por unos minutos que es algo que no habíamos visto hasta ahora en ningún lugar del Sistema Solar conocido, y que puede dar mucho juego como eventos dinámicos en un futuro si deciden aprovecharlos, no solo aquí sino también en cualquier otra ubicación del juego.

Novedades jugables

Contenido gratuito
Posiblemente la mayor novedad en toda esta expansión esté en las mecánicas de juego, para bien y para mal, ya que vamos a tener algunos cambios interesantes en nuestros personajes, interfaces, y en la gestión de nivel por ejemplo. El más grande está en la posibilidad de usar una nueva clase, la Oscuridad, que se une a las ya conocidas de Arco, Vacío y Solar. En las misiones de historia nos cuentan cómo surge y cómo vamos consiguiendo este poder, y la mecánica de uso da mucho juego ya que no podemos seleccionar la clase como tal, sino que teníamos que esperar momentos concretos para usarla y hacerlo de forma indefinida. Sin embargo, una vez adquirida la habilidad se trata de una clase más que podemos seleccionar y usar cuando queramos como las otras tres, quizás un tanto extraña y que parece tener menos poder a todas luces que las anteriores. De hecho, lo normal es que ni se seleccione en muchos momentos por tener un uso extraño asociado al hielo, creando barreras y congelando enemigos, por lo que parece más una clase de apoyo que de ataque o defensa cuyo uso principal está en poder congelar e inmovilizar enemigos mientras que el resto les hacen daño o crear barreras para evitar impactos directos. No es nada malo en absoluto, aunque sí que su uso se va a restringir especialmente a ciertas escuadras para misiones más complicadas, como sectores perdidos legendarios, o quizás en incursiones y poco más, dejando de lado a esos jugadores solitarios que juegan misiones y asaltos vía matchmaking cumpliendo los objetivos de cada temporada y que nos consta que son legión.

En cuanto a interfaces y menús en general también, hemos visto algunos cambios, quizás con el objetivo de que esta expansión marque también visualmente una nueva época dentro del juego y que se parezca más a un Destiny 3 que a una simple expansión. La agrupación de triunfos separándolos entre antiguos y nuevos, mostrar el nivel de temporada sobre la cabeza de cada jugador, añadir mucho más lore que se va obteniendo conforme vamos haciendo misiones, y una estructura nueva para leerlos e ir coleccionándolos todos son algunos de los ejemplos. Al final, el cambio tan drástico que muchos nos imaginábamos que iba a suponer esta nueva expansión no ha sido tal,quizás porque está más previsto para próximas actualizaciones o para nuevas temporadas antes de la llegada de la nueva actualización de pago. Aún así, resulta ligeramente refrescante poder usar algo que no hemos usado en ninguna de las entregas o expansiones anteriores de este universo, y que de hecho parece tener un enorme recorrido por delante.


Versión para PS5 y Xbox Series: Cambios

Actualización gratuita

Desde el día 8 de diciembre de 2020 hemos tenido una actualización gratuita que no es tal, sino más bien la descarga completa de más de 60 GB de las versiones de nueva generación para PS5 y Xbox Series, y que mejoran ligeramente la calidad técnica del juego. Lo que hemos podido probar está en resolución a 4K en pantalla (obvio) y texturas, 60 FPS en todos los modos de juego incluyendo historia, exploración libre, asaltos, mazmorra, incursión y Gambito, y 120 FPS en el modo competitivo Crisol. Al igual que el resto de la crítica, tiene cosas positivas y negativas en todas partes. Para empezar, lo que hace esta actualización/nueva descarga está en equiparar la experiencia a lo que hasta ahora los usuarios de PC han podido disfrutar, lo cual no está nada mal en todos los sentidos. Sin embargo, la diferencia no es tan grande como cabría esperar y se nota mucho si has jugado en el modo compatible en tu nueva consola y después lo has probado también con esta descarga.

Por ejemplo, los 120 FPS casi no se notan más allá de un ligerísimo aumento de la suavidad de movimiento, lo cual es lógico teniendo en cuenta que un aumento de velocidad como en otros juegos supondría una enorme ventaja para estos jugadores con respecto a los usuarios de PS4 y Pro en el caso de Sony, y de One, One X y Series S en el caso de Microsoft. Curiosamente, también hay reflejos en tiempo real en ciertas zonas, creemos que por haber activado el RTX en momentos concretos, y es muy curioso porque cuando pasas por algún charco o agua se ve reflejado todo el entorno en tiempo real y canta mucho, pero tras la sorpresa inicial dejas de prestarle atención a esos reflejos. Además, ni tan siquiera está activo el RTX en todas partes, motivo por el que pensamos que no lo han promocionado tanto como otras funcionalidades.

Por lo demás, es tener una mayor suavidad en los movimientos, cargas más rápidas aunque no demasiado si las comparamos con el modo compatible que ya eran mucho más rápidas en las nuevas consolas sin necesidad de este parche aunque sí que son extremadamente más rápidas si las comparamos con las anteriores consolas. Una buena actualización que hace que el juego luzca igual pero mejor y algo más suave.

Asaltos

Contenido gratis: La deshonra (en el Cosmódromo)
Contenido gratis: La Vía de Cristal (en Europa)

Dos nuevos asalto a la rotación para conseguir nuevo equipamiento, y que además resultan ser originales, uno en cada nueva zona (considerando el cosmódromo como nueva). Por un lado tenemos La deshonra, que no añade demasiada novedad ni complejidad a lo que ya conocemos como el típico asalto de ir superando zonas de enemigos sin demasiada dificultad. Por otro lado tenemos la Vía de Cristal y que sí que tiene un trozo que cuenta con alguna novedad jugable. No es excesiva, pero hay una zona donde es difícil de superar por tener a gran cantidad de enemigos en zonas superiores mientras que siguen llegando drones y oleadas de enemigos que lo complican todo mientras tenemos que permanecer en el interior de un círculo para conseguir abrir la puerta de turno. Aquí quizás se nos queda un poco corto el juego teniendo en cuenta que se han eliminado varias zonas que tenían asaltos y solo se han añadido dos, por lo que las rotaciones para conseguir mejor equipamiento peca en exceso de repetición de estos dos. Hubiese estado mejor tener más novedad, o incluso una mayor dificultad general en ellos para hacerlos más intereantes.

Incursión


Contenido de pago: Cripta de la Piedra Profunda
Una nueva incursión también se une a este nuevo contenido descargable que solo pueden disfrutar los que hayan comprado la expansión. Se trata de la Cripta de la Piedra Profunda, ubicada en el interior de las Instalaciones Clovis Bray en Europa, el nuevo destino, y es una nueva zona que sigue los pasos marcados por anteriores incursiones de otras expansiones. De lanzamiento (ya sabemos que esto varía con el tiempo), esta raid tendrá un límite de poder de luz de 1230 por personaje, es decir, que si llegamos con más poder no va a servir de nada.

Consta de cuatro fases diferenciadas con cierto nivel de complejidad, especialmente por la dificultad de los enemigos y la cantidad de los mismos. La primera es llegar a una zona y superar el nivel de seguridad de la cripta, y que viene a ser un modo horda en el que debemos acabar con varias partes del escenario que se abren y se cierran mientras acabamos con interminables hordas de enemigos, con mucha cantidad de Agujones buscadores (los explosivos) y capitanes que nos asaltan. Una vez superada la seguridad pasamos a la siguiente parte.

En esta sí que hay un par de elementos curiosos que no vamos a desvelar y en la que tendremos que vencer a Atraks-1, una Exo caída, y cuyo diseño es bastante original y recuerda ligeramente en su diseño a una de las fases en Halo 2, con diversas puertas que comunican entre sí y por donde salen gran cantidad de enemigos.

La tercera fase es similar a la segunda, aunque aquí sí que tendremos que utilizar ciertos objetos que aparecen en los extremos del mapa y que nos permiten poder bajar el escudo del enemigo de turno al que nos enfrentamos, Taniks, al que nos enfrentamos por primera vez. Una de las novedades está en los terminales de aumento, un sitio donde podremos meternos tras disparar a sus interruptores ubicados en las paredes y que nos eleva la potencia de fuego.

La cuarta parte es, posiblemente, la más original de todas y que nos ha recordado mucho a una de las partes de La Cámara de Cristal, una de nuestras incursiones favoritas de Destiny 1. Mucha oscuridad y carreras, algunas plataformas y tener que enfrentarse a otro enorme enemigo que nos lo va a poner complicado, Taniks La Abominación, al que en esta ocasión nos enfrentamos montado en una enorme maquinaria que dispara enormes proyectiles, y que resulta ser el enemigo final de la RAID.

Se podría decir que esta incursión no está tan elaborada como otras vistas anteriormente, donde hay que averiguar muchos detalles que hay que hacer, y que parece que se han centrado más en la idea de poner a muchos enemigos en pantalla para que resulte sencillo morir. Hay otras incursiones así, por supuesto, pero uno de los detalles más llamativos de toda incursión además de su enorme dificultad suele estar en averiguar lo que hay que hacer o experimentar, y en este caso sigue muy de cerca el resto de esta expansión en el sentido de ser muy continuista. De hecho, es incluso más sencilla de superar con un equipamiento clásico y con cualquiera de las tres clases iniciales del personaje (vacío, solar o arco) más que la nueva clase de Oscuridad.

Opinión final

Ni frío ni calor... Cero grados centígrados. Sinceramente, Bungie nos ha vendido esta expansión con la eliminación de los contenidos para meter más contenido novedoso, más cambios en las mecánicas de juego, más novedades generales y más historia que venía precedida con las anteriores temporadas, que la idea general era la de que nos íbamos a encontrar con algo muy destacable. Quizás, el problema principal haya venido de su propio marketing, con el que nos han ido vendiendo el inicio de algo totalmente nuevo y que, finalmente, ha resultado ser un poco lo mismo que habíamos visto hasta ahora. Y es una lástima que hayamos visto atisbos en expansiones anteriores de cosas realmente llamativas, como una misión concreta en Bastión de Sombras completamente de infiltración y sigilo, o muchos saltos y plataformas en la anterior expansión, Los Renegados.

Como digo, la sensación es la de que han querido plantear el inicio de una nueva historia en esta expansión creando todos los antecedentes del nuevo poder que se conoce como la Oscuridad, y se han dejado en el tintero muchos elementos que sí que hemos visto en anteriores expansiones. Por ejemplo, los enemigos principales a los que nos enfrentamos casi no tienen líneas de diálogo y parece todo muy genérico, algo así como ser muy poderoso y no vas a poder conmigo, y luego nos enfrentamos a ellos y los vencemos a la primera sin ninguna dificultad y sin tan siquiera llevar a un personaje extremadamente poderoso, creando la sensación de que te quedas sin historia y sin nuevos lugares a los que ir a las primeras de cambio, dejando exclusivamente todo el desarrollo gratuito (repetición de las mismas misiones una y otra vez para tener más poder) como único recurso. Como digo, algo así no está mal si no se paga por ello, pero la parte de pago queda muy entredicho por culpa de esto, de la falta de algo épico, de enemigos que resulten un desafío, o de más duración en la historia principal. Es como si la opción de pago quedara solo para explicarte el motivo por el que, al final, tienes una clase nueva.

Sé perfectamente que el objetivo de esta nueva expansión es a largo plazo, y que se basa en plantar las semillas para las próximas tres temporadas en las que tendremos nuevas misiones y una historia aún más extensa. El problema principal, al menos hasta ahora, es que este tipo de historias y misiones de anteriores temporadas de cada expansión han sido cortas y sin demasiada novedad, por lo que da la sensación de que lo que pagas se queda justo en lo que acabamos de hacer nada más salir a la calle. Tenemos la incursión que es de pago, y tenemos las misiones de historia que también lo son, pero no parece que justifique demasiado el modelo actual que Bungie quiere imponer en Destiny 2. Es como si el modelo free-to-play fuese suficientemente rentable (que, más que probablemente, lo sea) y pagar por tener estos dos elementos es solo la excusa para tener un poquito más, pero que quizás este poquito es demasiado poquito y el modelo debería ser completamente de free-to-play para dejar que todo el mundo pueda disfrutarlo al completo con micropagos. Cinco horas de historia y otras tantas quizás hasta conseguir el poder necesario para la incursión, siempre que tengas un clan o una escuadra de hasta seis personas. Parece insuficiente, y tendremos que esperar hasta poder ver en el resto de temporadas si justifica la compra de esta expansión, o si por el contrario habría que empezar a plantearse volver a cambiar de modelo a uno completo de microtransacciones.

No nos malinterpretéis; Más Allá de la Luz cumple con sus objetivos, ofreciéndonos más historia, asaltos, pronto una nueva mazmorra, mucho lore, muchos secretitos de los que ya estamos acostumbrados y muchas misiones con el clásico estilo del juego. Quizás el único problema que le vemos es no tener más elementos originales, una historia un poco más épica, más fases de plataformas de las que nos gustan, o incluso alguna fase de infiltración como vimos en la expansión anterior. Está bien, pero las anteriores dos expansiones están quizás a un nivel superior.
Sé el primero en dar tu opinión
Esta noticia aún no tiene comentarios
Vídeos
Temporada de las profundidades
Vídeo de Temporada de las profundidades
Nos vamos de pesca en Destiny 2
Comprar Destiny 2
Precio de Destiny 2 para PS4, One, PC, Stadia, Xbox SX y PS5
Compara los precios de Destiny 2 para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Destiny 2 a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos

Análisis

Esperábamos mucho de Destiny 2, y Bungie ha sabido darnos mucho de eso que esperábamos. La historia está muy trabajada y ha mejorado una barbaridad con respecto a la primera parte, siendo incluso mejor que El Rey de los Poseídos...